jueves 22.10.2020
Cordoba Hoy

Medio Ambiente

Emacsa lleva ejecutado un 75% de la nueva red para riego con agua no potable

Las actuaciones estarán terminadas el próximo mes de julio y el ahorro de agua potable será equivalente a algo más de 71 piscinas olímpicas llenas hasta el borde al año

Obras de la nueva red de agua no potable en Córdoba
Obras de la nueva red de agua no potable en Córdoba
Emacsa lleva ejecutado un 75% de la nueva red para riego con agua no potable

Las obras para contar en la ciudad con un sistema de riego de zonas verdes a base de agua no potable se encuentran ya ejecutadas en un 75 por ciento, según han informado a este periódico fuentes de la Empresa Municipal de Aguas, Emacsa.

El consejo de administración de esta empresa pública, presidido por la alcaldesa, Isabel Ambrosio (PSOE), aprobó en abril de 2018 la adjudicación de la primera fase para la obra del sistema general de riego con agua no potable para las zonas verdes de Córdoba. Se trataba de abrir directamente una conducción que va desde el Parque de la Asomadilla hasta el Parque Cruz Conde, y fue adjudicada a la firma cordobesa Magtel Operaciones por un importe de 854.734 euros, sin contar el IVA.

Obras de la nueva red de agua no potable en Córdoba 1

Así, siempre según las mismas fuentes, las obras comenzaron en julio de ese mismo año, y se prevé un plazo de ejecución de 12 meses, con lo que el próximo mes de julio estarían teóricamente terminadas. En cualquier caso, las actuaciones ya finalizadas han tenido lugar en los Jardines de la Agricultura y zonas de El Brillante y Santa Rosa. Actualmente se está trabajando en el Parque de la Asomadilla, el Vial y en la Avenida del Flamenco (antiguo Conde de Vallellano).

Desde Emacsa se ha recordado que su puesta en funcionamiento podría suponer un importante ahorro de agua potable, en concreto, 178.870 metros cúbicos anuales (el equivalente a algo más de 71 piscinas olímpicas llenas hasta los topes).

Y hasta que la obra se termine y se pueda utilizar el agua no potable para el riego, las zonas ajardinadas se abastecen desde cuatro sistemas distintos. Bien aprovechado una serie de sondeos ubicados en las zonas de riego que impulsan el agua a redes de distribución, y que funcionan en cada zona de manera independiente, bien haciendo uso de la red de abastecimiento de agua potable de Emacsa, bien aprovechando el venero de Esquina Paradas, también gestionado por Emacsa, o bien usando agua de lavado de filtros en la ETAP Villa Azul, en este caso para el Parque de la Asomadilla en exclusiva.

Obras de la nueva red de agua no potable en Córdoba 2

Pero los inconvenientes de los sistemas que se usan en la actualidad tienen sus inconvenientes. En primera instancia, el volumen de agua disponible en los sondeos y veneros depende del estado de recarga de los acuíferos, coincidiendo el periodo del año de mayor necesidad de abastecimiento para riego, de abril a octubre, con la época con menor volumen de agua subterránea. Además, el consumo de agua potable es facturada, obviamente, como agua potable, con el consiguiente gravamen.

Una vez se termine esa nueva red desde Emacsa señalan que se evitará el coste de la potabilización del agua y de los impuestos asociados a su facturación y se garantizará, en épocas de estiaje, el suministro en las zonas actualmente abastecidas mediante sondeos.

Comentarios