Domingo 16.06.2019

DISTRITO NOROESTE

La mejora de la Avenida de Trassierra estará rematada para febrero de 2019

El elemento principal de la actuación es una glorieta a la altura de Francisco de Toledo que distribuirá el tráfico hacia Moreras, Margaritas y la Carretera de Trassierra

Presentación del proyecto en la Avenida de Trassierra
Presentación del proyecto en la Avenida de Trassierra
La mejora de la Avenida de Trassierra estará rematada para febrero de 2019

El Ayuntamiento sacará en unos meses a licitación, por unos 900.000 euros, los trabajos de mejora y remodelación en la Avenida de Trassierra, que, según ha señalado esta mañana el concejal de Urbanismo, Pedro García (IU), tienen una duración de seis meses, con lo que podría estar terminada en unos 10 meses, es decir marzo de 2018, si no se producen incidencias.

Se trata de una de las vías más pobladas de la ciudad y era, igualmente, uno de los proyectos que más tiempo llevaban "atascados" de la capital, junto con el tapón de la Avenida de Barcelona sobre el que ya se está actuando. Tiene una extensión de 290 metros lineales y unos 10.000 metros cuadrados desde la calle Doña Berenguela prácticamente hasta Francisco de Toledo, "donde se hará una glorieta".

García ha indicado que esta obra se lleva a cabo en una de las entradas históricas al casco urbano desde la Carretera de Trassierra y "generará muchos puestos de trabajo". Físicamente tendrá dos carriles por cada sentido, abundancia de árboles y carril-bici.

Para el presidente del Consejo de Distrito Noroeste, Rafael Reyes, se trata de una jornada de ilusión, ya que por fin "hemos visto que vamos a poder tener una entrada digna al barrio después de 82 años y tras haber estados condenados en su día con el paso a nivel, por lo que "nos vamos a quedar en la gloria".

Rafael Ruiz Jiménez, director general de Infraestructuras del Ayuntamiento de Córdoba, ha detallado que la pavimentación será con baldosas de terrazo en las dos aceras, con un gran parterre bastante grande de entre 3 y 5 metros con doble acerado en su parte izquierda. La Avenida contará con seis alineaciones de arboles, mientras que el elemento fundamental de la obra será la glorieta, que va a distribuir el trafico de acceso a Margaritas, Moreras y la Carretera de Trassierra.

El carril-bici se ubicará en ambos laterales de la Avenida, tendrá iluminación LED, con lo que el gasto energético se reduce bastante. En cuanto a la semaforización, la vía contará con dos pasos de peatones regulados por semáforo a fin de facilitar el cruce, pero no hay previstos aparcamientos. 

Panel