Jueves 09.04.2020
Cordoba Hoy

DISTRITO SURESTE

El Pleno acata la sentencia del juez sobre la Plaza de Cañero y no va a recurrir

PSOE e IU anuncian que van a recurrir la sentencia por diferentes vías y Podemos plantea que se lleve a cabo un sondeo entre los habitantes de la zona para que decidan ellos el nombre
José María Bellido e Isabel Albás antes de iniciarse el Pleno
José María Bellido e Isabel Albás antes de iniciarse el Pleno
El Pleno acata la sentencia del juez sobre la Plaza de Cañero y no va a recurrir

El auténtico debate del Pleno municipal de hoy, correspondiente al mes de agosto, y a falta de mociones, se ha centrado en si el Ayuntamiento iba a acatar la sentencia del titular del Juzgado de los Contencioso Administrativo número 2 sobre devolver el nombre de Plaza de Cañero a la actual Plaza de Los derechos Humanos, y a tenor de las votaciones así se hará, con los votos en contra de PSOE, IU y Podemos Córdoba y a favor de PP, Ciudadanos y Vox.

Según ha expuesto el portavoz del PP, Miguel Ángel Torrico, se trata de una sentencia ajustada a derecho, que avala el informe elaborado por el secretario del Pleno, Valeriano Lavela, para un cambio de denominación a Cañero y "sencillamente hay que acatarla". Una opinión con la que coincidió por completo la portavoz de Ciudadanos, Isabel Albás, mientras que la de Vox, Paula Badanelli, ha indicado que "nos gusta esta sentencia, que por supuesto acatamos, para reponer el nombre de este ilustre cordobés y que da la razón a nuestra tesis de que la Ley de Memoria es sectaria y busca más venganza que otra cosa".

Valeriano Lavela, secretario del Pleno del Ayuntamiento de Córdoba

Han sido tremendamente rápidas estas intervenciones, la de Torrico apenas 18 segundos, pero la bancada de la izquierda no estaba en absoluto de acuerdo. Podemos, a través de su portavoz Cristina Pedrajas, ha señalado que cabe recurso ante el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía, y que entre tanto "se haga una consulta popular entre los habitantes de la zona para que den su parecer sobre la denominación de la Plaza". Según Podemos, "el Pleno es quien tiene competencias para la denominación de las calles, con independencia de lo que diga una sentencia".

Para Alba Doblas de IU, "no compartimos el criterio político, que el jurídico, de la sentencia" ya que "niega la evidencia histórica al no reconocer a franquistas de primera linea". Y para señalar esto esgrimió en varias ocasiones la hoja de servicio de Antonio Cañero cuando estuvo "al mando de tropas franquistas y golpistas y participando en un alzamiento militar contra un gobierno democrático". Una evidencia que el tribunal no quiso tener en cuenta, pese a contar con él, en el texto de las sentencia.

Doblas, además, ha echado en cara al PP de querer blanquear el pasado de terminados personajes del franquismo, ya que su partido es heredero de esa época, con ministros, como Manuel Fraga, incluidos "y le cuesta reconocer que hubo un golpe de estado y por eso no ha condenado el franquismo".

Para José Rojas (PSOE), el partido en el que milita como concejal "llevará a cabo las actuaciones necesarias para que estos nombres referentes al franquismo no vuelva a estar en el callejero", y eso implica que "actuaremos con todos los medios para evitar estas denominaciones".

Cristina Pedrajas, de Podemos, conversa con la bancada del PP

La respuesta de Torrico fue inmediata. "¿Hasta cuándo vamos a  hacer el ridículo?", espetó a la izquierda, para asegurar que la anterior decisión de cambiar los nombres de las calles se llevó a cabo con "un consenso social de mentira, porque ese consenso era que se dejara Córdoba como estaba", mientras que PSOE, IU y Podemos "representan a una minoría". El portavoz popular, además, echó en cara a los partidos que plantearon el cambio de calles que ahora había que pagar las costas del juicio por el caso de Cañero, que sumó 2.200 euros.

También Isabel Ambrosio (PSOE), ha recordado que en un Estado de Derecho se puede recurrir "y no sería la primera vez que se hace aquí", ya que lo que se aplicó en el anterior mandato fue el cumplimiento de una Ley de Memoria Democrática "en función a una comisión con conclusiones a las que se sumó el PP y no hay que dejarlo a una altura menor que le corresponde".