lunes 30.01.2023
Cordoba Hoy

DISTRITO CENTRO

Podemos aboga por devolverle la vida vecinal al Casco con medidas que eviten la gentrificación

La portavoz de la formación morada, Cristina Pedrajas, alerta de la ingente cantidad de establecimientos hoteleros y hosteleros frente a una ausencia total de servicios o instalaciones de primera necesidad
Mercedes Muñoz, Lourdes Martínez y Cristina Pedrajas en La Medina
Mercedes Muñoz, Lourdes Martínez y Cristina Pedrajas en La Medina
Podemos aboga por devolverle la vida vecinal al Casco con medidas que eviten la gentrificación

Basta un paseo por el Casco Histórico para comprobar el nivel de degradación, y eso es lo que han hecho esta semana desde el Grupo Municipal de Podemos Córdoba, acompañado por la presidenta de la Asociación Vecinal La Medina, Lourdes Martínez.

La portavoz del Grupo Municipal morado, Cristina Pedrajas, ha lamentado profundamente tras su visita que en esa zona de la capital "ya no hay vida, no hay población, no hay cordobeses y cordobesas, porque el Ayuntamiento no pone las medidas que tendría que habilitar". Desde hace tiempo "llevamos alertando sobre la gentrificación turística que se da en el Casco Histórico", que se traduce en que "se está llenando de apartamentos turísticos, de hostelería, de tiendas dedicadas exclusivamente al turismo, pero faltan servicios mínimos y necesarios para la juventud, para practicar deporte o para las personas mayores".

Pedrajas ha hecho suyas las reivindicaciones de la Asociación Vecinal La Medina, en el sentido de que se hace necesaria una moratoria de apartamentos, hoteles y restaurantes, y, a cambio, que "las viviendas abandonadas que tiene el Casco, que son muy abundantes, las rehabiliten para transformarlas en viviendas de alquiler asequible para gente joven que son quienes traen a los niños y las niñas, porque a día de hoy este barrio está hundido por completo".

Y el motivo de que haya tanta vivienda vacía y tanto solar sin uso el turismo de baja calidad que se está adueñando desde hace tiempo, "y no de forma esporádica", de las calles del Casco. "Un turismo de fin de semana, de fiesta constante y continua, de ruido y molestias nocturnas, de vandalismo y suciedad", y lo que es peor, en opinión de Pedrajas, que está forzando a la vecindad a marcharse y las viviendas que dejan atrás "las adquieren el mejor postor, que no es otro que las empresas hoteleras y de apartamentos turísticos".

Frente a eso, la actitud del Ayuntamiento de ponerse una interesada venda en los ojos, porque se siguen concediendo licencias, muy a pesar de la tremenda saturación de este tipo de negocios, "que no es ninguna exageración, tal y como hemos comprobado con nuestros propios ojos".

En este sentido, da la razón a Lourdes Martínez, quien considera que "estamos cada vez peor", porque el Casco Histórico "no es un Casco vivo como dijo el alcalde, sino que está vivo de maletas y de copas". Para la vecindad "no hay nada; por no tener no tenemos ni farmacia, ni tienda de comestibles, ni carnicería, ni zapatería o ropa, pero bien que demostramos que teníamos razón con la pandemia, y hasta el Ayuntamiento nos la dio, pero ha sido dejar de hablar de la Covid y y aquí estamos, con el doble de apartamentos turísticos".

El Grupo Municipal de Podemos ha podido comprobar que en apenas 50 metros a la redonda, con la Plaza de Abades en el centro, se concentraban numerosos establecimientos de hostelería, así como situaciones de abandono y de ocupación de aceras que impiden el libre tránsito de personas con movilidad reducida.

Cristina Pedrajas, Carlos Aranda, Mercedes muñoz y Lourdes Martínez en La Medina
Cristina Pedrajas, Carlos Aranda, Mercedes muñoz y Lourdes Martínez en La Medina

Así, en la Plaza de Abades, la Ermita de la Concepción ha sido transformada en pisos turísticos y para ello se ha utilizado parte de un muro trasero del convento de Santa Clara, mientras que otras tres propiedades son pisos turísticos. En la calle Portería de Santa Clara, una antigua casa es un hotel en construcción; en la calle Osio, tres de ellas son apartamentos turísticos; en Rey Heredia, otro ha sido convertido en apartamentos turísticos; en la calle Horno del Cristo pasa lo mismo; en la calle Encarnación se encuentra en estado de completo abandono la casa del Obispado, además de que las esquinas están destrozadas por la furgoneta de reparto, y otra propiedad ha sido transformada en apartamentos turísticos, además de que hay dos hoteles, uno de cuatro estrellas y un hostal.

En Magistral González Francés hay una tienda que ocupa ostensiblemente las aceras, está el hotel Conquistador y "hemos visto un vehículo tranquilamente sobre la acera impidiendo el tránsito peatonal". En Corregidor Luis de la Cerda, uno de las propiedades se ha reconvertido en apartamentos turísticos ilegales; en Cardenal González, otra propiedad se ha reconvertido en apartamentos turísticos y hay macetones que impiden el paso de sillas de ruedas; en Horno de Porras, otras dos antiguas casas son apartamentos turísticos, mientras que en la calle Cabezas el Museo se ha convertido en apartamentos de lujo.

Cristina Pedrajas (centro) conversa con Lourdes Martínez y Mercedes Muñoz
Cristina Pedrajas (centro) conversa con Lourdes Martínez y Mercedes Muñoz

En todas estas vías citadas no se ha podido detectar ni una sola instalación cultural, deportiva, infantil, sanitaria ni comercial de primera necesidad, ni jardines o siquiera papeleras. "¿Cómo personas jóvenes y familias con niños se van a plantear así venirse a vivir a esta zona?", se pregunta Pedrajas, para rematar que "o el Ayuntamiento pone medios urgentes o este barrio deja de ser ciudad para convertirse en un simple parque temático".

Comentarios