domingo 28.11.2021
Cordoba Hoy

RAFAEL LÓPEZ ESQUIVEL 'CHINO'. PROMOTOR DE CONCIERTOS Y EMPRESARIO DE LA NOCHE

"Hay locales de la noche que están ya con la bombilla roja pitándoles"

Rafael López Esquivel posa para Córdoba Hoy
Rafael López Esquivel posa para Córdoba Hoy
"Hay locales de la noche que están ya con la bombilla roja pitándoles"

Rafael López Esquivel, más conocido como El Chino, promotor y empresario de la noche desde hace 20 años, pero como trabajador y estando en la noche cordobesa desde hace ya 28 años, ya que comenzó con 17 tiernos añitos y ahora contabiliza primaveras por 49. A partir de esa edad "ya no paré" pinchando en uno u otro sitio y cada año cambiaba de bar, "perdón, de pub", en la zona de Galerías, Ciudad Jardín, y a mediados de los 90' del siglo pasado llegó a la Peña Egabrense que fue donde "me quedé cinco años y empecé a pinchar de forma más estable".

Tiene un millar de conciertos a su espalda, que se dice pronto, pero todos ellos currados "a pico y pala", como él dice. Es decir con un esfuerzo tremendo y jugándosela para ofrecer en Córdoba algo que se salga de lo habitual y de lo 'fácil'. Cuidado que en esta entrevista el baile de grupos musicales, garitos y salas de música marea.

Rafael López Esquivel posa para Córdoba Hoy

La Peña Egabrense funcionó a modo de un antes y un después, ¿no?

Es que como allí se hacían conciertos es donde comencé a tomar contacto con los grupos. Estuvieron grandes formaciones como Enemigos, Sex Museum, Hermanos Dalton, Cerebros Exprimidos, Manolo Cabezabolo, The Pleasure Fuckers... ¡Vamos! lo mejor.

Después de este periplo por bares y pubs nocturnos, al acabar con la Peña nos fuimos al África, una sala en El Arenal, que caminó casi a la misma vez que el Surfer, que abrió un año después, y con Juan Hervás comenzamos a llevar ya grupos de un nivel elevado que incluía todo el panorama de Rock estatal, que acabó pasando por allí, como Residentes, Porretas, Alaska, Enemigos, Fundación Tony Manero, los heavies de Tierrasanta y Obús y muchos otros durante dos años. Y en 2002, tras el África, nos fuimos a La Machina, un pequeño pub que yo regentaba con Juan y además pinchaba allí, pero entonces me quité el cordón umbilical de él tras casi ocho años trabajando juntos y puse en octubre de ese año el Freaktown con Jesús Poveda.

Toda una experiencia, aquélla...

Allí tomé conciencia del movimiento independiente de la música y del Rock 'n' Roll, sobre todo. Es que Jesús Poveda tenía unos buenos contactos, con Fran de la Tetería de Úbeda, y empezamos a contactar con compañías independientes de Garage y R'n'R. Hicimos bastantes cosas, pero si te digo la verdad, ahora mismo no me acuerdo de muchas. Podría hablarte de aquella época porque tengo una agenda guardada donde vienen algunos de los conciertos que se celebraron allí.

"Puedo estar muy orgulloso de decir que en el Freaktown fue donde nació Guadalupe Plata que decían que hacia Blues Pantanoso"

Bueno, pero le puedo recordar que había cine, música en directo y otras actividades culturales.

Bueno, sí. Ciclos de cortos, cine de Serie B o incluso Z, exposiciones de fotografías superextrañas con gente muy buena. Y puedo estar muy orgulloso de decir que en el Fraektown fue donde nació Guadalupe Plata. Perico Jiménez llegó allí un día, amigo de Fran de Úbeda, y nos dijo que tenía un dúo de Blues Pantanoso (se ríe), y mi socio Poveda al oír aquello dijo "eso hay que traerlo", y le dije "por supuesto, claro, cómo no". Pues hicieron allí seis conciertos en diferentes años desde 2003 o 2004 hasta 2009.

¿Por qué dice que no tiene recuerdos del Freaktown?

Me refiero a los grupos. Algunos me acuerdo, como Mister Moto, los King Brothers, un grupo japonés que ese mismo año se despidieron, los Speedbuggy USA, un grupo de California, concretamente de Hollywood que hacían country-punk o cow-punk, con El Lobo al frente, que lo único que quería era tequila (se ríe). También pasaron por allí muchos grupos cordobeses, porque tomamos el testigo de lo que fue el Level, que funcionó hasta 2003. La verdad es que vinieron casi todos los de la escena local, pero a veces se me olvidan los nombres.

Es que a lo largo de mi carrera he hecho casi un millar de conciertos. Llegar a pensar lo que he hecho en el Freaktown o tengo la chuleta delante o lo veo muy complicado, pero tengo conciencia de que pasaron por allí grupos ahora mismo reconocidos, entre ellos los de San Sebastián Delorean, que en su gira incluyeron Córdoba. Y tengo en la punta de la lengua otro grupo valenciano de Rock fuerte que ha tocado en bastantes festivales, pero... (suspira). (Se refería a Los Perros del Boogie que salen más adelante).

Rafael López Esquivel posa para Córdoba Hoy

De esos 1.000 conciertos aproximadamente, ¿de cuál se siente más orgulloso o de cuál piensa que realmente lo petó?

Al Freaktown trajimos a los mexicanos de Lost Acapulco, uno de los grupos instrumentales de Surf más importantes de la historia de ese estilo musical. Estoy muy orgulloso de haberlos traído tanto al Freaktown, como cuando volví a contactar con ellos a través de Javi Vacas de Manager Vacas, que venían de gira y le dije que tenían que pasar por aquí, y cuando les dijeron que quien lo pedía era El Chino del Freaktown no lo dudaron y tocaron en El Ambigú, en la terraza, en junio, y fue un conciertazo.

La verdad es que del Freaktown puedo estar orgulloso de casi todo, porque aquello era 'el antro', era 'el garito', era R'n'R puro, con sus fiestas y conciertos, que eran tan íntimos... Los Mister Moto ha sido otro de los conciertos que estoy muy orgulloso; me encantaron.

Después, tengo que decir que en El Ambigú es donde yo me he creado casi como promotor, realmente. Un inciso, entre Freaktown y Ambigú Axerquia hay un paréntesis, y es que estuve en la sal Stratocaster y en Directos 37, en Ollerías, que es donde conocí a mi socio Diego Manrique. Fue terminar en Stratocaster, que fue una experiencia que no me gustó nada, aunque allí llevé a los Creyentes, de Fran de la Tetería, otro de los conciertos de los que me siento bastate orgulloso, y a Guadalupe Plata, juntos, pero estuve allí tres meses y fue algo extraño, a pesar de que incluso llevé a las chicas guerreras de The Corrs, pero fue algo desastroso con no más de medio centenar de personas.

Diego y yo ya nos conocíamos a través del Underground, donde estuve pinchando tres o cuatro años en cuanto cerraba el Freaktown y hasta las siete de la mañana estaba con la música a cuestas. Y un día le planteé llevar los conciertos y estuve más de dos años programando a hierro. Llevé a Cooper, un par de veces a Guadalupe Plata, a Wau Y Los Arrrghs!!!, que fue mítico, a Javi Ramos con un proyecto que tenía, a varios grupos ingleses, los Hermanos Dalton, a McEnroe en sus primeros conciertos, y que lo tengo ya mismo aquí, y a varios grupos que entonces no estaban en el Indie pero destacaron luego, Napoleón Solo, y no estuvo mal.

Rafael López Esquivel posa para Córdoba Hoy

Pero el Directos 37 acabó cerrando, a pesar de que tenía público y era negocio.

Sí. Es que llegó una ordenanza desde el Ayuntamiento y tuvieron que cerrar casi todos los sitios de conciertos.

¿Y eso a qué se debió?

Pues que llegó un momento en que el Ayuntamento de Córdoba, Urbanismo, empezó a ir por los bares a decir que no se podían hacer directos. De hecho, nunca hemos tenido una licencia en los garitos de pub, lo que pasa es que eran permisibles, es decir que el Ayuntamiento de turno dejaba que hubiera conciertos hasta las 00.00 horas. Que haya música en directo. Ese año entró José Antonio Nieto como alcalde y Luis Martín llegó y cortó por lo sano con los conciertos. Se quedaron Café la Luna y Bourbon hasta las cinco de la tarde, pero que por la noche de conciertos, nada.

"Luis Martín cortó por lo sano con los conciertos nocturnos; duró unos meses, pero salas como Directos 37 ya no volvió a abrir"

Eso duró unos meses. Otra vez la gente volvió a retomar los conciertos por la noche, lo que pasa es que ya Diego cerró definitivamente. Había problemas con el precio del local, igual que pasó con el Freaktown, y ya fue definitivo. Después de eso llegamos al Ambigú Axerquía. Diego era amigo de Adolfo Hernández, que es el gerente de Ambigú Axerquía y le propuso la idea de hacer yo los conciertos.

Se trajo a O'Funk'illo, a Guadalupe Plata de nuevo, a Maga por primera vez después de la reunificación, a Los Perros del Boogie, y otros.

Y una vez que vinieron grupos importantes, le dije que cambiáramos todo y hacer una sala de conciertos retirando la barra inicial, pasarla a otro sitio y abrir un espacio para 380 personas amantes de la buena música.

Desde que comenzó hasta ahora, ¿cuándo ha sido más sencillo?

¿De los conciertos o de la noche?

Ambos.

De la noche ha cambiado mucho Los pubs ya no existen como tal. Quedan muy poco. La Comuna, y la Yayo, donde yo también estuve pinchando a principios de los 90, y que ahora se llama Velouria, que es incombustible en Ciudad Jardín. Lleva más de 25 años abierto. Pero no hay pubs como tal. Por eso ¿cuándo ha sido más fácil la noche?, antes, por supuesto. Por que ahora la gente es casi más de día.

Lo puedo decir claro, con la edad que tengo, cerca de los 50, la noche ya es terminar los conciertos y me voy a mi casa. No sé lo que hay ahora mismo. Me llega que hay bares como Long Rock o el Góngora Café, el Buda. El Automático no sé si considerarlo pub, pero es que abren por la tarde, como el Amapola. Quizá se les podría llamar pub porque tienen licencia hasta las cuatro de la mañana, pero a no se les llama así, son bares con música.

Hay ahora unos epígrafes que puedes coger hostelería con café, hostelería con comida y hostelería con música. Ahora, de hecho, puedes mezclar los tres epígrafes y eso, para mi gusto, es un avance, porque es la transformación natural de la hostelería. Tú puedes coger una cafetería, como el Café Málaga, abrir de copas a las 00.00 horas y cerrar a las cuatro de la mañana. Es el modelo que se está implantando Y es lo que ha hecho Amapola durante muchos años.

Rafael López Esquivel posa para Córdoba Hoy

¿El Ambigú Axerquía cómo se definiría?

Es una sala de fiestas o de conciertos. Nosotros estamos dentro del Instituto Municipal de Artes Escénicas (IMAE). Es una concesión que entra a concurso cada tiempo y se ha renovado.

"La noche era mucho más fácil antes y a los conciertos les pasa igual; la gente hoy es ya más de día que de la noche"

¿El Ambigú tiene pensado pedir licencia para actuar como un local de restauración?

No. Nosotros tenemos lo que es bocadillos y perritos. Sanidad vino, vio el puesto de perritos, que es ambulante, y podíamos tenerlo. Yo recuerdo que a finales de los años 80' había muchos pubs con la máquina para pinchar perritos para comer, como era el caso de Rokctámbulo, en 1988, que ya lo tenía. Era algo que entraba muy bien a las tres de la mañana para seguir con la marcha.

Pero volviendo a lo que me habías preguntado sobre si es más fácil antes que ahora, a los conciertos les pasa tres cuartos de lo mismo que a la noche. Era más fácil antes. Es que va a depender de lo que cada ciudad pueda asumir y de lo que oferte. Y estamos en una ciudad que es difícil, pero que tiene un paso genial para las productoras que vienen del Norte y de Madrid. Estamos en medio camino del Sur.

Málaga no tenía una escena musical a final de los 90 y principios de 2000 y de 15 años para acá ha explotado. Con un montón de salas, muy importantes como la Trinchera o París 15.

Rafael López Esquivel posa para Córdoba Hoy

¿Y Granada?

Granada es que siempre ha estado. Granada 'ES' el panorama musical andaluz; Sevilla, no. Es Granada. Cuando se habla de Indie, es Granada. Cuando se habla de música de salas, es Granada. ¿Sevilla? Pues también se ha expandido. Llegó un momento alli que se quedó sólo el Fun Club, que en paz descanse, ya que hace poco hicieron una fiesta de despedida con toda la familia, y la Fábrica de Colores y alguna más, pero ahora está con la Sala X o la Malandar. Por tanto, Sevilla ha despuntado de nuevo. Conclusión, te vas a Málaga, Sevilla y Granada y Córdoba se queda ahí apartada, aunque sea el paso natural, y peor está Jaén, que sí que está olvidada la pobrecita mía.

En Córdoba hemos tenido un panorama amplio. Está Hangar, el Long Rock, M100, que está en un circuito más cerrado para HipHop.

¿Cuando señala que Córdoba es difícil, a qué se refiere?

Al público.

¿Y qué es lo que quiere el público?

Yo he demostrado una cosa: Tú trae una cosa que el público quiere y el público va. Yo traigo a Los Punsetes aquí, que lo he hecho dos veces y en ambas ocasiones ha sido un lleno. Yo traigo a Toundra, un grupo instrumental de Rock Progresivo y la gente se pregunta quién es Toundra, pues llega y metes aquí a 300 personas Pero si yo traigo a los Perros del Boogie de nuevo y lo mismo metes a 60. ¿Por qué? Porque la gente no los escucha.

"Córdoba es una plaza difícil por el público, pero yo he demostrado una cosa: Tú trae una cosa que el público quiere y el público va"

El panorama Indie está ahora aquí (hace un gesto con la mano indicando que está en un nivel alto y que ha subido) Pero, ¿qué es el panorama Indie si hasta meten ya dentro a Coque Malla?

¿Le recuerdo el Festival de Indie que hubo en el Teatro de La Axerquía dentro del Festival de La Guitarra?

Sí, hombre. Hubo unas 700 personas. Y el día de Niños Mutantes y Sidonie hubo 500. Bueno... Hangar y Ambigú han apostado por el Indie y pueden llenar. Yo tiro más al R'n'R, como bien sabes, con fiestas Cowabunga y demás, con promotoras que tiren más.

Tú dices abro una sala para 700 personas o hasta 800, como es el caso de M100, ¿para qué? Si yo creo que con 350 tienes una sala perfecta. En algunos casos Hangar ha colgado el 'no hay billetes' tres semanas antes y eso significa que esto no está muerto y algo bueno hay. El ejemplo fue Dorian, que petó en El Hangar y fue luego a M100 y metió sólo a cien personas más.

Lo que me está diciendo es que hay que conocer al público y saber lo que darle.

Sí, básicamente. Es lo que yo he tenido que hacer en los últimos años. Ver qué puedo traer para que venga la gente aquí. Ambigú Axerquía está muy bien, vale. Pero tiene un hándicap: Su situación. En verano y primavera vienes aquí muy bien, y en invierno... (pone un gesto de disgusto con la cara). Entonces tienes que acertar todavía más con los grupos. Te dices me traigo una Fiesta Cowabunga con tres grupos rockeros, por ejemplo a Los Ataúdes, que es el nuevo grupo de Jimeno de Guadalupe Plata, y a dos más para meter a 150 personas.

Con esas cosas aciertas. Igual que me traigo a los Crudos y a la Fever Band, que son los dos grupos más longevos de esta ciudad. Uno por el R'n'R, que viene aquí el 2 de mayo a la terraza con un lleno ya, y otro con el Punk, y los juntas, como yo hice las Navidades de 2019 (muy orgulloso de ese concierto), y hasta la bandera, Una auténtica fiesta del Rock and Roll y la gente se lo pasó en grande. Orgulloso también estoy de traer a los Deltonos por tercera vez y de llegar a ser amigo de Hendrik.

Rafael López Esquivel posa para Córdoba Hoy

Frente a eso han ocurrido casos como el de Sex Museum, que tuvo que ser suspendido por falta de venta de entradas.

Eso fue el 24 de abril de 2014, que me lo acaba de recordar el Facebook. Y Javi y yo dijimos de suspenderlo. Venían con el disco Big City Lies, que no acabó de cuajar bien. Los llegamos a traer una segunda vez, con una entrada de algo más de 80 personas, y escapamos vivos Tomás Cowabunga y yo, porque fue una producción conjunta. La tercera vez que han venido ha sido un pelotazo de concierto con su último trabajo Musseexum, que es de lo mejor que han hecho.

¿Y no le llama la atención ese fenómeno? Suena un poco absurdo.

Por la producción del disco muchas veces. Cualquiera que le guste la música sabe que hay gente que saca discos que no (niega rotundanente con la cabeza).

"Estoy a tope trabajando para que vengan Los Coronas a Córdoba en una fiesta Surf y ni dudes que lo voy a conseguir"

Pero en un concierto no sólo vas a escuchar las últimas canciones, sino que esperas que te deleiten con lo que te ha gustado de siempre de una formación. Y no entiendo ese desnivel de público entre unos concierto y otros en el mismo sitio y con el mismo grupo.

Es que hay gente que nos los vio en el 97 y la gente que los ve ahora en el 2019 no es la misma. Los Sex Museum tienen aquí a sus 60 fans y con un disco llega a más gente que no ha llegado antes. Radio 3 hace mucho también. En El Sótano no le vendiste bien el disco, y con mucho respeto a Javi Vacas, que lo quiero mucho y es un fenómeno. Lleva también a Los Coronas, que es algo que tengo aquí clavado p(se señala al corazón) porque no he podido traerlos, y estoy ahí 'erre que erre', con mi pico y pala, tratando de llegar a un acuerdo con ellos. Pero llegará, ni lo dudes. Y tendremos a Los Coronas en Córdoba, con una fiesta Surf, que tengo ya varios grupos en la cabeza.

"Ojalá tuviera un Fito y Fitipaldis que me diera luego para poder hacer luego mil conciertos de Los Coronas"

A mí me gustaría dejar claro que es verdad que he hecho mil conciertos, pero a mí me ha costado mucho. Yo no he sido un promotor que tenga billetes, porque me muevo por un mundo mucho más alternativo, que o es lo mismo que el mundo independiente o que el de Vetusta Morla o de Fiti y Fitipaldis. No es lo mismo. Ojalá tuviera un Fito para poder hacer luego mil conciertos de Los Coronas. Mi curro es mucho más trabajoso, de pico y pala.

Rafael López Esquivel posa para Córdoba Hoy

Acaba de hablar como los directores de cine: Necesito una película comercial que me aporte dinero para luego poder hacer lo que me dé la gana.

Exactamente (sonríe). Yo muchas veces he hecho cosas que no he querido hacer, que me han salido bien para poder tener dinero, para poder traerme a Sex Museum.

¿Cómo está la situación ahora en pandemia? Habrá hablado con otra gente de la ciudad y habrán comentado entre ustedes.

Aquí, en el Ambigú vamos tirando. Para quienes he hablado con ellos del tema, la situación está fatal. En el número rojo ya que te está pitando. El Long Rock de Linares ha tenido que cerrar, aparte de no llegar a un acuerdo con la propiedad, como ocurrió con el Freaktown a nosotros, ha cerrado.

¿Y Hangar?

Se defiende con el Picnic y tiene una terraza muy maja.

Pero yo me refiero al hachazo de los horarios.

Pues ahora mismo el ocio nocturno no se puede abrir. Pero para que quede claro. En el Ambigú no tenemos ocio nocturno, sino que tenemos un espacio cultural para poder hacer conciertos. Tú tienes una terraza y Sanidad te marca las pautas que tienes que seguir para celebrar conciertos, que las seguimos a rajatabla.

Yo realizo conciertos en el exterior que indica hasta 300 personas, pero nosotros un aforo Covid de 154, pero no llegamos a eso, porque tampoco tengo ni las mesas ni las sillas suficientes. Y en horarios, yo ya no puedo hacer nada por la noche, muy bien, en octubre todavía estábamos haciendo cosas por la noche, que empezaron limitando a la una de la mañana y pude abrir a las nueve. Pero yo ya estaba viendo venir que si novembre iba a seguir así ¿cómo iba a poner a la gente a las nueve de la noche en noviembre ahí afuera. ¿Que les doy? ¿Un albornoz? ¿Una mantita y un gorrito de lana como hicimos con el concierto de M Clan aquel 5 de diciembre, que estaba la gente con manoplas y gorra de lana? Pero bueno, dice la gente que no pasó más calor en su vida ahí abajo, con 2.000 personas en el concierto, que fue muy bueno.

Rafael López Esquivel posa para Córdoba Hoy

Entonces hablo con Diego y Adolfo y nos planteamos ir al mediodía. Pedimos permiso al Teatro como espacio cultural y ponemos equis mesas y equis sillas. Eso significa abrir a las 13.30 horas con música en directo, y eso sin saber todavía que nos iban a cerrar a las 18.00 horas.

Me iba a traer primero al cantante de Mamá Ladilla, Juan, y no se pudo porque llovió, y el día 14 volvió a llover, que teníamos a un grupo de Córdoba y al cantante del grupo de Rock Mestizo Che Sudaca, también suspendimos. Y el 21 de noviembre, sábado, a las 13.30 horas, tuve al primer concierto, con Cajón Desastre, que es un grupo de versiones que tocaba en el Golden, que ya ha cerrado también, o iban de boda en boda. Desde entonces ya no hemos parado. Se han suspendido varios por lluvia por estar en exterior.

Tenemos que hacer reserva con los DNI de la gente que va a venir, el gel, limpieza, distancia de mesas y sillas. Y ya han pasado Tabernícolas o Jaloque, que es nuevo, hasta O'Funk'illo en acústico, Chencho Fernández, Señor Chinarro, Pájaro, La Perra Blanco y la Fever que es la segunda vez que viene.

Rafael López Esquivel posa para Córdoba Hoy

¿Qué nos espera ahora?

Para este domingo (hoy) llueve, o sea que nada. El sábado hemos tenido a Lola Jump and the Hot Jivers, de Córdoba. Nosotros estamos todo el rato viendo a ver si llueve. Ya somos auténticos hombres del tiempo mirando todo el rato hasta cinco páginas en Internet. Es que hay veces como en el concierto de Maikel de la Riva y Los Enganches, el 3 de abril, que decía que iban a caer dos gotas aquí y nos cayó el diluvio, mientras que en otros sitios de la ciudad sí fueron esas dos gotas que decían.

El 7 de mayo tenemos a Tomasito, otro de los conciertos del que me siento muy orgulloso. Es la tercera vez que lo traigo y siempore ha sido genial; el maestro, muchas gracias, porque es alguien genial. El 8 de mayo, Heavy80, que hace versiones geniales de toda la historia del Rock Heavy americano y español. El día 9 tendremos a Maikel de la Riva, el 14 tenemos a La Negra y Panky, dos veces suspendido, una por lluvia y otra se puso mala Aparo y tuvo que irse a Urgencias a las tres de la tarde. El 15 tenemos a La Big Rabia, que puede ser último concierto que haga 2011-2021 y con un cartel un tanto fúnebre para un pedazo de dúo chileno. El 16 tenemos a Cajón Desastre en plan Feria anticipando lo que no habrá en mayo.

El problema que tenemos con Cajón Desastre es que tenemos que decirle a la gente que se siente, porque en estos conciertos no te puedes mover del sitio, ni puedes bailar, y tenemos un poco más de personal para controlar esas cosas.

Y el 17 tenemos a Jaloque, un grupo nuevo de versiones, un trío acústico más del estilo de Jarabe de Palo o El Último de la Fila.

Después hay dos conciertos en el Teatro de La Axerquía que ya están aprobados y podemos anticiparlos. El 22, uno de versiones, con Pepe Gancho, Time Machine y Tabernícolas, y el 29 de mayo, sábado, está el 'Córdoba Suena', con Embusteros y Niño Bravo, producción mía con Camacho y Fran Colmenero.

Rafael López Esquivel posa para Córdoba Hoy

Comentarios