COMERCIO AMBULANTE

El PP exige consenso con comerciantes para el traslado del mercadillo del Sector Sur

La concejala popular Carmen Sousa lamenta que el cogobierno de PSOE e IU mantenga su negativa a fraccionar el pago de tributos a los vendedores a los que anunció por carta que retiraría licencia si no se ponían al corriente de pagos

Carmen Sousa junto a Salvador Fuentes en una imagen de archivo
Carmen Sousa junto a Salvador Fuentes en una imagen de archivo

La concejala del PP en el Ayuntamiento de Córdoba Carmen Sousa exige consenso con los comerciantes para el posible traslado del mercado ambulante del Sector Sur que actualmente se instala en la calle Libertador Sucre.

Sousa apunta que sorprende que “sin diálogo ni conocimiento alguno por los vendedores que se citan en el Sector Sur, el cogobierno anuncia una actuación de pavimientación entre el Pasaje Ubrique y Ayamonte para la instalación del mercadillo del Sector Sur, a través de una documentación que se llevó al último Pleno Municipal”.

“Resulta sorprendente que quienes dicen ser abanderados del diálogo y la participación ciudadana se niegan a consensuar con vendedores ambulantes el traslado del mercadillo, con quienes tienen nula interlocución”, recalca.

En este sentido, Sousa recuerda que el cogobierno debería haber empezado ese dialogo y acuerdo con los comerciantes con la convocatoria de la Mesa de la Venta Ambulante, constituida el pasado año y que no ha mantenido reunión alguna desde entonces. “Se acordó el pasado octubre convocar un encuentro para analizar propuestas de ubicación del mercado y tomar una decisión conjunta, algo que nunca se ha producido”, indica.

La concejala popular considera “lamentable el trato que el cogobierno está dando a este sector, con el que se niega a hablar y al que están presionando de forma cruel en las últimas fechas”.

“No existe diálogo para cambiar la ubicación del mercadillo del Sector Sur como tampoco lo hay para alcanzar acuerdos para fraccionar el pago de los tributos municipales que puedan adeudar estos comerciantes al Ayuntamiento”, reflexiona.

Carmen Sousa recuerda que hace una semana el cogobierno envió una carta a los comerciantes con la amenaza de retirarle la licencia de ocupación de vía pública para desarrollar su actividad si no se ponían al corriente de sus deudas con el Ayuntamiento aunque éstas no tuvieran nada que ver con la actividad económica que desarrollan. “Hoy sigue pendiente la reunión de algún representante del cogobierno de Ambrosio con los vendedores ambulantes para cerrar fórmulas de pago de tributos o deudas pendientes ciertas sin que ello afecte a la actividad comercial que desarrollan muchas familias de Córdoba”, concluye.