Martes 12.11.2019

EDUCACIÓN

'Bullying', Internet, violencia de género... La Policía forma a 3.000 padres y alumnos

Los delitos más comunes en los centros educativos están relacionados con el acoso escolar o al profesorado, el absentismo y el inicio en el consumo de drogas y acohol

Agentes de la Policía Local junto al responsable político del cuerpo, Emilio Aumente (PSOE), en el centro.
Agentes de la Policía Local junto al responsable político del cuerpo, Emilio Aumente (PSOE), en el centro.
'Bullying', Internet, violencia de género... La Policía forma a 3.000 padres y alumnos

Un total de 3.007 alumnos, padres y profesores de la capital cordobesa han asistido en lo que va de curso escolar a las conferencias impartidas por la Policía Local de Córdoba, dentro del programa Agente Tutor, en las que se han abordado distintas temáticas como el bullying y los riesgos de Internet, la violencia de género, la igualdad y la seguridad vial.

Según la información facilitada a Europa Press por el Consistorio, un total de 1.563 asistentes contaban entre 12 y 17 años de edad; 898, hasta once años; 326, de 18 a 25 años; 129, de 41 en adelante, mientras que 91 tenían de 26 a 40 años. Al respecto, en lo que va de curso, a partir del contacto y cercanía del agente con alumnos, padres y madres y profesorado, se han detectado y atendido once requerimientos sobre conflictos en los que se encuentran implicados los alumnos de los centros.

En concreto, la problemática detectada más acusada en los centros educativos se relaciona con el bullying y ciberbullying entre alumnos del mismo u otro centro, el sexting, la violencia de género, el acoso al profesorado y el absentismo escolar, el inicio en el consumo de alcohol o drogas, entre otros problemas.

De este modo, desde la Policía Local de Córdoba se atienden demandas ciudadanas con la colaboración con diversas instituciones -especialmente con centros educativos-, en este caso con el desarrollo del programa de Agente Tutor, dado "los resultados positivos en el ámbito nacional relacionado con los centros educativos, y que por ello consigue la adhesión al mismo de un número significativo de municipios", según destaca el teniente alcalde delegado de Presidencia y Seguridad Ciudadana, Emilio Aumente (PSOE).

En este sentido, ha explicado que se trata de "un servicio que se presta por policías locales de manera especializada y cuya finalidad es el apoyo a la comunidad educativa a través de la promoción del respeto a los derechos de la infancia, garantizando y protegiendo los derechos de los jóvenes en general y de los menores en particular".

Así, el origen de la figura del Agente Tutor surge con ocasión de la posición estratégica que disfrutan los cuerpos de Policía Local respecto a la cercanía con los vecinos. "Este programa es una apuesta en defensa de la tesis de que la prevención es el instrumento más eficaz para evitar futuros problemas", subraya el concejal.

Por tanto, es en esta línea en la que "los centros educativos no deben ser entendidos como una isla incomunicada del resto de la sociedad, sino que precisamente es una institución importantísima en la estructura social y que requiere ser arropada por el resto de instituciones, pues se precisa de educación en igualdad y respeto, dignidad, no discriminación, etc., y eso se realiza especialmente en las primeras etapas de la vida", argumenta a Europa Press el edil.

Resolución de conflictos

Dada la experiencia acumulada, al inicio del presente curso escolar la Jefatura de la Policía Local de Córdoba y la Delegación de Seguridad Ciudadana decidieron incluir, en la oferta a los centros educativos de conferencias sensibilizadoras, el programa de Agente Tutor para participar en la resolución de conflictos entre el alumnado o entre estos y los docentes.

Es un servicio que se presta por policías locales que poseen un curso de capacitación específico y cuya implementación se pretende realizar de una manera orgánica y progresiva en el organigrama de la Policía Local de Córdoba. Sus intervenciones se orientan a "evitar situaciones perniciosas para los menores en el marco educativo". "Sin duda, y como parte de la sensibilización social, se informa al profesorado y padres y madres de los conflictos más acusados para que sumen con su esfuerzo", según precisa el concejal.

El protocolo habitual con los centros educativos comienza con una reunión previa con un representante del centro --orientador/a, jefe/a de estudios o director/a--, en la que se ofertan las conferencias generales y el centro demanda las que considere, a la par que plantea a los agentes si son conocedores de alguna problemática concreta relacionada con las materias, a fin de abordar la misma de un modo más profundo.

De esta forma, si efectivamente existiera algún conflicto, se llevarán a efecto las reuniones de convivencia o mediación y posteriormente se hace un seguimiento, tanto por parte del centro, como de los agentes tutores, según detalla Emilio Aumente.

Comentarios