Jueves 14.11.2019

ENTREVISTA RAFI CRESPÍN, DELEGADA DEL GOBIERNO DE LA JUNTA

“Andalucía tiene mucho talento y mucha gente preparada para cualquier cosa”

La delegada del Gobierno de la Junta en Córdoba, Rafi Crespín, defiende la labor del Gobierno de Andalucía. “Debemos rebelarnos ante cualquier amenaza de que Andalucía siga siendo una comunidad en desventaja”, dice y anima a no perder la esperanza

La delegada del Gobierno de la Junta en Córdoba, Rafi Crespín FOTOS: ROLDÁN SERRANO
La delegada del Gobierno de la Junta en Córdoba, Rafi Crespín FOTOS: ROLDÁN SERRANO
“Andalucía tiene mucho talento y mucha gente preparada para cualquier cosa”

La experiencia como alcaldesa de La Carlota le ha servido para aprender a mediar entre las exigencias de los vecinos y los tiempos de la administración, pero también para conocer de primera mano la diversidad de problemas, reclamaciones y quejas, así como satisfacciones, de los ciudadanos, lo que le ha ayudado a mantener los pies en la tierra. Ahora, como delegada del Gobierno de la Junta de Andalucía en Córdoba sus responsabilidades son otras, pero las asume con el mismo talante cercano y sereno que la caracteriza. Siempre sonriente y amable, nos recibe para hablar de esa Andalucía por la que trabaja a diario.

Celebramos el 28-F en un momento complicado, políticamente hablando. Parece que los andaluces hemos perdido el espíritu de aquel otro 28-F del año 80.

El espíritu andaluz lo mantenemos vivo. Es verdad que de aquel año queda poco para muchas generaciones pero yo creo que cuando suena el himno de Andalucía o cuando vemos la bandera, ese espíritu, ese orgullo y esa identidad, al final sí te lleva a un disfrute, a una satisfacción, pero eso es bueno, es tu identidad. Uno se siente a gusto con lo que se identifica. A los chavales lo que hay es que ayudarles a sentirse partícipes de la construcción de una comunidad autónoma que sea rica, en la que la gente viva bien, en la que la gente, cuando oiga el himno o vea la bandera, se sienta orgullosa, satisfecha.

Rafi Crepín 3

Habla de una comunidad rica y evidentemente Andalucía ha evolucionado mucho en todos estos años pero éramos de las últimas comunidades autónomas entonces y seguimos siendo de las últimas regiones de España en muchos aspectos. ¿Estamos condenados a ser los hermanos pobres?

Condenados no y además debemos rebelarnos ante cualquier amenaza de que Andalucía siga siendo una comunidad en desventaja. Es verdad que llegamos más tarde. Nuestro autogobierno fue de los más tardíos y el 28-F lo que queremos poner en valor es que ese autogobierno nos ha traído mucho bueno. Ese retraso es el que tenemos que adelantar ahora en estos nuevos tiempos. Este 28-F tenemos que celebrarlo, estar satisfechos, estar contentos, estar orgullosos, pero también estar muy vigilantes de lo que va a pasar. Hay un debate abierto en cuanto al modelo territorial y lo que no queremos es que Andalucía en ese aspecto sea de las más dañadas. En ese aspecto hay que hablar de financiación y hay que hablar de dinero. Al final cuando unas comunidades hacen más que otras es por dos circunstancias: O porque tienen más dinero o porque tienen menos habitantes entre los que repartirlo. Andalucía debe tener la financiación que le corresponde a un modelo territorial tan complejo como el que tiene, que son ocho provincias, algunas de ellas tan grandes como algunas comunidades autónomas, y es una de las comunidades más habitadas del país, y eso hay que ponerlo sobre la mesa. Y por tanto la financiación tiene que ser justa y eso es lo que estamos defendiendo. Ese retroceso al que todavía estamos sometidos es porque somos demasiado solidarios, porque no hemos querido utilizar la ruptura con España para avanzar solos, hemos querido y queremos seguir avanzando pero queremos hacerlo desde la solidaridad, desde la igualdad y desde la unión con nuestro país.

“La financiación tiene que ser justa y eso es lo que estamos defendiendo"

Muchos ciudadanos tienen la sensación de que estamos un poco olvidados e incluso de que el Gobierno andaluz no nos defiende igual que otros gobiernos autonómicos defienden a sus ciudadanos.

En los últimos años, el Gobierno de Andalucía y concretamente la presidenta que tenemos es una de las voces más alta y más clara en todo el panorama nacional. De hecho, yo diría que, afortunadamente, al haber levantado ya la voz, también estamos parando esa ruptura y eso de que cada uno se salve como pueda y se rompa con el principio de igualdad entre todos los españoles. Luego hay una cosa importante, y es el punto de partida. A dos niños les pones una meta, pero uno va descalzo y el otro con zapatillas, no lo es mismo llegar a la meta descalzo que con zapatillas. Éramos ese niño sin zapatos y hemos tenido que ponerle los zapatos y prácticamente casi enseñarle a caminar con educación, con cultura, con universidades. Hoy Andalucía tiene mucho talento y tiene mucha gente preparada para cualquier cosa.  Creo que ahí hemos hecho un avance pensando en las personas muy importante y no permite estar en una situación que para nada tiene que ver con hace 36 años. 36 años no son nada en la historia para construir tanto. Y seguro que Andalucía va a poder decir, al final, estamos en igualdad de condiciones que otras comunidades autónomas.

Otra impresión muy generalizada es que en Córdoba algunos temas se eternizan. Pongamos por ejemplo el Centro de Arte Contemporáneo, el C4.

No es que se eternice el C4. Se construyó en una ambición por la cultura por parte de la comunidad autónoma, en los años buenos, por así decirlo. Los años de muchas infraestructuras, los años en los que afortunadamente se podían hacer muchas cosas. Luego han venido unos años complicados, y unos años difíciles, muy difíciles y hemos tenido que atender antes lo urgente que lo prioritario y lo importante. Hemos atendido lo urgente, que es la gente, luego fuimos a lo prioritario, que era blindar los derechos y el estado del bienestar. Y luego está lo importante y en lo importante está el C4, y justo ahora que estamos remontando la crueldad con la que azotó la crisis y se vislumbra ya una leve recuperación que nos permite ir acometiendo otras tareas estamos con un paso al frente, ya toca hablar de arte contemporáneo y hablar de cultura, porque ese es un recurso que va a seguir trayendo bienestar y nos va a seguir convirtiendo en referente como una ciudad turística, de la cultura. Igual con Medina Azahara.

Rafi Crepín 4

¿Entonces pronto lo tendremos abierto?

La consejera (de Cultura, Rosa Aguilar) ya ha dicho que en el 2016 se abrirán las puertas del C4. Hay que decir que como es un centro de referencia andaluz, todos los creadores de Andalucía están trabajando en el modelo y en el diseño de qué será el C4 de Andalucía. Pronto tendremos las conclusiones de todos esos creadores y enseñaremos el modelo de dinamismo y dinámica del C4.

"En obras vamos a terminar con lo que empezamos, no vamos a abrir nuevas brechas"

Otro de los proyectos bloqueados es la Ronda Norte. ¿La veremos terminada algún día?

Yo he dicho ya que hay que replantearse el proyecto de la Ronda Norte. Era demasiado ambicioso para los tiempos que nos toca vivir y gestionar. Tenemos la responsabilidad de gestionar el presente y diseñar el futuro, por eso hay que tener muy claro qué es lo importante y ahora hay otras cosas más importantes que embarcarnos en un proyecto de difícil ejecución y donde se nos va a ir mucho tiempo. Vamos a terminar con lo que empezamos, no vamos a abrir nuevas brechas que nos lleven a seguir consumiendo presupuesto que lo mismo es necesario para lo que podemos ver más rápido. Creo que estamos en esa obligación como gestores: Primero terminar lo que hemos empezado y luego ya empezaremos cosas nuevas.

No puedo dejar de preguntar por el Palacio de Congresos.

Es una situación que genera mucho daño a la ciudad. Yo lo he reconocido como delegada del Gobierno. Quiero dejar claro que el Palacio de Congresos para el Gobierno de Andalucía es muy importante, tanto es así, que en momentos de dificultad, cuando apenas se podían dibujar obras en el mapa y en las prioridades de Gobierno de la Junta de Andalucía se dibujó el Palacio de Congresos y en esos momentos de dificultad se habilitó el presupuesto, se diseñó y se redactó un proyecto y se adjudicó una ejecución de obra. Lo que pasa es que nos hemos encontrado con una serie de problemas y de piedras en el camino. Vamos a intentar de todas todas que las obras empiecen este año, porque el proyecto está hecho. Sólo queda ver lo que falta por acometer y adjudicar en paralelo la obra.

Vamos a intentar por todos los medios que las obras del Palacio de Congresos empiecen este mismo año

Uno de los temas candentes en los últimos meses está relacionado con la nueva Ley de Vivienda que se está tramitando, me refiero a los ascensores. ¿Cuál es la sensibilidad de la Junta a esta cuestión?

Es toda, porque fuimos de las primeras administraciones que dijimos que había que tener en cuenta a la gente que vive en comunidades de vecinos sin ascensor y no ser presos de sus viviendas. En esos años buenos se aprobó aquella ley que financiaba el 90% del coste de la instalación sin discriminación entre las familias que tenían mayor o menor poder adquisitivo. Todos los convenios que se firmaron la administración tiene la obligación de cumplir con ellos y va a cumplir, pero los que no se firmaron, como los tiempos de antaño no son los de ahora, nosotros creemos que hay que abogar más por la cofinanciación. Es decir, todos tenemos que colaborar porque no queremos que aquella gente que tiene más dificultades y menor poder adquisitivo se quede sin un ascensor porque hemos financiado el 90% sin discriminación ninguna a otros muchos que quizá sí tenían la posibilidad de abordar la obra. Si no están firmados hay que adaptarse al decreto nuevo, donde la financiación es menor pero nos permite atender a más familias. Hay que adaptarse y ajustarse a las nuevas necesidades y a las nuevas posibilidades.

Rafi Crepín

La Junta pone el acento en las políticas sociales pero se viven algunas contradicciones. Por ejemplo, las ayudas al alquiler del año pasado aún no se han resuelto, cuando hay miles de andaluces para quienes esas ayudas son muy importantes.

Se sigue manteniendo viva la ayuda pero hay retraso en el pago. Eso no pasa sólo en los alquileres, pasa en dependencia, etc. Vamos con retraso porque hemos decidido mantener esas ayudas, porque creemos en ellas. En otras comunidades autónomas no hay retrasos porque no existen. El modelo de la Junta es vamos a mantener esto con sudor y sangre, ahora, no vamos a poder pagar en tiempo y forma, pero hemos optado por no liquidarlas. Cuando llegaba final de mes, pagarle a todo el mundo que nos asiste desde los centros públicos prácticamente se llevaba las posibilidades económicas. Todo lo demás lo hemos ido aguantando a pulmón por tal de defender que era importante mantener esos derechos. Lo más fácil para el Gobierno era haber liquidado muchos de los servicios y muchas de las prestaciones pero nos negamos, queremos seguir resistiendo las quejas, las manifestaciones en la puerta, las críticas, preferimos eso a liquidar unas ayudas que son necesarias.

"La administración sola no puede saldar un problema tan grave como es el desempleo"

En esta situación, el empleo es una de las grandes preocupaciones de sociedad andaluza y Córdoba en esta cuestión es una gran afectada.

Es una competencia de la Junta que se ha encontrado sola también porque el Gobierno de la nación, en toda la financiación en políticas activas de empleo nos dio la espalda, como con la dependencia y otras muchas cosas. Solos hemos tenido que enfrentar la difícil situación de desempleo y a lo largo de estos cuatro últimos años le hemos pedido insistentemente al Gobierno un plan extraordinario de empleo, más financiación, reconociendo que somos una comunidad con mayor tasa de desempleo, ayúdennos ustedes más si creen en la igualdad, porque hay que ayudar siempre a quien está en desventaja. Hemos tenido el no por respuesta simplemente por ser un Gobierno de izquierdas. Hicimos dos cosas: Primero paliar con los planes de empleo, que no son planes que generen un empleo estructural y estable, fueron planes de choque para evitar el sufrimiento y ayudar a muchas familias a poder tener algo de ingresos en su casa y a no caer en el desánimo y la desmotivación de la gente más joven, y luego seguir con los incentivos a las empresas. Hemos dicho que la administración sola no puede saldar un problema tan grave como es el desempleo, se tiene que hacer de la mano del sector privado y creando puentes entre la universidad, la formación, y los empresarios, que es lo que necesitamos, que la gente se forme pero que se quede en esta tierra, porque si los estás formando con recursos de todos y luego se van y generan la riqueza por ahí, creo que es el mayor fracaso como sociedad. Hay capital humano y recursos para poder defender que somos los mejores porque aplicamos la excelencia en nuestra manera de ser.

Para concluir, ¿qué mensaje manda a los cordobeses en este día?

El mensaje es que icen en su corazón la bandera blanca y verde. El blanco sigue representando la paz y la solidaridad y el verde el progreso y la esperanza y hay que tener esperanza y en esa esperanza hay que implicarse y yo le pediría a todos los cordobeses que lo disfruten con orgullo pero también que se impliquen. Todos sumamos más. El Gobierno solo no puede hacer nada. Si todos llevamos izada la bandera blanca y verde en nuestro corazón el futuro está ganado y esa es la obligación no sólo de un Gobierno sino de cualquier ciudadano de Andalucía.

Rafaela Crespín

Comentarios