Domingo 17.11.2019

ENTREVISTA A LUCÍA ETXEBARRÍA

«Soy como un sherpa que ayuda a alguien que va a subir al Everest»

 Lucía Extebarría ha impartido un taller de literatura el fin de semana en la Facultad de Filosofía y Letras. Se trata de un curso distinto al que podemos suponer exclusivamente dedicado a aspirantes y a literatos. Esto nos permite conocer una faceta distinta de una novelista multipremiada y en qué consiste la llamada escritura terapeútica

La escritora Lucía Etxebarria durante su visita a Córdoba
La escritora Lucía Etxebarria durante su visita a Córdoba
«Soy como un sherpa que ayuda a alguien que va a subir al Everest»

«¿Son aquí todos los días de esta forma?» pregunta en broma Lucía Etxebarría poco antes de empezar la entrevista. Tras la cristalera de La Caña de España de Claudio Marcelo, donde nos encontramos, la única granizada que cae en años y un frío que pela después de un invierno de los más cálidos que se recuerdan. Su hija Allegra, que la ha acompañado en el viaje, señala: O nosotras hemos traído esto o Córdoba nos está diciendo que nos vayamos. Su madre indica que ambas opciones pueden convivir a la vez. Lejos de la tormenta que dice atraer por un motivo u otro, la celebérrima novelista, ganadora de los más destacados premios de la literatura española, se muestra afable, simpática y con un gran sentido del humor a pesar de haber concedido ya numerosas entrevista y haber impartido un curso de escritura en la Facultad de Filosofía y letras cuyos ejercicios todavía tiene que corregir. Esta actividad, organizada por la empresaria cordobesa Maica Rivera (en la segunda foto junto a Lucía) trata de servir de terapia ante diversos tipos de bloqueo. La autora, ahora reconvertida en profesora o terapeuta, ha realizado el taller en diversas ocasiones. En Córdoba, como nos indicará durante la entrevista, es la primera vez que decide impartirlo en solitario, sin psicólogo de apoyo. Se trata por tanto de un curso distinto al habitual que vemos en el cine, donde los alumnos se dan tortas por estar en la clase de un literato de renombre que va a modelar su estilo:

«Eso se ve en las películas americanas. Hacen los cursos de escritura creativa, creative writer la llaman, donde un escritor de sumo prestigio insulta a sus alumnos y los maltrata (ríe). Los que yo hago son de procedencia canadiense, aunque los que más los han trabajado son argentinos. Se trata de cursos de escritura terapeútica, en su origen dedicados a niños con problemas... o enfermos terminales. Luego evolucionan para llegar a todo el mundo».

CORDOBA. 27/02/2016. ENTREVISTA A LA ESCRITORA LUCIA ETXEBARRIA EN LA CAÑA DE ESPAÑA. FOTO: ROLDAN SERRANO. CORDOBA HOY.

¿Cuál era el propósito de estos cursos en su origen de forma más concreta?

En un principio se desarrollan para tratar con gente que tenía síndrome de estrés postraumático. Eran personas que tenían problemas que no podía ver y sobre los que no podían hablar. El caso más típico es el de los abusos sexuales. Pero más tarde estos cursos de escritura van ampliándose. Por poner otro ejemplo, el de un abandono de la pareja. No todos tenemos el mismo nivel de resiliencia y puede ser muy útil en un caso así. El curso se basa en que si no puedes expresarte acerca de ese problema es porque tienes un bloqueo. El más típico es por perfeccionismo, por haber sido educado en una estructura que exigía demasiado. El otro porque está tocando un punto ciego, es decir, esa parte de tu vida que has reprimido para poder sobrevivir.

El bloqueo más típico es por perfeccionismo, por haber sido educado en una estructura que exigía demasiado

¿Esos bloqueos de los que hablas tienen relación con ese famoso bloqueo del escritor, el clásico miedo a la página en blanco?

Los bloqueos son sólo dos: perfeccionismo y punto ciego. O vagancia pura y dura, que ese es el típico mío (carcajada). Por ejemplo es frecuente el bloqueo en la segunda novela. Una persona que ha sacado una primera novela y ha tenido críticas maravillosas y tiene luego miedo al fracaso. O al contrario, llegan unas críticas tan nefastas que te entra miedo. Depende mucho del entorno en que te hayas criado.

¿En qué se diferencia esta enseñanza de la escritura terapeútica de otras?

Se hacen una serie de ejercicios donde cada alumno va sacando puntos de su vida y va viendo el problema con el que llega. Por ejemplo: se me dan mal las relaciones. Dentro de eso puede haber razones mucho más profundas. La mayoría de la gente ve el problema que se manifiesta en su realidad pero no el de base. Entonces intentamos sacar ese problema de base, tratarlo y concluir escribiendo un cuento en torno a él.

Se hacen una serie de ejercicios donde cada alumno va sacando puntos de su vida y va viendo el problema con el que llega

¿La escritura terapeútica de esta clase funciona por sí sola o ha de acompañar siempre a otro tipo de terapia, como complemento?

Originalmente se incluye en una terapia. Yo la saco de ahí y lo llevo a otro lado. Pero en la corriente gestáltica es frecuente utilizarla, sobre todo en Argentina. Menos en España, donde se tiene de al creative writing al estilo americano que no me creo nada o bien el rollo académico español que tampoco me creo.

¿Por qué no te crees los cursos de escritura creativa a la americana?

Si tu te vas a vestir, antes de ver si vas a ir conjuntado o mono, miras por la ventana a ver si hace calor, frío, llueve o no, y si conviene que lleves tacón o zapatillas... y entonces ya decidirás el color. Pues a la hora de escribir lo mismo. Antes de pensar sobre estilo, estilema... piensa sobre qué vas a escribir y cómo lo puedes tratar. Y luego hay algo que detesto e intento evitar, y es cuando llega alguien en posesión de la verdad revelada y la presenta ante gente que va a aprender de él. Yo soy como un sherpa que ayuda a alguien que va a subir al Everest. Ya he subido antes, pero ahora vas a subir tú y yo te apoyo. He visto en algunos cursos a los que he asistido de oyente auténticos maltratos. No puedes llegar a alguien y decirle esto es una mierda. Primero porque quién eres tú para saberlo. Segundo porque esta persona viene a mejorar y que te quiten la autoestima nada más empezar... a mí las posiciones jerárquicas en el arte me parecen muy peligrosas.

¿Cuándo surge tu interés por este tipo de escritura terapeútica?

Writer in residence he tenido dos, uno en Escocia y otro en la Universidad Mcgill. En la Mcguill me colé de oyente y me fascinó. Luego también incorporo cosas de la terapia Gestalt y mis propias aportaciones. Hasta ahora siempre había impartido el curso con psicólogos de apoyo. Esta vez en Córdoba es la primera vez que lo hago sola.

CORDOBA. 27/02/2016. ENTREVISTA A LA ESCRITORA LUCIA ETXEBARRIA EN LA CAÑA DE ESPAÑA. FOTO: ROLDAN SERRANO. CORDOBA HOY.

¿Y qué tal la experiencia?

Pues ha venido gente de todo tipo, estudiantes, abogados, farmaceúticos, gente muy de derechas, gente muy de izquierdas...

Tienes ahora esta vertiente didáctica, ¿En qué medida está provocada por el cambio en la comercialización de la novela? Tú vives en los 90 una época muy distinta luego dinamitada por internet y más tarde por la crisis.

Claro. Por ejemplo ahora estoy agobiada porque tengo que entregar un libro. Yo nunca había trabajado con fecha de entrega. Pero hoy día o haces novela rosa, o haces la enésima versión de 50 sombras de Grey o eres un personaje de la tele si quieres vender. Entonces he tenido que aceptar un encargo. Eso permite que luego puedas hacer lo que quieras, te da cierta libertad en ese aspecto. Lo que ocurre es que en este caso el encargo me ha terminado fascinando.

¿Nos puedes adelantar algo?

Es un libro sobre poliamor. Es increíble la cantidad de gente que tiene este tipo de relaciones abiertas. Yo pedí que me mandasen experiencias y me han desbordado. Uno se cree que su vecino, su cuñado o su amigo tiene una vida normal y luego... (ríe). Y hay todavía más swingers, parece que todo el mundo es swinger (carcajada). Eso sí, los swingers son otro tipo de relación, no la incluyo en el poliamor. No podía ni pensar que iba a tener tanto material. Además hay comunidades o asociaciones sobre poliamor muy organizadas, sobre todo en Barcelona, Madrid y Sevilla. En Sevilla son sobre todo mujeres de ciertos ámbitos feministas.

Mi próximo libro es sobre poliamor. Es increíble la cantidad de gente que tiene este tipo de relaciones abiertas

¿Se trata de ficción, ensayo o un trabajo periodístico?

Ficción. Se venderá un poco menos de lo esperado (ríe) porque tengo mis límites. Iba a tener una parte dedicada al bdsm (Bondage y Disciplina; Dominación y Sumisión; Sadismo y Masoquismo), pero me causa mucho rechazo. Empecé a investigar... pero me produce repulsa. Me da igual que alguien esté con este, con el otro o con el de más allá... pero el bdsm ya no. Está lleno de gente rara tóxica, terminan todos encontrándose ahí, claro (ríe).

CORDOBA. 27/02/2016. ENTREVISTA A LA ESCRITORA LUCIA ETXEBARRIA EN LA CAÑA DE ESPAÑA. FOTO: ROLDAN SERRANO. CORDOBA HOY.