Martes 16.10.2018

EL IAM INFORMA QUE EL PASADO AÑO 125 CORDOBESAS BUSCARON PROTECCIÓN EN UN CENTRO DE SU RED

Un inmenso mensaje contra el machismo

Santiago Muñoz Bellido ha optado por convertir la trasera de su taxi en un gran anuncio contra la violencia machista para hacer más visible el acuerdo entre Auttacor y la Plataforma Cordobesa contra la Violencia a las Mujeres para luchar contra esta lacra

Santiago Muñoz Bellido taxista
Santiago Muñoz Bellido taxista
Un inmenso mensaje contra el machismo

Formaba parte de una campaña puesta en marcha desde Auttacor, la Asociación Provincial de Autónomos del Taxi de Córdoba, en colaboración con la Plataforma Cordobesa contra la Violencia a las Mujeres, para visibilidad el problema de la violencia de género, pero Santiago Muñoz Bellido, taxista de profesión, ha querido ir más allá y pretende ahora que su ejemplo cunda entre los compañeros del gremio.

Ahora la parte trasera de su vehículo es un inmenso mensaje en el que se puede leer "Quien ama no mata ni maltrata" con un intenso morado de fondo. "El mensaje original era muy pequeño, como se puede comprobar en la trasera de mi coche, y no se ve bien, así que he pagado de mi bolsillo una pegatina mucho mayor, pero ahora está más claro", explica. De hecho,el vinilo le ha costado 45 euros que los ha financiado él mismo, pero el gasto "bien merece la pena si el resto de compañeros se animan a hacer lo mismo".

La razón por la que este comprometido taxista ha optado por convertir voluntaria y unilateralmente su coche en un gigantesco mensaje es "porque siento vergüenza de que no se haya podido acabar todavía con el machismo imperante y por desgracia a día de hoy todavía vemos signos y señales por todas partes, pero lo peor son las muertes".

Y no es para menos, Según se ha dado a conocer hoy desde el Instituto Andaluz de la Mujer (IAM), un total de 2.475 personas, 1.265 de ellas mujeres y 1.210 menores o personas dependientes a su cargo, han encontrado en 2017 protección, un hogar seguro y una atención integral (psicológica, jurídica o sociolaboral) en la red de centros del Servicio Integral de Atención y Acogida a Mujeres Víctimas de Violencia de Género de este organismo, que desde su puesta en marcha en 1999 ha atendido a 50.362 víctimas de la violencia machista. Del total de 2017, en la provincia de Córdoba fueron 236 (125 mujeres y 111 menores).

Así, al menos, lo ha destacado la directora del IAM, Elena Ruiz, quien ha advertido de que una cifra "tan elevada debe concienciarnos de la magnitud de este problema social, así como replantearnos qué podemos mejorar en un sistema social donde 1.265 mujeres víctimas deben alejarse de su entorno y refugiarse junto a sus menores porque se encuentran en peligro frente a 1.265 agresores que no tienen miedo a salir a la calle".

Taxi de Santiago Muñoz Bellido

La cifra de 2017 aumenta en un 6,22% (154 personas más acogidas) respecto al balance de 2016, debido fundamentalmente al incremento de las mujeres acogidas (126 más), lo que Ruiz achaca, por un lado, al mayor nivel de concienciación de las víctimas, "que dan el valiente paso de pedir ayuda y alejarse de sus agresores" y, por otro, a "la importante labor de detección precoz desarrollada por los centros municipales y provinciales de la mujer, que derivan los casos que requieren de protección".

En esta misma línea, la directora ha apelado a la "urgente necesidad" de que el Gobierno central aplique las reformas legislativas y la financiación contempladas en el Pacto de Estado contra la Violencia de Género, firmado hace tres meses, para dar protección a las mujeres y menores que la sufren, tal y como marca el Convenio europeo de Estambul.

La directora del IAM ha explicado que la Junta de Andalucía tiene como prioridad la recuperación integral de las víctimas de violencia de género, más allá de su protección y seguridad, "consciente de que la autonomía y la estabilidad psicosocial resultan imprescindibles para impulsar su autoestima, su integración social y la recuperación de una vida normal, independiente y libre de violencia". En esta línea, el Servicio Integral de Atención y Acogida del IAM, que funciona en Andalucía desde hace 19 años, ha sido referente nacional por su modelo de gestión integral, favoreciendo en estos años la recuperación de 50.362 víctimas, 22.762 de ellas mujeres y 27.600 menores o personas dependientes a su cargo. 

Teléfono Iam

De las 2.475 personas acogidas el pasado año, 570 se atendieron en Sevilla (292 mujeres y 278 personas dependientes); 346 en Cádiz (181 mujeres y 165 menores); 338 en Granada (156 mujeres y 182 hijas e hijos);  318 en Málaga (154 mujeres y 164 personas dependientes); 298 en Jaén (132 mujeres y 166 dependientes); 198 en Almería (117 mujeres y 81 dependientes) y 171 en Huelva (108 mujeres y 63 menores).

La red cuenta con 34 centros de atención y acogida, de los que 9 son centros de emergencia -que dan cobertura inmediata a las necesidades de protección y seguridad de las víctimas-, 8 casas de acogida compuestas por 52 pisos -que, además de acogida, proporcionan las herramientas sociales, psicológicas y jurídicas indispensables para salir de la violencia, con una estancia inicial de alrededor de tres meses-, y 17 pisos tutelados -viviendas independientes para uso familiar, ubicadas en edificios y zonas normalizadas, destinadas temporalmente a favorecer la autonomía de las mujeres, una vez que han pasado por los otros dos recursos-.

El servicio tiene un equipo de personas profesionales que trabajan de manera multidisciplinar con las víctimas, ofreciéndoles terapia psicológica, asesoramiento y acompañamiento jurídico, orientación laboral y apoyo social. El servicio incluye además un programa de becas anuales para la formación a distancia de mujeres acogidas, con el objetivo de mejorar su empleabilidad y nivel de autonomía. Junto a ello, la red desarrolla diversos programas para la atención integral a las y los menores (a nivel psicológico, lúdico, escolar,...) para su plena adaptación al nuevo entorno en el que viven y su total recuperación psicosocial, con el fin de minimizar las secuelas de la violencia machista sufrida durante la infancia.

Plataforma

Comentarios