Miércoles 27.05.2020
Cordoba Hoy

EVA TIMOTEO, EDIL DE SERVICIOS SOCIALES

"Esperamos garantizar el suministro de alimentos, que está siendo realmente lo más complicado"

Eva Timoteo
Eva Timoteo
"Esperamos garantizar el suministro de alimentos, que está siendo realmente lo más complicado"

Una emergencia como la que se ha producido a causa del coronavirus tiene la particularidad de cambiarlo todo de un día para otro. En la ciudad, áreas importantes del Ayuntamiento pero con determinado tamaño y competencias limitadas, como servicios sociales o transformación digital, se convierten en básicas instantáneamente. En el caso de servicios sociales se está teniendo que atender a una situación inédita, inesperada...y tratando de evitar que sea desesperada. CÓRDOBA HOY ha hablado brevemente con la concejala Eva Timoteo. Brevemente para no acaparar la línea telefónica más de lo debido en unos momentos es que el móvil no deja de sonar ante las necesidades de multitud de cordobeses.

¿Con qué se encuentra cuando estalla esta crisis?

En Córdoba ya había mucha población viviendo en precario. Pero de pronto el escenario es otro. Ha cambiado el tablero de juego y la situación no tiene nada que ver con la que había hace tan sólo 20 días. Dentro de lo que cabe intentamos dar una respuesta lo más ágil y proporcional posible a las nuevas necesidades. 

¿Cuál ha sido el principal problema con el que se han topado?

Lo principal son las nuevas demandas de las familias que solicitan ayudas para alimentos o para bienes de primera necesidad. Hay que tener en cuenta que en Córdoba vivía mucha población del sector servicios, que está clausurado, por lo que no entra el jornal en la casa.

Hablamos de familias ordinarias.

Claro, que nunca han sido usuarias de servicios sociales. 

¿Cuántas demandas de familias les han llegado?

En total unas 800 familias.

¿E incorporadas ahora?

Más de la mitad.

Eva Timoteo

¿Qué criterios se están siguiendo para aportarles la ayuda?

Los requisitos de la ayuda de emergencia. Lo que sí estamos es trabajando en un protocolo con la delegación de Hacienda para reducir los trámites, que venían tardando entre 30 y 40 días. Queremos dejarlo en unos 12 ó 15 días, porque hay que reducirlos pero manteniendo la transparencia y la fiscalización del proceso porque somos una administración. Hay que conjugar las necesidades de las familias con la salvaguarda de las garantías de que los fondos públicos se destinan bien.

Todo esto requiere de muchísimos trabajadores...y en época de confinamiento.

Estamos sobrepasados por la demanda. A eso se une que hay que proteger a muchos trabajadores. Hay que mirar por su seguridad y su salud.  La plantilla del Ayuntamiento tiene una alta edad media. Muchos trabajadores han tenido que dejar de trabajar puesto que tenían patologías de riesgo que podían verse afectadas por el coronavirus. También hay que tener cuidado con el personal más joven que tiene a cargo hijos o personas dependientes. Se ha visto reducida la plantilla. Es un puzzle muy difícil de encajar. Quien diga que es fácil no es consciente de lo que dice... O no dice la verdad.

Han contado con algunas dificultades para instalar a las personas sin hogar

No sólo había que resguardarlos de la situación de estar en la calle, sino que hay que tener en cuenta sus perfiles. La mayor parte de los sin techo responden a personas que presentan patologías diversas, adicciones y muchas veces ambas cosas. Son perfiles en mayor parte problemáticos y conflictivos. A eso hay que sumar la higiene. Les hemos buscado un lugar tanto para preservar su propia salud como para evitar que sean cadena de contagio. 

"Con los sin techo hay un equipo de psicólogos, educador social, auxiliar de clínica y trabajador social; personal cualificado que hemos contratado"

¿Cuántas personas sin techo han acogido?

En el Séneca hemos admitido a 75 personas.

Un logro teniendo en cuenta que se suele decir que hay cada noche unas cien personas sin techo en Córdoba, aunque no sean esas cien siempre las mismas.

De hecho hemos dispuesto este recurso para cien personas y no descartamos que finalmente entren.

Precisamente esos perfiles comentados de las personas sin hogar debe de hacer complicado que se queden estables en un mismo sitio durante tanto tiempo.

Fácil no va a ser. Contamos con personal cualificado que hemos contratado. Es un equipo de psicólogos, educador social, auxiliar de clínica y trabajador social. Contamos con un hilo directo con la Delegación de Salud, porque hay que suministrarles a muchos de ellos determinados medicamentos.

Hay ejemplos cotidianos, como el ala de baja exigencia de Cáritas, donde los sin techo duermen a diario. Se llama de baja exigencia porque hay cierta laxitud en la admisión y sólo se pide buen comportamiento. Es decir, pueden venir habiendo bebido o estando drogados debido a que tienen adicciones. ¿Qué se va a hacer en esta emergencia?

También ahí estamos ahí en contacto con la Delegación de Salud, porque hay algunas personas a las que se está suministrando metadona. En general hay que tener cierta flexibilidad porque se trata de mantener la calma en el confinamiento. Hay que buscar fundamentalmente el orden y los profesionales están perfectamente preparados para ello. 

Con respecto a la ayuda a domicilio, otra de las competencias de servicios sociales, se promulgó el otro día un decreto para hacer prioridades...

Aquí hay que garantizar otros dos aspectos. Salvaguardar la salud  de los auxiliares de ayuda a domicilio y proporcionar dicha ayuda a los usuarios que realmente la precisan. Lo que hicimos fue dictar un decreto de servicios mínimos de manera que se garantizara la prestación a los grandes dependientes, a los dependientes severos cuando nos constara que tienen poco o ningún apoyo familiar y se pasaran los dependientes leves a atención telefónica, que es la que va determinando la asistencia según las circunstancias. La dependencia pasa por una resolución de la Junta de Andalucía. Nosotros atendemos a las personas que nos manda. En estas circunstancias excepcionales hemos habilitado también una ayuda a domicilio de carácter excepcional para aquellos dependientes que se han quedado sin cuidador porque no puede asistirles o su familia ha quedado confinada fuera de Córdoba. 

Eva Timoteo

¿Cuál es el próximo paso para servicios sociales?

Esperamos garantizar el suministro de alimentos, que está siendo realmente lo más complicado, ya que todo pasa por tramitaciones de expedientes y no es nada fácil. 

¿Se ha derivado personal de otras áreas a servicios sociales?

No se han derivado funcionarios. Y como expliqué estamos muchos menos.

¿Cómo están consiguiendo encauzar todo este trabajo en semejante situación?

 Gracias a que los trabajadores de servicios sociales tengo que decir que son muy buenos y en general tienen una gran vocación de servicio público . Para ellos es algo más que un trabajo. Además estamos tratando con algo más de flexibilidad las solicitudes de ayuda. Creo que todos los ciudadano entienden que hay que dejar atrás un poquito de rigor para atender en estas circunstancias. Por otra parte desde la delegación de Transformación Digital están estableciendo el tele-trabajo por lo que van a ir incorporándose aquellos trabajadores que te comentaba antes, lo que tuvieron que ser apartados por su condición de riesgo. De esta manera en breve contaremos con toda la plantilla de nuevo. Además hemos establecido convenios con cinco asociaciones o entidades para que ellas repartan los alimentos. 

Comentarios