jueves 22.10.2020
Cordoba Hoy

SALUD

"¿Ha entrado ya en el quirófano?" Esa pregunta ya no será necesaria en el Reina Sofía

El hospital cordobés ha puesto en marcha un sistema de localización por el que los familiares pueden saber dónde está su ser querido, bien mirando una pantalla o bien haciendo un seguimiento desde el móvil gracias a una app
Profesionales del Reina Sofía mostrando el dispositivo
Profesionales del Reina Sofía mostrando el dispositivo
"¿Ha entrado ya en el quirófano?" Esa pregunta ya no será necesaria en el Reina Sofía

El hospital Reina Sofía ya tiene implantadas en todas las áreas donde se hacen operaciones un sistema de localización del paciente que va entrar en quirófano. Se trata de una pulsera electrónica que manda información diferenciada a los familiares y a los médicos. A los familiares les envía datos sobre cuatro etapas: si el paciente está en preparación, si está en quirófano, si está en recuperación o si está ya preparado para la salida. A los médicos les envía información mucho más detallada, donde entran tiempos exactos, recorridos, datos de los equipos o configuración de alertas. El proyecto se llama 'MySphera' [Nota de la redacción: al final de la noticia hay un vídeo explicativo del propio hospital].

¿Cómo pueden consultar los familiares esta información? De dos formas. La primera a través de paneles que hay instalados en las salas de espera, zonas de reanimación y algunos pasillos. No sale el nombre del paciente sino un código que conocen previamente los allegados, con el objetivo de preservar el anonimato. La segunda forma es mediante un código QR. Tras descifrarlo el familiar puede saber dónde está mediante una app para el teléfono móvil. El dispositivo funciona mediante señales de bluetooh.

Los familiares por tanto pueden reducir en teoría sus niveles de estrés al conocer las respuestas a muchas de las preguntas que suelen demandar, como por ejemplo si ha entrado o salido ya del quirófano.

En el caso de los médicos genera además un análisis que derivará en la mejora del proceso.

Una vez el paciente sale del área quirúrgica en cuestión, se le quita la pulsera, se desvincula del sistema informático y tras la pertinente limpieza pasa a ser útil para otro paciente.

De momento el hospital tiene opertativos 250 de estos dispositivos. Hay que tener en cuenta que el Reina Sofía tiene en torno a 160 operaciones cada día en las que trabajan una media de 600 profesionales sanitarios de distinto tipo.

La batería de este dispositivo tiene una vida media superior a los dos años.

En la presentación han estado presentes la delegada territorial de Salud y Familias de la Junta en Córdoba, María Jesús Botella; la directora gerente del Hospital Reina Sofía, Valle García; y el subdirector provincial de TIC del Servicio Andaluz de Salud en Córdoba, José Antonio Delgado, entre otras autoridades.