martes 07.07.2020
Cordoba Hoy

POLÍTICA MUNICIPAL

Servicios Sociales sextuplicó la atención a la ciudadanía durante el estado de alarma

Desde los 10 centros de servicios sociales comunitarios se han realizado 15.708 valoraciones, casi 5.000 de ellas en el Sector Sur, el distrito más afectado
Uno de los usuarios del colegio mayor Séneca durante la pandemia
Uno de los usuarios del colegio mayor Séneca durante la pandemia
Servicios Sociales sextuplicó la atención a la ciudadanía durante el estado de alarma

La atención a la sociedad cordobesa desde el Área de Servicios Sociales se ha "sextuplicado" durante el estado de alarma, que ha durado desde el 14 de marzo pasado hasta el 20 de mayo, según ha informado esta mañana la concejal del ramo, Eva Timoteo (Cs).

Es más, lejos de considerar que Servicios Sociales ha trabajado con servicios mínimos, Timoteo ha considerado que ha sido más bien de máximos, con un total de 55 personas inicialmente, y algo más a medida que las necesidades eran más urgentes, hasta el punto de que se afrontó "una demanda jamás vista antes" en un "tiempo récord". Y eso supone en materia de tramitaciones "casi el mismo número de expedientes de ayudas de emergencia sumados en los dos años anteriores".

El problema, según Timoteo, en su delegación tiene un déficit de personal casi histórico, pero aún así en ayuda a domicilio se atendieron a 997 personas frente a las 2.100 usuarias en época normal, se les ha prestado la ayuda a domicilio "de manera urgente" a 52 personas y se ha prestado comida a domicilio de manera urgente por no ser usuarios normales a 116 personas.

Colaboración con Cruz Roja

Otras 30 personas fueron atendidas en colaboración con Cruz Roja "para hacer recados a la farmacia, la compra o el banco", y se han atendido 1.135 llamadas atendidas sobre asuntos de la dependencia.

La ayuda a domicilio ya se ha restablecido y hay 157 personas que "no están atendidas, porque han renunciado voluntariamente de momento por miedo al Covid", según ha señalado la concejal.

Por otra parte, en la emergencia alimentaria, con convenios y contratos, como con Cruz Roja para 1.200 familias, San Juan de Dios para 100 familias y Cáritas para otras 50 familias, entre otras entidades. En total se ha atendido de manera directa a 1.805 familias, que suponen 7.220 personas, todo ello con un coste de unos 280.000 euros.

Además, se ha concedido 2.745 ayudas económicas de emergencia y 1.242 ayudas económico familiares, con un importe de más de dos millones de euros, a la vez que se han realizado 1.846 tramitaciones de renta mínima de inserción social de la Junta de Andalucía, 142 derivaciones a 'tarjetas monedero' y 410 asesoramientos sobre el Ingreso Mínimo Vital.

Desde los diez centros de servicios sociales comunitarios, "que no han estado abiertos al público, porque estaba prohibido, pero sí en permanente atención", se han realizado 15.708 valoraciones, de las que destacan 4.812 del Distrito Sur, "que ha sido una vez más el distrito más golpeado", ha lamentado la edil, quien ha añadido que "donde menos ha sido Poniente Sur con 1.010". Se han realizado 14.747 expedientes en 98 días.

El caso del Séneca

Y en la atención a personas sin hogar, Timoteo ha elogiado la labor en el colegio mayor Séneca "como recurso habitacional desde el día 26 de marzo", tras "costar mucho trabajo encontrar a personal" y que se habilitó para unas cien personas. El coste ha sido de 334.511 euros.

Asimismo, la delegada ha subrayado el refuerzo de personal ante "la demanda social" y para "suplir las carencias históricas que se padecen en Servicios Sociales", así como la labor desde la Delegación de Transformación Digital a tal efecto.

Entretanto, la concejal ha resaltado que "toda la emergencia social se ha atendido con los mismos medios con los que en el mandato anterior, en estado normal y ordinario, había listas de espera de hasta cinco y seis meses y las ayudas de emergencia llegaron a tardar más de cien días".

Al respecto, ha hecho un llamamiento a los grupo de la oposición a que "respondan ellos ahora y cierren filas en torno a los cordobeses, que dejen de buscar gresca fácil y que dejen de desacreditar a las instituciones", así como que "soliciten al Gobierno de España que deje usar el superávit".