lunes 30.01.2023
Cordoba Hoy

CRISIS EN EL AYUNTAMIENTO DE CÓRDOBA

Dorado renuncia a formar parte del Grupo Municipal de Cs, pero sigue como concejal no adscrito

El exedil naranja insiste en que el alcalde, José María Bellido, debe dimitir porque la investigación interna le salpica de lleno
David Dorado e Isabel Albás en sus asientos del Pleno
David Dorado e Isabel Albás en sus asientos del Pleno al inicio del mandato
Dorado renuncia a formar parte del Grupo Municipal de Cs, pero sigue como concejal no adscrito

El concejal de Ciudadanos David Dorado ha vuelto a sorprender esta mañana a propios y extraños con mensaje de vídeo difundido a través de su cuenta de Twitter en el que indica claramente que "renuncio al Grupo Ciudadanos para continuar investigando, colaborando con la justicia y hablando, como concejal, sobre el presunto mayor caso de corrupción del Ayuntamiento de Córdoba". Y añade que el Alcalde, José María Bellido (PP), "debe dimitir".

Esto significa a efectos prácticos, según se puede deducir de las palabras del edil, que la coalición se queda coja al perder el respaldo firme de uno de los concejales, ya que pasan de 14 a 13 en la alianza PP-Cs (9 + 5), frente a 13 de la bancada de la izquierda (8 de PSOE, 3 de IU y 2 de Podemos), y les deja más que nunca a merced de la voluntad de los dos concejales de Vox.

David Dorado ante la sede de la Ciudad de la Justicia de Córdoba en diciembre de 2021
David Dorado ante la sede de la Ciudad de la Justicia de Córdoba en diciembre de 2021

Según ha expuesto Dorado, fueron los propios empresarios cordobeses quienes acudieron a él por una presunta "trama de corrupción relacionada con la adjudicación de contratos relacionados con el alumbrado público de Córdoba". Por ese motivo, el 14 de julio 2021 Dorado puso una denuncia ante la Fiscalía dando conocimiento de los hechos descritos con la colaboración y la testificación de esos mismos empresarios.

Contacto con el jefe de gabinete

Ese mismo día el concejal informó por teléfono al jefe de gabinete del Ayuntamiento de Córdoba, Manuel García Molina, de la presentación de la denuncia para que le diera trasladado al regidor sobre el inicio por parte de Dorado de una investigación interna a través de un procedimiento de información reservada.

Al cabo de un tiempo y sin haber recibido respuesta ni del alcalde ni de su gabinete, "comprendí que no había el menor interés ni voluntad de iniciar esa investigación interna". Así, un mes después, el 30 de septiembre de ese mismo año, envió a la única funcionaria que había del Área de Infraestructuras el inicio de esa investigación.

Un escrito en el que, según Dorado, ya ponía de manifiesto su intención de nombrar como instructor de esta investigación al secretario del Pleno, Valeriano Lavela Pérez, por ser el "máximo garante de la legalidad en el Ayuntamiento". Igualmente, pasaron los días sin respuesta y tras insistir, al cabo de una semana la respuesta de la funcionaria fue derivarle al jefe de la Asesoría Jurídica, Miguel Aguilar.

Evidentemente, Dorado contactó "por escrito y por teléfono" con Aguilar, "que está nombrado a dedo por el alcalde", en palabras del edil de la formación naranja, y como respuesta le dijeron que la ley no permite el inicio de la investigación interna si ya está en manos del juzgado. En realidad, según Dorado, estaba en manos de la Fiscalía y hasta que llegara a manos del Juzgado pasarían como mínimo nueve meses.

Bloqueo de la investigación

Aún así, Aguilar le insistió en que tenía que informarse de tal circunstancia y el inicio de la investigación se quedó bloqueada.

David Dorado y José María Bellido, en el montaje del espectáculo de luz navideño
David Dorado y José María Bellido, en el montaje del espectáculo de luz navideño

En este punto Dorado ha explicado que su actuación posterior viene motivado en su afán de "servir a los cordobeses" y no en ser mero "súbdito del alcalde". Por eso, a mediados de noviembre de 2021, le exigió "de forma airada" a Bellido el inicio de esa investigación. Hablaron y el alcalde "me recomendó que eligiéramos a otras personas distintas del secretario general del Pleno como instructor del caso" pero Dorado se negó.

En vista de que el alcalde no le convenció propuso que fuera Dorado quien iniciara la investigación nombrado al instructor, pero como alcalde accidental. "Con esto, Belklido me tendía una trampa en la que caí". Y es que Dorado no sabía que en el momento que dejará de ser alcalde accidental quedaría apartado de la investigación. Al mismo tiempo, y para evitar generar dudas y sospechas el alcalde le cesó de todos sus cargos una semana después, es decir el 29 de noviembre de 2021. "Toda la documentación que acredita lo que estoy desvelando se encuentra en manos de la Fiscalía, y ahora también en manos de un juez", ha advertido el edil de Cs. 

Dorado ha acusado a sus compañeros de grupo municipal (Isabel Albás, Manuel Torrejimeno, Antonio Álvarez y María Luisa Gómez Calero) de "aceptar mi renuncia sin protestar, anteponiendo su permanencia en el cargo a la defensa de un compañero y al partido que representa". Por ello, en opinión del concejal lo que sus excompañeros llaman lealtad "en realidad es sumisión al alcalde, están arrodillados o sumisos ante un supuesto carguito o puesto en las listas que le ofrezca el alcalde en las próximas elecciones" municipales.

Acoso, ataque y ninguneo

"Ellos se excusan en que me pusieron de portavoz del grupo municipal para que yo pudiera cobrar un sueldo", ha señalado, pero "yo no vine aquí para eso", y "desde que me puse a investigar no han parado de acosarme, atacarme, ningunearme y apartarme y se han publicado más de 170  titulares de prensa para desacreditarme por un lado y  hacer un juicio paralelo a personas de mi equipo vulnerando claramente la presunción de inocencia y eso no va a quedar así", ha advertido de nuevo. 

David Dorado asistió al Pleno de forma telemática
David Dorado asistiendo al Pleno de forma telemática FOTO RAFA MELLADO SENIOR

Si hay algo claro es que "ninguna autoridad judicial me ha acusado de nada ni ha lanzado ninguna sospecha sobre mí, tal y como ha destacado David Dorado, si bien desde el entorno de Bellido y Albas, "sí, cesándome sin motivo", lo que le ha llevado a reflexionar que resulta "muy sorprendente que este gobierno amordaza a quien quiere investigar y de eso tendrán que dar explicaciones Bellido en Pleno y posiblemente ante un juez, gracias a la investigación iniciada a partir de mi denuncia".

Usando el símil de las varas de medir, David Dorado ha vuelto a insistir en que el alcalde, por su responsabilidad política, "debe dimitir", ya que, en caso contrario, su partido, el PP, en pleno proceso de renovación, "no puede permitirse tener a Bellido en su ejecutiva nacional", es decir a alguien que, según el propio secretario de Pleno, "no colabora con la justicia" y que "le niega a la Fiscalía una documentación de 2012", fecha en la que Bellido era concejal delegado de Gestión, "alegando que no se encuentra y pidiéndole a la Fiscalía que sea más concreta en sus requerimientos".

Dorado se ha preguntado si en 2012 hubo tantos expedientes en Villarrubia (barriada afectada por esa documentación) como para alegar que no se encuentra, y siendo como era Bellido el responsable entonces, "no puede ser alcalde de Córdoba y estar en la ejecutiva de su partido". Máxime cuando, según Dorado, ha denegado la prórroga de la investigación interna a Lavela.

David Dorado esta mañana en el Ayuntamiento FOTO RAFA MELLADO SENIOR
David Dorado como portavoz del Grupo Municipal de Cs FOTO RAFA MELLADO SENIOR

Por ello, "hay motivos sobrados para romper el pacto de gobierno PP-Cs", pero a la vista de lo que los ediles de Ciudadanos están haciendo, "sé que no van a romperlo ni quieren que yo haga declaraciones sobre la investigación", ha añadido. Es más, Dorado afirma haberles planteado a sus excompañeros de partido que se personaran en la causa abierta y no han querido, "y el alcalde ha dicho que deben silenciarme si no quieren que se rompa el pacto".

Esto ha llevado a Dorado a decir públicamente que "renunció al sueldo de portavoz del Grupo Municipal Ciudadanos" y a "formar parte de un grupo de arrodillados que anteponen su sueldo a la verdad y a la justicia". Pero sigue siendo concejal no adscrito, pese a seguir afiliado a CS. "De este modo, mantengo mi libertad para seguir actuando y hablando según me dicte mi conciencia y honor".

Comentarios