Viernes 18.10.2019
Cordoba Hoy

JOSÉ MARÍA BELLIDO, ALCALDE DE CÓRDOBA

"Encontré mucho desamparo en los servicios tras cuatro años sin que nadie marcara directrices" 

José María Bellido posa para Córdoba Hoy
Foto: Rafa Alcaide
José María Bellido posa para Córdoba Hoy Foto: Rafa Alcaide
"Encontré mucho desamparo en los servicios tras cuatro años sin que nadie marcara directrices" 

Lleva toda la semana recibiendo a los medios de comunicación para conceder entrevistas. El momento es el adecuado, con una dura negociación sobre ordenanzas y lo que queda por venir sobre los presupuestos de la ciudad para 2020. Pero a pesar de ser un acto monótono y repetitivo, nos recibe con una sonrisa y sin mostrar cansancio. Han pasado cien días (ya un poco más) de gestión municipal y toca hacer balance.

En la presentación inicial de las medidas a cumplir su equipo mostró su satisfacción por las que ya se han puesto en este primer plazo de tiempo. ¿Está moderadamente satisfecho de lo que se ha podido hacer dentro del cogobierno? ¿Ha costado mucho?

Costar cuesta la misma vida todo, esto de la gestión pública no es una cuestión sencilla, te lo puedo asegurar. Yo, por poner un ejemplo, el espectáculo luz y sonido de la calle Cruz Conde. De hecho, no había partida, tuvimos que buscarla, nos advertían de que no iba a dar tiempo y que la calle Cruz Conde es difícil por la configuración que tiene. Y al final trabajando codo con codo ha salido, y lo que quiero decir es que cualquier proyecto tiene una serie de hitos complejos. Y yo estoy satisfecho porque cualquier mandato son cuatro años y esto de los 100 días son hitos de fechas señaladas y se quieren establecer determinados balances y esto la verdad es que está empezando. Y estos 100 días dijimos tenemos que hacer algunas cosas y de esas el 90% las hemos cumplido y eso que ha habido cambios de guión. Y el cambio creo que ya ha llegado a la ciudad y lo están percibiendo ya los cordobeses.

José María Bellido 9

Tras este tiempo ha podido comprobar cuál es el tablero de juego y en qué situación se encuentra realmente el Ayuntamiento. ¿Es como se espera?  

En una parte sí y en otra parte me llevo alguna sorpresa desagradable. Yo y el gobierno del cambio creo que no podemos excusarnos en lo que recibimos, eso de la 'herencia recibida' no me vale de nada, y creo que se ve a las claras que huyo de buscar siempre culpables de cosas que había antes y mirar al pasado. Estoy intentando trabajar el futuro. Aunque es verdad que me encontré la situación económica que esperábamos. Lo que estaba anunciando la oposición es lo que me he encontrado al llegar al gobierno, es decir mucho dinero a base de no hacer nada, y ahí es donde me llevé la sorpresa negativa, porque ese no hacer nada está muy motivado por la falta de organización que había en el Ayuntamiento y también de desmotivación que había en los empleados públicos, que era casi más grave. No había una dirección. Me he encontrado mucho desamparo en los servicios de pasar cuatro años prácticamente sin que nadie se pasara por allí y sin que les marcaran directrices. Hay una desorganización y una falta de personal que está lastrando las posibilidades de gestión. Pero bueno, como digo eso no es una excusa y tenemos que empezar a trabajar para arreglar la situación y que la ciudad encuentre en un Ayuntamiento un facilitador y un solucionador de problemas y no un quejido constante (ríe).

"Me he encontrado mucho desamparo en los servicios de pasar cuatro años prácticamente sin que nadie se pasara por allí y sin que les marcaran directrices"

Al encontrarse las arcas municipales de forma muy diferente a como estaban en el anterior mandato del PP...

Afortunadamente.

José María Bellido 7

Afortunadamente, cierto. ¿Cree que eso le va a facilitar su gobierno?

Eso da una tranquilidad... (Ríe). Yo fui el delegado de Hacienda y puedo asegurar que supone toda una tranquilidad por las noches cuando llego a casa saber que por lo menos esa parte, el no tener problemas para pagar las nóminas o de pagar a proveedores, está cubierta. Pero la verdad es que eso nos plantea un reto de ciudad. Y es una reflexión que ya he repetido en otras ocasiones, porque la tengo muy interiorizada. Esta ciudad ha ido perdiendo trenes constantemente, uno detrás de otro. Y aquí tengo que hacer un ejercicio de crítica y autocrítica. Hubo una primera época, en una economía nacional absolutamente lanzada, que aquí no se tuvo el talento suficiente, sobre todo en la época de Rosa Aguilar, de lograr que los proyectos salieran. Luego hubo una crisis económica brutal que afectó a Córdoba y a toda España, aunque aquí logramos que se notara menos que en otras ciudades donde todavía la están arrastrando, que hizo que todas esas estrategias o proyectos de ciudad quedaran en un segundo lugar, porque había que sacar adelante todo lo urgente. Y después de que ya se estaba saliendo en el último mandato por esa falta de gestión, de suerte o de acierto, en los últimos cuatro años no se han visto avances en la ciudad. Ahora el reto, y de ahí vienen esos 150 millones por no haber invertido antes, es trazar una estrategia de ciudad, lograr poner proyectos en pie y acabar alguno que vienen del pasado. El reto es que cuando nos vayamos haya menos dinero, pero no porque derrochemos, sino porque estamos bien.

" El reto es que cuando nos vayamos haya menos dinero, pero no porque derrochemos, sino porque estamos bien"

¿Y no le da un poco de vértigo? Es verdad que son casi 150 millones, pero también hay un centenar de proyectos paralizados o bloqueados.

Es una barbaridad. En este mandato tenemos que hacer lo que no se ha hecho, por distintas circunstancias, en muchos mandatos anteriores. No es que dé vértigo, lo que no hay es tiempo (se ríe). Y mira que echamos todos horas extras, desde Isabel Albás hasta el último concejal del gobierno le echa a esto más horas que un reloj. Pero es verdad que se te van acumulando asuntos y es imposible al cabo del día atenderlos a todos, más el día a día, más las necesidades que surgen. Voy a poner un ejemplo. Tenemos esos cien proyecto y al final en verano nos ha surgido otra complicación con el Casco Histórico y la situación que se está provocando a los vecinos con Endesa. Fue algo inesperado, pero también tienes que atenderlo. Entonces, creo que paso a paso y uno a uno, y en esto soy como Simeone (sonríe), iremos desbloqueando esos proyectos.

José María Bellido 12

El anterior equipo de gobierno asegura que tuvo problemas para gastar por culpa, entre otras cosas, del gran elefante burocrático que es la administración municipal. ¿Cómo puede solventar eso? 

Hay un reto que tiene que ver con esto, que no es la panacea, pero sí tiene que ver, y es la administración electrónica. Eso de la transformación digital, que tan pesadito me he puesto en los últimos meses, pero es que es verdad, tiene una vertiente municipalista que es la administración electrónica, y nosotros hemos puesto los medios con una Concejalía específica y una concejala, una directora de muchísimo nivel, para que intentemos que esa burocracia sea menor. Por ejemplo, en materia de contratación cuando todo sea con trámites más digitales menos tiempo nos traslada a nosotros. Si en los registros para pasar un papel de una dependencia a otra, por ejemplo de la Gerencia de Urbanismo hasta aquí pasa un día, porque se sigue trabajando en papel y mandando papel, y todo eso lo que nos puede hacer es acelerarlo. Y luego si es verdad que hay otra parte que viene y que corresponde a que somos una ministración pública, y no podeos hacer lo buenos viene en gana. En materia de contratación de personal, la igualdad, mérito y capacidad en contratación pública implica unas oposiciones y eso tarda tiempo. No podemos contratar al primero que se nos ocurra. Tiene que haber transparencia, igualdad, y eso hace que en muchos trámites se tarde lo que se tarde, pero no es una crítica, sino que es así y no me parece mal. Requiere más tiempo, pero es que estamos jugando con el dinero de mucha gente.

Es verdad que los problemas de personas fueron un caballo de batalla para la anterior Corporación. ¿Cómo piensa que se puede solucionar eso?

Tenemos muchísimas necesidades en esa materia. Y hay varias cuestiones que ya están en marcha, la primera el personal se rige por las ofertas públicas de empleo y lo primero que vamos a hacer es que no caduquen ninguna de las ofertas de años anteriores que es donde se dice qué personal se va a poder contratar. Vamos a empezar por lo más antiguo a lo más nuevo para que no perdamos ninguna de las plazas que se ha dicho que se van a sacar. Luego, hay que marcar prioridades, y hay determinados servicios que son básicos en el sentido de que presta un servicio transversal a toda la ciudad o a toda la organización interna del Ayuntamiento. Policía y bomberos tienen que ser una prioridad. Ya se han sacado las 97 plazas, estamos intentando mecanismo mas imaginativos, como sacar plazas para que puedan venir policías de otras localidades, que lo pidan aquí  y se han sacado ocho, también para bomberos-conductores, y tenemos que ver en algunas cuestiones en el sentido de decidir si hay servicio que merecen la pena seguir prestando directamente con personal público o si nos merece la pena determinados servicios sacarlos a empresas privadas para que ese personal público puedan hacer otras labores internas. Es decir, aquí hay mucho déficit en casi todas las delegaciones, por ejemplo ya de auxiliares de personal administrativo, y tenemos otros servicios que entiendo que se podrían prestar con empresas privadas, que no pasaría nada, y ese personal daría otra cobertura. Luego otro servicio que no quiero dejar atrás es de Informática. Está en una situación bastante precaria y cualquier día de éstos nos podemos encontrar con un problema.

José María Bellido 11

Y con lo dicho de contrataciones a empresas privadas, ¿prevé buena sintonía con los sindicatos? Porque seguro que vuelve a surgir la palabra 'privatización' en cualquier momento.

Lo que hagamos, lo vamos a hacer, si lo hacemos, siempre dialogando con los sindicatos. No voy a imponer nada. Pero yo creo que los propios sindicatos, igual reflexionando, no lo ven mal. Aquí ya se han hecho en otras ocasiones, y hay dos experiencias que fueron positivas y no hubo ningún problema sindical. En el caso, por ejemplo, de la Residencia de Mayores, lo gestionó una empresa privada y no hubo ningún problema sindical. A todos los empleados que había allí se le hizo un reciclaje de formación y están trabajando en el Ayuntamiento y fue de la mano con los sindicatos. Igual que ocurrió en otro caso concreto que fue el de los juristas que estaba en manos de una empresa privada y fue igual: Formación, reciclaje de su puesto de trabajo y trabajando encantados, y tampoco hubo problema con los sindicatos. Estoy hablando de ese tipo de fórmulas y no estoy diciendo nada de externalizaciones. Si encontramos, que creo que los hay, otros servicios que seguramente incluso los trabajadores salgan ganando, porque les resulte más atractivo o menos penoso, intentaremos que sea con esas fórmulas, porque cuando la hemos utilizado de esa manera hasta ahora no ha habido problemas sindicales. Esa es la parte que yo quiero hacer y siempre de acuerdo con ellos.

José María Bellido

En estos primeros días se ha visto una importante sintonía con su socio de gobierno frente a lo que trasmitía el cogobierno de las 51 medidas. Sinceramente, ¿es una puesta en escena necesaria o cree que se puede mantener en el tiempo?

Creo que con el tiempo va a ir a mejor, porque no hay nada que dure más que la adversidad y gobernar es difícil y estamos todos apoyándonos unos a otros. Yo huyo del artificio y hay que reconocer que esto es complicado. Ya tenemos varios ejemplos de colaboración entre nosotros que han resultado bien. Fundamentalmente en materia de deportes ha habido problemas con las piscinas con las instalaciones deportivas , con las subvenciones del año pasado y la colaboración entre Deportes y Hacienda ha sido absoluta,. Y también desde aquí de Presidencia con lo del espectáculo de luz y sonido de la calle Cruz Conde. Al final esto tiene tanta responsabilidad y hay tanto por hacer que si somos suficientemente generosos , incluso inteligentes, la tendencia es a colaborar, porque es mucho más interesante colaborar y encontrarte con un compañero que te apoya que no estar dándole codazos por asuntos . En esto, lo que el ciudadano va a valorar son los resultados. No va a valorar que salgas más en una foto o que seas más simpático o más antipático. Van a valorar que les resolvamos sus problemas y vean que la situación va mejor y no que vayamos de estrellas del Rock y sigamos siendo unas personas normales (ríe).

Por cierto, ¿se siente cómodo teniendo que depender para cuestiones de peso del apoyo de la llamada ultraderecha? ¿Vox se está convirtiendo en oposición o en socio?

Ésa es la parte más difícil del gobierno. No en concreto por Vox, sino porque, con toda la humildad, tenemos 14 concejales de 29. Entonces, hay asuntos en los cuales nosotros tenemos propuestas que hacer, que la hemos presentado, y las hacemos, y luego tenemos que sentarnos a negociar, porque eso es lo que han querido los cordobeses, con otras fuerzas políticas para ver si se pueden llevar a cabo y eso es complicado, porque a la labor diaria de un gobierno tienes que añadirle que tienes que dedicar un tiempo a acordar esas medidas que si tuviera una mayoría podríamos hacer sin ningún inconveniente, pues acordarlas con otras fuerzas políticas. Eso no es fácil, sobre todo cuando ninguna de esas fuerzas políticas están dentro del gobierno, ellos son oposición por definición, no es que se sitúen no. Por un lado somos gobierno PP y Cs, y PSOE, IU, Podemos y Vox son oposición. Yo me me voy a dejar el alma por alcanzar acuerdos cuando vea que son asuntos que benefician a la ciudad. Pero evidentemente en esto las dos partes tiene que acabar queriendo. Esa parte es difícil, de las más difíciles. Manejar esa situación sin tener una mayoría absoluta en el Pleno.

José María Bellido 8

Usted ha prometido una bajada masiva de impuestos. ¿Hay de verdad margen de maniobra como para bajar las cargas fiscales a la ciudadanía que los servicios públicos que ofrece el Ayuntamiento no se resientan?

Sí hay. Primero porque hay una importante cantidad de dinero en la caja del Ayuntamiento. Presupuestariamente, en los últimos tiempos ha habido superávit . Lo que no podemos tampoco es creernos que esto es Jauja, porque hay que garantizar los servicios públicos, garantizar las inversiones. Pero margen hay. Nosotros hemos presentado una propuesta que baja mucho. Y en las negociaciones, precisamente, lo que están pidiendo es que bajen más y en una cuantía que es histórica. Nunca jamás en la ciudad de Córdoba se había presentado una propuesta fiscal como ésta. Si les pudieran preguntar ustedes a los funcionarios en la Delegación de Hacienda le dirían exactamente lo mismo. Estamos bajando el impuesto de vehículos a todos los cordobeses; estamos bajando el IBI de rústica en unos porcentajes importantes, todo esto para ser más competitivos y tengan ahorro las familias, estamos diciendo que eliminar plusvalías al 95% para muchas familias cordobesas que se verían beneficiadas y eso es muchísimo dinero. Hablamos de bajar un 25% entre ICIO y licencias conjuntamente. Entonces, son cantidades muy, muy importantes, que van en beneficio de todos los cordobeses, porque nos hacen más competitivos. Y estamos haciéndolo hasta el margen donde podemos, porque también es cierto que nos hemos encontrado (y ésa sí que ha sido una sorpresa pequeña, pero desagradable) que la estimación de ingresos sin notáramos nada para el año que viene ha bajado. Teniendo en cuenta que las elecciones fueron en mayo y no daba tiempo a detectar, ha día partidas que estaban sobrepresupuestada en ingresos, con lo cual tenemos el margen que tenemos. Entre que ya nos están diciendo por un lado que los ingresos van a bajar, ya tenemos que medir esa bajada de impuestos para llegar hasta donde podemos y no más. Hay que tener en cuenta que la bajada que proponemos es sostenida en el tiempo, es decir yo lo que no puedo, siendo responsable, en bajar el primer año por ejemplo un 20% el IBI de Rústica, pero sí lo puedo bajar en cuatro años un 5% anual y vamos acompasando la bajada con nuestro nivel de gasto. Eso es lo que yo también propongo y que lo tengan claro todos los cordobeses. Nosotros lo que queremos es mantener esta bajada en los cuatro años y hacerla lineal hasta llegar a los objetivos que dijimos.

"Hay que tener en cuenta que la bajada que proponemos en ordenanzas fiscales es sostenida en el tiempo"

Los presupuestos y los impuestos son lo que van a determinar si todo va funcionando adecuadamente, ¿qué espera de la oposición?

Voy a ser muy sincero en esta respuesta, como en toda la entrevista, pero aquí especialmente transparente y claro. La propuesta que hacemos nosotros es bajar impuestos, que le viene bien a la ciudad de Córdoba, en términos generales por que nos hace más competitivos, y a muchos cordobeses, que verían cómo pagan mucho menos impuestos. No es un tema electoral ni de que a mí o al gobierno nos puede venir bien o mal o perjudicar o beneficiar electoralmente. Es que creemos que esa bajada es realmente necesaria. Vamos a negociar hasta la extenuación porque así lo creemos. Si al final no se aprobara, el problema, no lo voy a tener yo ni el gobierno local. El problema es que muchos cordobeses, si no se aprueba van a tener que seguir pagando los mismos impuestos o incluso más, porque hay una actualización del IBI de Urbano del año pasado. Yo apelo a la responsabilidad, a la generosidad de todos para que lleguemos a un acuerdo, porque más allá de la conclusiones políticas que se pudiera sacar de esa falta de ordenanzas fiscales, los grandes perjudicados iban a ser el resto de ciudadanos y no este gobierno local.

José María Bellido 10

¿Y con los presupuestos?

Exactamente igual. Yo quiero hacer unos presupuestos inversores, porque necesitamos hacer todo lo que no se ha hecho en estos años atrás. Si no salieran los presupuestos sería peor noticia que lo de las ordenanzas fiscales, porque muchos de esos proyectos no podrían llevar a cabo y volvemos a las mismas. El problema es que no hay alternativa, porque aquí no hay un gobierno alternativo al que está formado, no hay una mayoría que pueda llevarlo a cabo, porque si no, oye, que otro tirara del carro, pero es que eso es agua y aceite (ríe). Los partidos de la oposición no hay forma de que se entiendan. Eso es imposible. Entonces, lo que yo espero es que nosotros, con toda la humildad vamos a negociar hasta la extenuación, insisto, todo lo que podamos, siendo todos lo generosos que podamos y sabiendo que la situación que tenemos es la que hay en el Pleno. Es que por la otra parte tiene que haber también voluntad de no bloquear estas situaciones, porque es malo para la ciudad y porque a largo plazo se van a llevar un chasco. Al final el votante y el cordobés sabe distinguir, y cuando vea las propuestas si algunas no salen, algunos van a tener que dar explicaciones de por qué no permiten con un bloqueo que esas circunstancias no salgan.

"Vamos a negociar hasta la extenuación, pero si las propuestas no salen, algunos van a tener que dar explicaciones de por qué no permiten con un bloqueo que esas circunstancias no salgan"

El tema estrella de los últimos días ha sido el decreto de parcelaciones, que ya se ha indicado que beneficiaría a muchos miles de viviendas en Córdoba. ¿Se ha indicado también un calendario de cuando podrían esas viviendas contar con servicios básicos? 

Es tan novedoso que nos nos hemos planteado un horizonte temporal. Pero sí tengo que decir que esto va a ser en los próximos años de lo más beneficioso para la ciudad. Esto va a revitalizar la Gerencia de Urbanismo y el propio urbanismo en la ciudad, porque estamos hablando de 11.000 viviendas, muchas urbanizaciones van a tener que tramitar esos expedientes que tiene un trabajo administrativo, pero es que luego va un trabajo sobre el terreno. Que cuando hablamos de dotar de agua o de luz, hay que hacer una obra, una infraestructura... Esto tiene un nivel de inversión muy importante, que va a revitalizar el urbanismo en Córdoba. Creo que en los próximos cuatro años vamos a oír hablar mucho de esto.

José María Bellido 5

¿Reconoce usted que hay un exceso de eventos de todo tipo, muchos de ellos ruidoso y abrumadores, concentrados en el Casco Histórico? ¿Les da la razón a los vecinos de la zona con sus quejas?

El Casco Histórico necesitaba de un órgano de gestión específico. Y lo hemos hecho con la Concejalía, porque es Patrimonio de la Humanidad, porque es la zona que nos pone en el mundo. La gente nos conoce en Córdoba por la Mezquita-Catedral, por la Judería y por el resto del Casco Histórico. Y ahora lo que tenemos que intentar es conjugar esos intereses, que no es fácil. Lo que vamos a hacer es un plan de gestión, que es la herramienta que tendría que haber estado hecha hace ya tiempo, que define cuáles son los usos y cómo se gestiona todo ese espacio. Pero también hay que distinguir que el Casco Histórico de Córdoba es tremendamente extenso, el segundo más extenso de toda Europa. Entonces, esas situaciones de aglomeraciones, de exceso de turistas, de a veces eventos que recargan de visitantes esa zona de la ciudad también están muy localizadas en la Judería y el entorno de la Mezquita-Catedral. Sin embargo, otros barrios, como El Realejo, San Agustín o a San Lorenzo, son barrios vivos de nuestra ciudad como cualquier otro, históricos, tradicionales y castizos, en un enclave privilegiado, pero donde no hay un problema de convivencia con el turismo ni de eventos.

"Para el Casco Histórico, tenemos que seguir conviviendo con normalidad, y cuando hay demandas ciudadanas, pues atenderlas"

¿Qué está queriendo decir?

Que hay que poner los problemas en su justa medida. Tampoco conviene alarmar más de la cuenta. Y en su justa medida hay que atenderlos, así que vamos a hacer ese plan de gestión. Ya ha entrado en contacto la concejal, Laura Ruiz, con todo el movimiento ciudadano, asociativo, empresarial, social que hay en la zona para crear una comisión, además, que esté implicada en ese plan de gestión. Y luego por último, en materia de eventos, Marián Aguilar, la teniente alcalde de Promoción, ya se ha comprometido a una vez al mes sentarse con los vecinos de la zona para ver qué cosas pasas. Sí hay cuestiones que son razonables y vuelvo hablar con ejemplos para no hacer un exceso de teoría. En la pasada Nazarena, los vecinos de Miraflores salieron diciendo que estaban hartos de ser el aparcamiento de Córdoba cada vez que hay un evento, y tenían razón, y las cosas con sentido común nadie las discute. Lo que hicimos fue vallar el barrio para que nadie entrara y la zona de tierra que hay al lado de la gasolinera también se valló para que nadie aparcara. Eran consecuencias evitables y se solucionó. Esas cosas son las que tenemos que hacer, seguir conviviendo con normalidad y cuando hay demandas ciudadanas, pues atenderlas.

José María Bellido 13

Estamos a las puertas de otra cita electoral, el 10 de noviembre. Al margen de que eso pueda afectar ya a la gestión local, ¿cómo está incidiendo sobre la ciudad este nuevo retraso para tener un Gobierno en la nación?

Afecta a todo. Es malo para España, porque llevamos un año sin presupuesto y sin actualizar financiación. Vuelvo con los ejemplos: ¿En qué se ha traducido esto en Córdoba? Pues en que todos los años había 2,5 millones de euros de inversiones del Presupuesto del Estado y este año no han venido; había un proyecto de dos comisarías para hacer en la ciudad que están pendientes de que haya un Gobierno que no esté en funciones para poder aceptar la cesión de los suelos del Ayuntamiento al Ministerio.

"Todos los años había 2,5 millones de euros de inversiones del Presupuesto del Estado y este año no han venido"

Pero las relaciones con la Subdelegación no son malas, o ésa es la sensación que da.

Tengo que decir que yo con la Subdelegación del Gobierno la relación en todos estos meses ha sido excepcional y estamos desbloqueando lo que se puede desbloquear que no depende de que esté el Gobierno en funciones. Hemos colaborado en la Magna, estamos a punto de desbloquear el convenio del Metrotrén... En todo lo que se puede, es fantástico, de verdad. Funciona la relación y hay una lealtad institucional absoluta por las dos partes. Pero es que, volviendo a lo anterior, hay algunas cuestiones que hasta que no haya un Gobierno no se pueden resolver y eso es malo. Igual que, por ejemplo, para los presupuestos, ahora mismo no contamos con una estimación de lo que nos va a venir vía ingreso del Estado, porque no hay previsión del PGE y no se sabe lo que se va a recaudar. Desde el Estado a la ciudad de Córdoba, me puedo equivocar porque llevo cuatro años sin ser delegado de Hacienda, por mi época era en torno a 80 o 90 millones de euros que vienen del Estado. Eso ahora mismo, no lo sabemos. Afecta de muchísimas formas y sobre todo afecta a algo que es la incertidumbre y la confianza de los inversores y eso ahora mismo está por los suelos, porque aquí nadie sabe lo que va a pasar y el dinero es cobarde y se guarda, y eso ralentiza la economía. Yo espero que sea Pablo Casado el presidente del Gobierno, pero que se resuelva esto cuanto antes. La situación no es buena.