PLATAFORMA DE AFECTADOS POR LAS INUNDACIONES DEL GUADALQUIVIR

APAIG apoya la iniciativa de construir una playa urbana en el río Guadalquivir

Su presidente, Francisco León, considera que eso obligaría a las administraciones a controlar más el río para evitar riadas y además, es un proyecto muy similar a la que ellos presentaron en un Pleno en enero de 2013

Playa artificial de Crystal Lagoons en Tailandia
Playa artificial de Crystal Lagoons en Tailandia

La Plataforma de Afectados por las Inundaciones del Guadalquivir (APAIG) ha dado su apoyo y su visto bueno, a través de un comunicado, a la intención por parte de un grupo de inversores de Crystal Lagoons de construir en Córdoba lo que sería la primera playa urbana de España, en un proyecto en el que también está implicado el equipo del arquitecto cordobés Rafael Castelló.

Según su presidente, Francisco León, la razón de su respaldo es doble. Y es que, en caso de ponerse en marcha esa idea empresarial, "eso obligaría a las administraciones responsables a tener siempre el ojo puesto en el río Guadalquivir para controlar y evitar que se produjeran nuevas inundaciones como las que tuvieron lugar en los años 2010 y 2013". Y eso, en palabras de APAIG, implicaría limpiezas a fondo del cauce y la instalación de elementos de protección, tales como escolleras similares a la que se ubicó en el año 2012 en las proximidades del Aeropuerto de Córdoba para salvaguardar sus instalaciones de posibles riadas.

playa artificial Jordán

Por otro lado, León ha recordado que este proyecto filtrado a la prensa, "aunque no por parte del equipo de Rafael Castelló", es extremadamente similar al que la Plataforma que preside presentó para su aprobación en un Pleno municipal celebrado en enero de 2013. Si bien, los concejales de la Corporación municipal presidida por el PP se limitaron entonces a aprobar por unanimidad una moción destinada a la ejecución de la segunda fase del río y que contemplaba un encauzamiento del Guadalquivir a su paso por la zona histórica de la capital. Cuestión que, por cierto, no se ha llevado a cabo todavía, según recuerda el comunicado.

La iniciativa de APAIG pretendía unir la periferia fluvial, desde la barriada de Alcolea hasta la entidad local autónoma de Encinarejo, manteniendo una serie de balsas en los Sotos de la Albolafia a fin de incorporar el río en la ciudad, limpiar parte del arroyo Guadalbarbo en su desembocadura con el Guadalquivir (que sí se está llevando a cabo) o adecentar la caja del río en su unión con el pantano de San Rafael de Navallana.

playa atificial Argentina

Eso incluiría paseos fluviales, embarcaderos hasta el Real Jardín Botánico, y conexión con las servidumbres, azudes y playas artificiales en el río, una nueva ruta de los museos de córdoba por barco, la prolongación de la escollera del Aeropuerto más allá de la curva donde confluyen el río Guadajoz y el Guadalquivir o la conexión de la periferia con la sede deportiva del Círculo de la Amistad y por el otro lado con Alcolea y Enrinarejo mediante carriles-bici y paseos con caminos de lujo y elegantes.

Además, el proyecto ofrecía la posibilidad de elaborar una iniciativa medioambiental a fin de solicitar la Capitalidad Europea del Medio Ambiente, con parques, zonas de ocio, paseo y recreo, merenderos o restaurantes, y en La Altea iría una ecourbanización en conexión con paseos fluviales (similares a los que tiene el municipio de Almodóvar del Río en torno al pantano de La Breña).

Burlas de la prensa local

Un proyecto que, tal y como ha recordado Francisco León, provocó las burlas de parte de la prensa local cuando se expuso en la sesión plenaria y que fue calculado por el entonces alcalde de Córdoba, José Antonio Nieto (PP), en unos 80 millones de euros, "pero que era de menor cuantía". En cualquier caso, la nota de APAIG abunda en el hecho de que se podría haber echado mano de los Fondos Feder o de programas comunitarios dela UE, como la Agenda Local 21, para su ejecución, aunque ahora "vuelve a la palestra de la mano de la iniciativa privada, con lo que no parece que fuera una iniciativa tan meritoria de burla", insiste Francisco León.

Precisamente, según ha salido publicado en prensa, la playa artificial incluiría elementos lúdicos, tales como restaurantes, tiendas y hasta un hotel, con una piscina temática con tirolinas o pequeños barcos de vela. Y, aunque la ubicación está todavía por determinar, en el proyecto de APAIG se hablaba de situar una playa en el entorno de El Arenal. 

"Si es necesario, nosotros aportaríamos las ideas de nuestro proyecto por si fueran complementarias a la intención de construir esa playa urbana", ha añadido Francisco León.

Crystal Lagoons playa urbana