Viernes 20.07.2018

FRANCISCO GIMÉNEZ, RESPONSABLE DEL DEPARTAMENTO DE EXPORTACIÓN DE ILMÉX

"Nuestra producción de puntos de luz uniría Puente Genil con Moscú"

Francisco Giménez, es el responsable del departamento de Exportación de Ilméx, del Grupo Ximénez
Francisco Giménez, es el responsable del departamento de Exportación de Ilméx, del Grupo Ximénez
"Nuestra producción de puntos de luz uniría Puente Genil con Moscú"

Francisco Giménez puede considerarse como el 'Amancio Ortega cordobés' en el mundo de la iluminación. De cuatro bombillas en una pequeña estructura para alumbrar su tienda de electrodomésticos de Puente Genil durante la postguerra española, Iluminaciones Ximénez -ya Ximénez Group, presente en más de 40 países de los cinco continentes- ha pasado a formar parte del escaparatismo de la prestigiosa joyería Tiffany & Co. en la Quinta Avenida de Nueva York, o a realizar el árbol de navidad más alto de Latinoamérica instalado en la capital de El Salvador (San Salvador), así como la luminaria decorativa que se vende para los hogares en multinacionales del bricolaje.

Francisco Giménez 3

Sus herederos, hijos y ya sus nietos han continuado en el negocio convirtiendo una pequeña empresa pontanesa en líder mundial en el sector. "Pero ya no nos llaman sólo para que iluminemos las calles, nos piden que los montajes sean una oferta más para el turismo", confiesa el responsable del departamento de Exportación de Ilméx, Francisco Jiménez, la última incorporación de la tercera generación que lidera la filial internacional de un grupo del que ya se ha diversificado para fabricar desde alarmas de seguridad, hasta iluminación técnica y estructuras donde el marketing y el diseño se combinan para crear un producto único.

Gracias una investigación de la Universidad de Gales, la empresa es referente mundial en la mercadotecnia contemporánea

En una visita a una de de sus fábricas de Puente Genil, mientras los operarios ultimaban uno de sus productos más espectaculares de este año -un túnel de luz manejado digitalmente donde las luces conforman motivos cambiantes, con el que se inauguró el pasado jueves el alumbrado de su pueblo, donde mantienen su centro neurálgico- Francisco repasa la historia de un negocio familiar que ya es, gracias a una investigación que él mismo ha realizado para la Universidad de Gales, un referente en la mercadotecnia contemporánea.

De un elemento con una utilidad tan definida como era una bombilla, "hemos creado un producto turístico que aporta valor añadido a las ciudades que se traduce en beneficio para su economía local". Sólo en Málaga, el año pasado visitaron el alumbrado de la ciudad 2,6 millones de personas en 30 días.

Por otro lado, han revolucionado la industria de la iluminación desarrollando sistemas de eficiencia productiva además de incorporar la digitalización en sus montajes. Este año, la empresa va a producir 51 millones de puntos de luz que alineados podrían unir Puente Genil con Moscú. 

Francisco Giménez 5

¿Cómo llega una empresa familiar de Puente Genil conocida por fabricar luces de Navidad a iluminar Tiffany & Co.?

Bueno, desde el principio, la cosa iba de escaparates. Mi abuelo instaló una estrella con bombillas en su escaparate de electrodomésticos para el mismo fin que a nosotros nos pidió Tiffany & Co. para su tienda de la Quinta Avenida de Nueva York: hacer más atractivo su producto y que la gente que pasara se fijase en su escaparate. Y mi abuelo no estudió marketing ni desarrollo de negocio; él se formó como electricista, aunque es verdad que fue un visionario, el 'Amancio Ortega' o el 'Bill Gates' de Puente Genil. Todavía hoy hay vecinos que me recuerdan cuánto les ayudó mi abuelo a impulsar sus negocios. Aunque, desde luego, algo tuvo que influir su trabajo como electricista en una fábrica de harina de Puente Genil que fue el segundo lugar de España en incorporar la luz eléctrica. Y tampoco fue mala idea lo de cambiar la 'G' de nuestro apellido por la 'X' cuando comenzó a ir más allá con la fabricación de sus montajes de luz y comenzó a expandirse por el Levante español, donde la sonoridad de Ximénez era más cómoda para sus comerciantes.

"Muchas ciudades españolas, de lunes a jueves, reducen la intensidad de los alumbrados y la aumentan los fines de semana por temas de contaminación lumínica"

Todo ello con un producto del siglo XIX, una bombilla. Luces de navidad, concretamente.

Bueno, es que eso de las luces de Navidad ya se nos queda un poquito atrás. Desde el año 2000, nuestra empresa se diversifica y, aunque en esencia fabricamos estructuras que generan luz, nuestros principales clientes no nos llaman simplemente para que demos luz a sus calles o negocios, quieren que sus ciudades sean conocidas y nos piden productos turísticos. Antes Iluminaciones Ximénez, lo integraba todo; la fabricación, la instalación. Pero el grupo se ha diversificado. Seguimos produciendo e instalando en una de las fábricas, donde se realizan las grandes estructuras de más de 30 metros, como las del árbol de Navidad que hemos instalado en el centro comercial Nevada de Granada, que es el segundo más alto de toda Europa, o el de 60 pies de San Salvador (El Salvador). Bolas gigantes, portadas de las ferias, instalación y mantenimiento de luminaria. También tenemos una línea de iluminación técnica para hoteles, gimnasios y tiendas de lujo, restaurantes. Con Urbaluz Ximénez operamos desde hace 12 años en el mantenimiento de alumbrado público como el de Málaga; tenemos Ximénez Nativity parade fabricación de belenes, 'retail' que se venden en las principales cadenas internacionales de bricolaje, una empresa de seguridad donde construimos alarmas para hogares y empresas. Y nuestra apuesta más ambiciosa es Ílmex, desde donde se concentra toda la línea internacional. Aquí fabricamos luces y estructuras para festivales de luz de todo el mundo, escaparatismo. Es la línea más fina de la empresa, donde apostamos por el desarrollo de producto teniendo en cuenta las tendencias de todo el mundo con desarrolladores de producto en casi cada uno de los 40 países en los que operamos.

Francisco Giménez

Se entiende que en el liderazgo del sector de la iluminación mundial, también tendrán que desarrollar la industria, no sólo la producción del producto.

Claro, en ese sentido nos hemos ganado un merecido puesto a escala internacional y creo que de los primeros en España. Y es que la industria de la iluminación más allá del ahorro energético en consumo y calor no está muy desarrollado. Fuimos los primeros en introducir la luminaria LED en el país y también este año nos hemos metido de lleno en la digitalización para poder controlar cada uno de los puntos de luz que producimos.

Sistema que no revelará para que no copie la competencia.

Sólo puedo decir que es un sistema inteligente que nos permite controlar punto a punto. Las bolas de Navidad gigantes que hemos instalado en Sevilla cambian durante el día, como si fueran una pantalla de televisión. Igual hemos hecho en Vigo, donde cada día el motivo de la luminaria es diferente. Además, mediante la incorporación de microchip, podemos graduar la intensidad de cualquier punto de luz. Muchas ciudades españolas, de lunes a jueves, reducen la intensidad de los alumbrados y la aumentan los fines de semana por temas de contaminación lumínica. Luego hemos desarrollado un sistema de fabricación reduciendo los 29 minutos de tiempo de realización de algunas estructuras en tan solo un minuto; un método que hemos hecho aquí en Puente Genil y que ha cambiado por completo la forma de trabajo haciéndolo más eficiente.  De aquí salen 1.000 puntos de luz al día y hasta 51 millones en un año que alineados unen Puente Genil con Moscú. Además, nuestros trabajadores, 400 durante el año a los que hay que sumar otros 600 en la campaña navideña, cuentan con bancos de trabajo ergonómicos que les permiten hacer su trabajo de la manera más cómoda y eficiente. Intentamos estar a la vanguardia de cualquier innovación tecnológica para optimizar nuestra producción.

"Nos aliamos con firmas como Ágatha Ruiz de la Prada, Adolfo Domínguez, David Delfin o Amaya Arzuaga para el diseño"

Con respecto al consumo energético, gran preocupación en esferas europeas donde están intentando reducir el consumo a la mitad en 2010, ¿qué ha supuesto las fórmulas de bajo consumo?

Podríamos debatir mucho al respecto, pero creo que es ilustrativo que el árbol de Navidad instalado en la Puerta del Sol de Madrid de 35 metros de altura consume lo mismo que un secador de pelo convencional. Los puntos de luz ya no consumen apenas, no general calor, no son esas estructuras pesadas de antes. Ahora todo es más efímero, los clientes nos piden complejos sistemas donde prime la estética, pero que puedan cambiar de año en año.

Francisco Giménez 8

Con respecto al modelo de negocio, la Universidad de Gales ha tomado de referencia su empresa como ejemplo en el desarrollo industria contemporánea.

Bueno, fue un estudio que me encargó la Universidad que se había fijado en la empresa como ejemplo de cómo la creación de un producto con una utilidad como era de dar un servicio público como es la iluminación se había convertido en producto turístico, un valor añadido para cualquier ciudad, empresa o espacio. En los años 40, en plena postguerra española se buscaba iluminar, dar alegría a las calles. Pero en el año 2000 las necesidades fueron otras y tuvimos que reinventar la industria de la iluminación introduciendo el diseño, por lo que nos aliamos con firmas como Ágatha Ruiz de la Prada, Adolfo Domínguez, David Delfin o Amaya Arzuaga, y vimos cómo se convirtió en todo un éxito y comenzaron a acudir a nosotros ayuntamientos y empresas de todo el mundo. Así, convertimos la iluminación en un producto turístico: Más de 2,6 millones de personas visitaron Málaga en el mes de diciembre el año pasado, este año millones de personas asistieron a la iluminación del árbol de San Salvador. De hecho, ya no nos piden alumbrados, nos piden elementos turísticos para sus ciudades. El más difícil todavía. Y nuestra mayor satisfacción es que siempre vuelven a confiar en nosotros.

"Puente Genil es la ciudad de la luz y aquí debemos estar nosotros"

Habrá clientes y clientes. ¿Cómo fue la adjudicación de la firma de joyería americana?

Fue un reto. Un concurso con empresas de todo el mundo. Nos dieron dos semanas para elaborar una luminaria para tiendas de diferentes puntos de la cadena que iluminaran sus productos, pero sin apreciarse la iluminación en sí.

Francisco Giménez 1

Y alumbrada la Navidad de medio mundo, ¿ahora qué?

Estamos ya inmersos en la producción de encargos para festivales internacionales de luz. Además, trabajamos en un encargo para un cliente de Líbano para el Ramadán del año que viene, que ha confiado en nosotros para un montaje de gran envergadura. También seguimos con la innovación tecnológica para un encargo de un país africano que nos ha pedido una iluminación a partir de placas solares, que no es el futuro inmediato, pero que la electricidad va a ir encaminada por esos derroteros. Estamos en pleno proceso de investigación al respecto. Y, por supuesto, trabajamos en la luminaria de la Feria de Abril de Sevilla que requiere más de seis meses de trabajo y en encargos nacionales de todas las regiones del país.

Todo ello, manteniendo el eje neurálgico en Puente Genil.

Si. Eso es algo que tenemos bastante claro. Reducimos beneficios por el coste que supone mantener aquí la empresa, pero es aquí donde queremos que siga estando. En nuestro pueblo testeamos los montajes que luego dan la vuelta al mundo. Este jueves hemos inaugurado el primer túnel de luz en el suelo, de unos 30 metros, cuya apariencia tienen incorporada la tecnología digital y que hemos estrenado aquí. Puente Genil es la ciudad de la luz y aquí debemos estar nosotros.

Francisco Giménez 2