miércoles 28.10.2020

INTÉRPRETES DE LENGUA DE SIGNOS ESPAÑOLA

Los intérpretes de lengua de signos irán a la huelga el día 2 de diciembre

Una nueva concentración ha servido para denunciar la precariedad laboral que sufre este colectivo desde hace años

Los intérpretes de lengua de signos irán a la huelga el día 2
Los intérpretes de lengua de signos irán a la huelga el día 2
Los intérpretes de lengua de signos irán a la huelga el día 2 de diciembre

Los intérpretes de Lengua de Signos (ILSE) de los centros públicos no universitarios irán a la huelga el próximo 2 de diciembre, según han anunciado en la concentración que han celebrado junto al Sindicato Provincial de Enseñanza de CCOO de Córdoba ante la Delegación del Gobierno de la Junta.

Con esta concentración, el colectivo de ILSE quiere denunciar una vez más la situación de precariedad laboral que viene padeciendo desde hace años.

Los ILSE  recuerdan que son el puente de comunicación entre el alumnado sordo y el profesorado y sus compañeros oyentes, y todo el personal del centro, es decir, “una pieza clave en el proceso de enseñanza-aprendizaje dentro de un modelo educativo que pretende ser igualitario e inclusivo.

Sin embargo, a la Junta de Andalucía lo único que le interesa es que  el servicio se administre de la forma más barata y le da igual las horas de interpretación dentro del aula, que les cambien la categoría profesional, les bajen el sueldo o que conozcan dónde van a trabajar dos días antes del comienzo del curso escolar. Piensan que se puede trabajar interpretando horas y horas sin parar y que no se necesita coordinación con los docentes y que, por tanto, no se necesita tiempo para prepararse.

Además, señalan que aunque les han subido de la categoría 5 a la 4, la que les corresponde por titulación es la 3 y aunque les aplican un convenio acorde a su servicio, no está ubicado en la tipología de centro en la que están desempeñando su trabajo, en centros públicos ordinarios y no especiales.

Por otra parte, el colectivo de intérpretes piden un mayor control sobre la empresa adjudicataria del servicio, para que cumpla las condiciones establecidas en los pliegos.

Por todo ello, los ILSE exigen unas condiciones dignas en las que ejercer su profesión: jornada laboral completa, contratación desde el 1 de septiembre y no desde el primer día del comienzo del curso escolar, salario base mínimo digno y la inclusión de la figura del intérprete en Educación Primaria.

Asimismo, reclaman que se reconozca la función del Intérprete de Lengua de Signos dentro de los centros educativos como personal laboral, puesto que desempeñamos nuestro trabajo codo con codo con el profesorado en los centro educativos públicos de Andalucía, formando parte directa del equipo de orientación del centro. 

Los ILSE están reconocidos como RPT, tienen un perfil profesional, y una plantilla de trabajadores, a la Junta solo le falta dar el último paso, cumplir con la promesa.

Y que no se nos olvide que las últimas víctimas de esta situación son los alumnos/as sordos, jóvenes que se encuentran en un proceso de formación que va a ser determinante para su futuro, que además tienen diversidad funcional, que pertenecen a una minoría lingüística dentro de la sociedad.

Comentarios