lunes 25.10.2021
Cordoba Hoy

MANUEL TRUJILLO. PRESIDENTE PLATAFORMA IBÉRICA POR LOS CAMINOS PÚBLICOS

"La pandemia ha servido de excusa para que propietarios cierren los caminos y evitar el paso"

Manuel Trujillo posa para Córdoba Hoy
Manuel Trujillo posa para Córdoba Hoy
"La pandemia ha servido de excusa para que propietarios cierren los caminos y evitar el paso"

La pandemia, para bien o para mal, ha vuelto a poner de moda los caminos públicos, que durante lo peor de la crisis sanitaria han servido de auténtica vía de escape para miles de ciudadanos que no tenían otra cosa que hacer ni a otro sitio donde ir. La ciudadanía ha redescubierto esos caminos y ha visto la necesidad de que haya más y que los que ya hay (muy escasos todavía) estén en mejor estado de tránsito. Manuel Trujillo preside la Plataforma Ibérica por los Caminos Públicos desde hace unos seis años, pero sigue siendo activista de la asociación cordobesa A Desalambrar.

Según afirma, la Plataforma tiene un recorrido ya largo, de entre 14 y 16 años y cada vez tiene más asociaciones de toda España en su seno. "Somos unas 26", indica. Aunque por culpa de la pandemia llevan ya un par de años sin reunirse tienen en mente recuperar el tiempo perdido y el camino (nunca mejor dicho) que no se ha podido andar.

Manuel Trujillo posa para Córdoba Hoy

¿Cómo van a recuperar esa inactividad obligada?

Ahora dentro de poco, seguramente a principios del año que viene, en enero o febrero, retomaremos las Jornadas Estales sobre Caminos Públicos, de las que llevamos 13 ediciones. Antes de la pandemia las próximas, la XIV edición, estaban previstas que se celebraran en la provincia de Córdoba. Es algo aún sin asegurar, porque es verdad que las circunstancias han cambiado, pero son eventos a los que vienen mucha gente y reunir a un montón de personas en salones es algo que hay que tomarse con mucha precaución. En un principio se había pensado en Hornachuelos, pero no es seguro y ya se verá dónde se celebran.

Aunque parezca de perogrullo, dígame cuál es el papel de la Plataforma Ibérica.

La Plataforma Ibérica por los Caminos Públicos surge para reunir a los grupos que estaban dispersos por toda España y que se dedican a esta materia en concreto. Uno de los socios fundadores fue, por supuesto, la cordobesa A Desalambrar, junto a otras organizaciones de Ciudad Real y de Sevilla.

Las principales tareas que lleva a cabo son de coordinación de ciertas acciones, como son esas jornadas estatales, que en principio son anuales. También iniciamos otra actividad que sólo ha tenido una edición, que es el Día de las Vías Pecuarias para recordar los problemas que hay en este aspecto y darles realce. La verdad es que esa primera jornada tuvo muchísima aceptación; creo recordar que hubo 35 localidades donde se hicieron actividades. Por desgracia, justo cuando teníamos prevista la segunda edición para abril de 2020, tuvimos que cancelarla y esperemos que en abril de 2022 podamos retomarla si todo va bien.

"Esperemos que en enero o febrero se pueda celebrar en Córdoba la XIV Jornada Estatal sobre Caminos Públicos"

Aparte de eso, hacemos actividades conjuntas y compartimos información tanto de las actividades que hacemos nosotros como de novedades legales que haya, y damos consejos sobre qué hacemos bien y qué hacemos mal. Por otro lado, representamos también al conjunto de las asociaciones ante las administraciones para presentar alegaciones y recursos a normas comunitarias y organismos estatales. Y en algunos casos en donde no haya asociaciones en el ámbito local, también ante los ayuntamientos.

Por ejemplo ahora que se están haciendo muchos inventarios de caminos en la provincia de Córdoba, a veces la Plataforma Ibérica presenta alegaciones a estos inventarios, aparte de que también los plantee A Desalambrar.

Manuel Trujillo posa para Córdoba Hoy

A efectos prácticos, la idea sería recuperar y usar los caminos públicos, ¿no?

A efectos prácticos es que los caminos públicos no dejen de usarse y los que ya han dejado de usarse, por el motivo que sea, se vuelvan a usar. Fomentar su uso y que no se olviden, no se abandonen y, sobre todo, que nadie se los quede y se los apropie.

Ya me lo ha adelantado, pero también uno de sus papeles será el fomento para la elaboración de catálogos oficiales.

Efectivamente, ésa es una de las batallas que tenemos en todo el país. Y es que por lo menos para empezar que se sepa qué caminos públicos hay. Que las administraciones sean conscientes de cuáles son sus caminos públicos. Es uno de los pasos fundamentales que deben de dar las administraciones, sobre todo en este caso los ayuntamientos.

"La Diputación de Córdoba lleva un par de años sacando convocatoria de subvenciones para inventarios de caminos públicos y están pensando en una cuarta convocatoria"

Aquí hay que resaltar el caso de la provincia de Córdoba, donde la Diputación lleva un par de años sacando unas convocatorias de subvenciones para que los ayuntamientos puedan hacer sus inventarios de caminos.

¿Y qué tal va eso? ¿Hay interés por acceder a esas ayudas?

Pues el problema que nos estamos encontrando es que la iniciativa de Diputación hay que alabarla y la hemos apoyado, pero hay muchos ayuntamientos que no entienden bien en qué consiste hacer un inventario de caminos y no están por la labor de inventariar todos los caminos públicos que hay. En algunos casos se contentan con meter en el inventario los caminos que a ellos, y a ciertas personas y a ciertas entidades, les interesa y se olvidan de caminos históricos que pueden estar cortados o en desuso, pero que siguen siendo caminos públicos.

Cuando usted dice se olvidan, hay que añadirle unas buenas comillas, supongo.

Sí. Sí. Entre comillas. A veces también nos topamos con que hay empresas que tampoco tienen muy claro ese concepto. Y es que en numerosas ocasiones los ayuntamientos las subcontratan para elaborar esos catálogos. Eso no es nada malo, pero como tampoco existe mucha tradición de realizar inventarios de caminos públicos algunas de esas empresas ni siquiera saben realmente cómo deben hacerlo ni cuáles son los caminos públicos que deben entrar en el inventario.

Manuel Trujillo posa para Córdoba Hoy

Bueno, quizá lo que habría que hacer primero es definir claramente qué es un camino público.

En realidad es algo relativamente sencillo. Un camino es por donde anda la gente y eso lo tenemos todos claro. ¿Cuándo es público? Puede haber dos causas para que un camino sea público: Cuando lo ha comprado un ayuntamiento y tenga su escritura de compra-venta y si no es por eso, tiene que ser que desde siempre se ha venido utilizando.

El uso, por tanto, le confiere ese carácter de público o abierto para todos, ¿no?

El uso desde siempre, desde que se acuerdan los mayores. Esa última parte es lo que los ayuntamientos muchas veces o no lo tienen claro o no lo toman en cuenta y marcan sólo los caminos públicos por donde han estado circulando los tractores y los coches; y eso no es así.

"Lo que confiere el carácter público a un camino es que se use desde siempre; desde que se acuerdan los mayores"

Hay que tener en cuenta qué es lo que se usa de siempre, porque una cualidad de los caminos públicos es que nunca dejan de serlo, aunque estén en desuso durante muchos años, aunque estén llenos de vegetación, aunque a no se pase por allí, siempre, siempre, siempre van a seguir siendo caminos públicos.

Pero ¿hay una normativa que deje eso claro?

Bueno, sí. La normativa es común a todos los bienes demaniales, que es el Código Civil, y la última es la Ley de Bases del Régimen Local. Es verdad que no hay una normativa específica de caminos públicos. Sólo la hay en dos comunidades autónomas, que son Extremadura y las Islas Baleares. En Andalucía intentamos la pasada legislatura que se aprobara una, pero, por desgracia, finalmente, con el adelanto electoral no pudo llevarse a cabo. El Gobierno actual no está por la labor. Así que tendremos que esperar que las cosas cambien para volver a intentar hacer una ley que tenga un planteamiento muy similar a la de Baleares, de hace cuatro años, y que está dando buenos resultados y permite que allí, algo que también era un problema muy importante, poco a poco deje de serlo.

Manuel Trujillo posa para Córdoba Hoy

¿Cuál es el escollo para que la Junta actual no quiera elaborar una ley específica de caminos públicos?

El problema de la Junta actual y también de la anterior, no podemos negar que no hubiera problemas también entonces, es que ahora mismo hay una serie de entidades o de personas particulares que de hecho tienen apropiados esos caminos públicos y que no quieren que esos caminos públicos pasen a ser lo que tienen que ser: De dominio público.

"Hay una serie de entidades o de personas particulares que tienen apropiados esos caminos públicos y no les interesa que pasen a ser de dominio público"

Aclarado queda.

Es que esos organismos tienen mucha influencia en este Gobierno y en el anterior igualmente, y no hay forma de que eso se lleve a cabo.

Según eso, el papel de A Desalambrar tienen todo el sentido del mundo, ¿no?

Es imprescindible, porque si no fuera por A Desalambrar en estos últimos 20 años quedarían muy pocos caminos públicos abiertos. No se puede decir que hayamos abiertos muchos, algunos sí y los pocos que hemos abierto más por pesadez para convencer a los propietarios de que esos caminos son públicos y tienen que dejarlos abiertos, que por los ayuntamientos, que en esto no han hecho absolutamente nada y no han recuperado ni uno en estas dos décadas, pero sí que es verdad y estoy seguro de que si no existiera A Desalambrar muchos otros caminos se hubieran quedado cerrados también.

Los ayuntamientos, no, pero la Diputación sí ha hecho algo al respecto.

La Diputación ha puesto en marcha una convocatoria de subvenciones para que los ayuntamientos hagan esos catálogos.

Manuel Trujillo posa para Córdoba Hoy

¿Y los ayuntamientos están respondiendo a eso bien?

La respuesta de los ayuntamientos ha sido muy buena. Porque ha habido muchos que han concurrido, incluso más de los que alcanzaba la convocatoria. De ahí que hace pocos meses se adjudicara la tercera fase de estas ayudas y la idea de la Diputación es plantear y sacar una cuarta convocatoria para que todos los consistorios interesados puedan recibir esa ayuda y elaborar su catálogo.

El problema o lo que hay que preguntarse es ¿por qué están interesados los ayuntamientos? Estaría muy bien que fuera para tener claro cuáles son sus caminos públicos y que puedan recuperarlos y todo el mundo, todos, pueda pasar por ahí. La realidad no es ésa, aunque hay ayuntamientos que sí lo tienen claro y como ejemplo positivo puedo poner el de Villaharta, que ha hecho una red de senderos magnífica y que ha recuperado incluso por vía judicial varios caminos. Carcabuey también está haciendo muy buena labor, y por tanto los hay que podrían ser modélicos.

"Villaharta tiene una red de senderos magnífica y Carcabuey está haciendo también una muy buena labor; son modélicos"

Pero hay otros casos que no. En muchos casos sólo están interesados en los caminos de tipo agrario, sobre todo, por donde circulan más vehículos agrícolas. Porque para concurrir a subvenciones o peticiones de que se arreglen esos caminos les piden cada vez más una certificación de que esos caminos son públicos. Al final están interesados en que esos caminos sí que estén metidos en el inventario y les da igual otro tipo de caminos donde puedan tener más problemas o quebraderos de cabeza con sus propietarios.

¿Y eso no se podría resolver, quizá, con algún tipo de cláusula en las convocatorias de la Diputación especificando que se incluyan absolutamente todos los que se suponen que sean públicos?

Efectivamente. De hecho, estamos en conversaciones con la Diputación para elaborar una guía de actuación que deje claro cómo tienen que hacer los ayuntamientos sus inventarios y que no lo haga cada uno como quiere.

Por ejemplo, ayuntamientos como El Viso saca 200 caminos públicos frente a Obejo que saca 18 (se ríe). A lo mejor no están bien ni los 200 de uno ni los 18 de otro. Lo más normal es que sea un número intermedio. Pero tiene que haber un mínimo de unidad de criterios a la hora de realizar estos inventarios o deja de tener sentido.

Se supone que esos criterios también se podrían trasladar luego desde la Plataforma Ibérica al resto de catálogos que se están elaborando en el resto del país.

Claro. Ésa es la idea. Buscamos elaborar un manual en el que se vea un poco a las nociones básicas, que son iguales para toda España, de cuál es el fundamento de los caminos públicos y cuál es la utilidad de un inventario.

"El Ayuntamiento de la capital tiene un catálogo de caminos públicos de 1884, que volvió a aprobarse tal cual hace seis años y necesita una revisión en profundidad"

Por curiosidad. ¿Córdoba capital ha accedido a esas subvenciones de la Diputación?

No. La capital no entra dentro de estas subvenciones. Pero sí tiene un inventario de 1884, es decir que tiene unos 140 años y hace unos seis años, aproximadamente, se volvió a aprobar ese mismo inventario del siglo XIX dándole una cartografía y un recorrido aproximado.

Este inventario de momento no ha servido para nada, porque de todos los caminos que hay en él la mayoría están cerrados y el Ayuntamiento no ha hecho nada para abrirlos. Además, hay otros caminos que no figuran en ese inventario que se elaboró con una capacidad limitada y haría falta una revisión en profundidad para incluir en él bastantes caminos que faltan.

Manuel Trujillo posa para Córdoba Hoy

¿El Ayuntamiento estaría obligado a recuperar esos caminos públicos?

Por supuesto. Han sido muchos años de conversación con el Ayuntamiento. Siempre nos dicen vamos a hacerlo, vamos a hacerlo, pero al final nunca lo hacen. Con motivo de las movilizaciones que realizamos recientemente se ha creado una Comisión de Caminos en el Ayuntamiento de Córdoba, donde hay responsables de distintas áreas. Se da la circunstancia de que en el Ayuntamiento de Córdoba lo más normal es que un área le eche la patata caliente a la otra, de Patrimonio a Urbanismo y así continuamente. Al final, unos por otros y la casa sin barrer, como se suele decir.

Pero a raíz de esa movilizaciones en mayo, con una recogida de unas 4.000 firmas, y otras actuaciones conseguimos que se creara esa comisión y se nos ha prometido que las reivindicaciones nuestras se van cumplir. Bueno, la comisión se formó en junio y aquí estamos a la espera de que hagan algo (ríe). No es que vayan muy rápido que digamos.

"Tras nuestras movilizaciones de mayo pasado conseguimos que se creara en junio la Comisión de Caminos y aún estamos a la espera de que haga algo"

¿Los caminos públicos los usa mucha gente? ¿Son populares?

En sitios donde hay mucha gente, como es Córdoba capital, y cuando dejan usarlos, se usan de forma masiva. Ahora sobre todo con lo de la pandemia hemos visto llegar a la masificación de determinados caminos. El problema es que esa masificación viene porque realmente son pocos los caminos que llegan a estar abiertos y sean transitables, y menos todavía los que están señalizados. En el momento en que un camino se abre, que no son muchos, pero alguno se ha conseguido abrir en estos años, al momento están usándose por muchas personas.

Por tanto, sí. Tienen una aceptación y demuestra que bien merece la pena recuperarlos.

Hay otras zonas más despobladas donde a lo mejor no hay gente para usar muchos caminos, a no ser que tengan un interés especial y que puedan servir, incluso, como atractivo turístico. En la ciudad, con la cantidad de población que hay y mucha gente que ahora muestra interés por salir al campo y lo de moda que se ha puesto tanto la bicicleta como el correr y el senderismo que lleva ahí desde hace mucho tiempo, hay una demanda de uso tremenda. Además de lo preciosos que son y la gran calidad que tienen muchísimos de los caminos que hay en la Sierra. Curiosamente, por experiencia, los que llevan mas tiempo sin usarse son los más bonitos.

Manuel Trujillo posa para Córdoba Hoy

¿Pero sirve de excusa que haya poca población y poco uso para no recuperar un camino público?

Hombre, a ver. Excusa sí es. Es decir, un pueblo que está habitado por unos cientos de personas y tampoco tengan esperanza de que vaya allí gente porque no sea una zona especialmente atractiva, entiendo que pueda ser una excusa decir por qué vamos a recuperar 100 caminos si no los va a usar nadie. La verdad es que hay que ser un poco prácticos y a lo mejor tenga más sentido recuperar sólo algunos.

"En la capital se han masificado los caminos públicos, porque hay mucha demanda y porque no se han logrado recuperar muchos"

Eso, sin embargo, no quiere decir que se renuncie a ellos, pero sí que a lo mejor se prioricen. El caso de Córdoba capital está claro que tenemos una demanda tremenda y que ahí no hay excusa de ningún tipo.

Quizá en esos municipios que ha apuntado antes podría aplicarse el ejemplo de lo que se ha hecho con las vías verdes, antiguos pasos de ferrocarril, que a base de infraestructuras estupendas y muchos cuidados, han servido precisamente para atraer a usuarios.

Es lo que estaba señalando antes. Que los caminos pueden servir de atractivo turístico para hacer senderismo o bicicleta, y por supuesto que los municipio deberían, incluso aunque no tengan tanta demanda interna de usarlos, aunque seguro que la hay para algunos de ellos, buscar cuáles son los más interesantes para que se recuperen y conseguir que, como Villaharta, tengan una red de senderos muy atractiva. En cambio te vas a otros pueblos, como Obejo, que prácticamente no tienen ningún sendero para usarse y los pocos que hay son pistas forestales con escaso interés.

"En Andalucía íbamos a elaborar una ley sobre caminos públicos y con el adelanto electoral y el giro político se ha frenado; la actual Junta no está por la labor"

La gracia de los caminos públicos antiguos, sobre todo los que han estado sin usarse mucho tiempo, es que son los más arbolados, más estrechos y que son los que realmente tienen atractivo. Más que las pistas forestales, que, sobre todo cuando hace calor, y en Córdoba es casi todo el año, no tienen apenas atractivo.

¿Dentro de la recuperación de los caminos públicos se incluye mantenimiento, limpieza y mejora?

Son conceptos distintos. Básicamente recuperarlos implica que no haya obstáculos al paso. Después, por supuesto, está el mantenimiento y el que los caminos estén transitables. Aquí también hay un equívoco a veces de confundir el hecho de que estén transitables para personas para que lo sean igualmente para vehículos a motor. Los caminos más interesantes no deben estar transitables para vehículos a motor, porque en su día eran caminos de herradura, para caballo o mulos y algunos llegaron a ser caminos para carros, pero no fueron hechos para vehículos a motor. Tratar de que eso sea así es, en primer lugar, un gasto innecesario y además perjudica el interés que tienen los propios caminos.

Manuel Trujillo posa para Córdoba Hoy

¿Está prohibido que pasen vehículos a motor por ellos?

No necesariamente. La Administración es la que debe determinar por qué caminos pueden pasar los vehículos a motor y por dónde no. No hay muchos carriles que sirvan de comunicación para otros sitios, y son caminos públicos y los usan vehículos a motor. Los más interesantes, por su anchura o el tipo de trazado que tienen, no permiten el paso de esos vehículos.

"La Administración es la que debe determinar por qué caminos pueden pasar los vehículos a motor y por dónde, no"

Volviendo a algo que ha insinuado antes. ¿La pandemia ha sido aliada para los caminos públicos?

Ha sido un poco de todo. Por un lado, en ciertos sitios como las zonas más urbanas, donde no había otra cosa que hacer, ha aumentado su uso. También porque no había posibilidad de ir a sitios más lejanos ha aumentado el interés por los caminos de la Sierra, donde en Córdoba capital se ha disparado el uso, y eso hace que también la gente se dé cuenta del estado en el que están y de que hacen falta más caminos públicos.

Por otro lado, también ha sido una excusa para muchos propietarios para decir que como es pandemia cierro los caminos y por aquí no pasa nadie. Ha servido como excusa para las administraciones para no hacer nada, porque estaban muy ocupados luchando contra el virus y no podías reunirte con ellos. Por ejemplo, el Consejo de Medio Ambiente de Córdoba, donde hay un grupo de trabajo de caminos, lleva sin reunirse presencialmente más de un año. Y la única reunión virtual que se ha producido fue una catástrofe, porque no tuvo ningún sentido. Una reunión del Consejo de Medio Ambiente también es algo imprescindible que se haga cuanto antes.

Y para municipios más aislados y pequeños, que habitualmente reciben más visitas, en ese tiempo han estado abandonados los caminos al tener menos visitantes. Aunque eso ya desde que se abrió la movilidad ha cambiado y empieza a ser al contrario: Están con más demanda que nunca.

Comentarios