domingo 24.10.2021
Cordoba Hoy

MEMORIA DEMOCRÁTICA

La asociación memorialista Aremehisa pide al Ayuntamiento una calle para Renée La Font

Fusilada el día 1 de septiembre de 1936 en las tapias del Cementerio de la Salud de Córdoba
Retrato de Renée Lafont, fusilada en Córdoba en 1936
Retrato de Renée Lafont, fusilada en Córdoba en 1936
La asociación memorialista Aremehisa pide al Ayuntamiento una calle para Renée La Font

La asociación memorialista cordobesa Aremehisa ha presentado una petición en el Registro de Entrada del Ayuntamiento de Córdoba mediante la que solicita al Consistorio "que dedique una calle a Renée Lafont, periodista francesa fusilada el día 1 de septiembre de 1936 en las tapias del Cementerio de la Salud de Córdoba".

A través de un comunicado, Aremehisa ha defendido que "hay motivos más que suficientes para otorgarle un reconocimiento público a la que es la primera periodista de la historia asesinada en un conflicto bélico en el ejercicio de su profesión, la primera mujer extranjera asesinada en la provincia Córdoba durante y como consecuencia de la Guerra Civil y, muy posiblemente, la primera ciudadana francesa asesinada en Andalucía durante ese periodo".

Además, según han señalado desde Aremehisa, "fue también la primera en ser exhumada en Córdoba capital, hechos que tuvieron lugar el 14 de febrero de 2019 en la sepultura número 6 del cuadro de San Ramón del Cementerio de Nuestra Señora de la Salud".

Renée Lafont, nacida en Amiens (Francia) el 4 de noviembre de 1877, estudió Letras en La Sorbona de París y desarrolló su labor profesional como periodista, novelista y traductora, alcanzando un alto prestigio y reconocimiento entre sus contemporáneos. De hecho, además de traductora personal, entre otros, del escritor español Vicente Blasco Ibáñez o del cubano Alberto Insúa, publicó varias novelas propias, las más conocidas 'L'appel de la mer' y 'Les forçats de la volupté'.

Fue una mujer profundamente culta, feminista, políglota, activista, helenista, latinista y, sobre todo, apasionada hispanista e hispanófila, lo que la llevó a dar a conocer la obra literaria española en París a principios del siglo XX.

En el verano de 1936 decidió trasladarse a España para cubrir la Guerra Civil para el diario francés 'Le Populaire', pero, al entrar por error en territorio insurrecto, fue apresada, trasladada a Córdoba y fusilada en el paredón del Cementerio de Nuestra Señora de La Salud de Córdoba el 1 de septiembre de 1936, a sus 58 años, según el testimonio de uno de los soldados que formaba parte de la guardia aquella madrugada, Luis de la Fuente.

Comentarios