lunes 27.06.2022
Cordoba Hoy

ENRIQUE RODRÍGUEZ. PRESIDENTE DISTRITO SURESTE

"Todos los gobiernos han engañado a Fidiana con la Sala de las Artes tras 26 años y seis proyectos"

Enrique Rodríguez posa para Córdoba Hoy
Enrique Rodríguez posa para Córdoba Hoy
"Todos los gobiernos han engañado a Fidiana con la Sala de las Artes tras 26 años y seis proyectos"

Enrique Rodríguez es presidente del Consejo de Distrito Sureste y empleado público de la Junta de Andalucía. Lleva 40 años como militante, pero no enrrones", señala con sorna. En su caso, el movimiento vecinal le ha servido como magnifica escuela de formación. "Yo reconozco que buena parte de lo que soy lo he aprendido de gente que ha entregado su tiempo y su vocación de servicio y sin ansiedad de querer llegar a ningún sitio", señala, para añadir que esas personas sólo tenía un interés de trabajar en colaboración con su ciudad. "Sin necesidad de querer suplantar la tarea que tenga que hacer el alcalde". Porque "cuando a los políticos se les critica por las cosas que hacen mal o que no hacen a muchos les puede dar la sensación de que se busca suplantar su papel, pero no es verdad y cada uno hace lo que tiene que hacer".

No obstante, el  vecinal es un movimiento reivindicativo y muy ligado al territorio, "cosa que las instituciones no han conseguido tener, pero cuando lo necesitan bien que se nutren de ello, y si lo hubieran tenido, posiblemente hoy estaríamos hablando de un Estado un poquito más saneado", reflexiona.

Está casado y con dos hijos. Vive en Fidiana. Y si su familia "no estuviera conmigo en esto, sería imposible. Hubiera sido motivo de divorcio", comenta con cierta guasa no exenta de verdad. De hecho, su mujer y él han sido militantes de los de toda la vida. Sus hijos "vienen un poco empachados de la militancia de sus padres, pero la semilla está sembrada y al menos tienen el espíritu crítico de que las cosas no sean como son sólo porque tengan que ser así, y que haya una segunda lectura y una vista más panorámica de las cosas, y con eso me doy por satisfecho".

Enrique Rodríguez posa para Córdoba Hoy
Enrique Rodríguez posa para Córdoba Hoy

Tras la doble crisis económica, de 2007, y sanitaria, actual, en que las asociaciones vecinales dejaron un poco aparcadas sus reivindicaciones para dejar que el Ayuntamiento tuviera tiempo de recuperarse, ¿ha pasado ya el tiempo suficiente como para volver a sacarlas a la luz?

Las reivindicaciones tienen que ver con la capacidad de seguir proyectándolas. El problema es que las distintas crisis lo que han hecho ha sido herir de muerte en buena medida a los colectivos sociales en general. Y los vecinales adolecen de mayor dificultad porque su nivel de envejecimiento y demás no les está favoreciendo en absoluto.

Las reivindicaciones, efectivamente, lo que están haciendo es cumplir años uno tras otro, y ya hay cuestiones que exceden de la veintena. Asuntos que quedan, que están ahí inconclusos o directamente no son abordados en ningún momento.

Centrémonos en las reivindicaciones de Sureste. ¿Cuáles son las principales?

Te voy a poner un marco de referencia que a nosotros nos está sirviendo un poco como barómetro de la situación del Distrito. En 2015 editamos un diagnóstico, en el que después de analizar la situación de cada uno de los barrios que lo conforman planteamos cuáles eran las alternativas que veíamos necesarias, ordenadas de forma prioritaria, no por necesidades de barrio, sino por necesidades en conjunto de Distrito. De modo, que lo singular de aquel diagnóstico era que nos pusiéramos todos de acuerdo, y si mi barrio tenía que supeditarse al tuyo porque la situación que planteaba el tuyo era de mayor gravedad o necesidad que el mío, el tuyo se ponía por delante. Ése fue el valor real que aportó aquel documento.

Sobre ese estudio hemos ido trabajando desde 2015 hasta la actualidad. De hecho, las prioridades de obra de infraestructuras, y de otras características, se han ido guiando un poco por ese documento, y tanto a nosotros como al propio Ayuntamiento nos ha venido bastante bien.

"Estamos elaborando un segundo diagnóstico de Distrito, que sería el 2.0, y que aborda fundamentalmente la situación social en Sureste"

¿Y ahora?

Por otro lado, estamos terminando de evaluar el que llamamos diagnóstico 2.0, que sería el segundo. El primero, fundamentalmente tenía un carácter urbanístico, pero éste ya aborda también la situación social, que tiene mucho que ver con las consecuencias de dos crisis encadenadas una detrás de otra. La sanitaria ha venido literalmente a machacar doblemente al pobre haciendo bueno el refrán de que 'en casa del pobre, las penas son dobles'.

El Distrito no es sólo la Fuensanta. No podemos identificar la parte con el todo. Con independencia de eso, el cuarto barrio más pobre de la ciudad, después de Palmeras, Moreras y Guadalquivir, es el barrio de la Fuensanta. La cuarta parte del Distrito son personas mayores. Es un dato importante y absolutamente revelador.

Enrique Rodríguez posa para Córdoba Hoy
Enrique Rodríguez posa para Córdoba Hoy

¿Mayores de cuánto?

Mayores de 65 años. Tenemos un factor de envejecimiento del 20,7% frente al 18% que tiene la ciudad. Fuensanta-Santuario son los barrios que, después de Ciudad Jardín, presentan el mayor nivel de envejecimiento de la capital. El 24,25%, aunque es un dato de 2019 pero creo que sigue siendo vigente, de la población son mayores. Hay otro dato más, y es que el estudio del Servicio Andaluz de Empleo, en el estudio Argos, que se editó el año pasado, resulta que hay 10.000 jóvenes que tenemos en Córdoba entre los 16 y los 29 años que se han ido de la provincia en 2021.

Los datos hay que cogerlos con pinzas, porque pueden ser muy útiles para pervertir los conceptos. Y dicen que baja el paro, pero claro es que si se te van 10.000 quiere decir que del 27,8 pasas al 22,13 y con eso sacas pecho. Y si se te mueren en la pandemia 10.000 en un día y al otro día se te mueren 5.000, nos alegramos de que se hayan muerto 'nada más que la mitad'.

Antes de seguir por ese camino, del primer diagnóstico, que fue el urbanístico, ¿se puede decir que se completó?

Digamos que tenemos un nivel de satisfacción bueno. Ten en cuenta que en 2015 uno de los programas que fueron más eficientes fue Mi barrio es Córdoba. Todo esto tiene mucho que ver con las relaciones que se tienen con las personas, y, en ese sentido, Amparo Pernichi era una mujer que se desvivió por este programa. Yo no sé la de reuniones que pude tener con ella al cabo del ciclo del 15 al 19. En buena medida, una parte importante de los proyectos o se acometieron o se dejaron encajados. Otra cosa distinta es que este gobierno actual no haya resuelto ninguno de los que quedaron pendientes. Y estamos todavía con la consecución de la relación de proyectos que se quedaron encajados en 2018.

Y del segundo, el que usted ha llamado diagnóstico 2.0, ¿está hecho o lo piensan elaborar?

Lo tenemos encajado ya. Queremos publicarlo, al igual que hicimos con el de 2015, en el periodo previo al electoral para entregárselo a los grupos municipales y que sea útil para nosotros y para ellos que les sirva de hoja de ruta, porque lo que va a tener también este diagnóstico va a ser el nivel de consenso que tuvo el anterior. Nos vamos a poner de acuerdo en que ésos son hitos que nos importan mucho y en el orden en que van a aparecer.

"Me preocupa muchísimo la remodelación de la Avenida Virgen Milagrosa, que tiene ya un proyecto de ejecución elaborado, pero va a eliminar todos los árboles que hay en la acera"

De los urbanísticos que se dejaron encajados y no se ha avanzado en esa materia, ¿cuáles son los que le parecen más importantes?

A mí me preocupa especialmente, mucho, muchísimo, el de la remodelación de la Avenida Virgen Milagrosa. La arteria que une desde la Avenida de Barcelona hasta la Avenida Ministerio de la Vivienda, que atraviesa el barrio de la Fuensanta. Este barrio es el más populoso del Distrito y es el área de servicio más importante que tiene, si cabe, el Distrito. Es una vía comercial, muy cerca de centros escolares como el CEIP Alcalde Jiménez Ruiz, el centro de salud de la Fuensanta está allí al lado y porque se va a remodelar el acerado de esa avenida van a eliminar todos los árboles que están allí, ya que dicen que están enfermos.

Yo no soy botánico ni tengo vocación de serlo, pero le hemos propuesto tanto al exconcejal de Infraestructuras que este gobierno municipal ha tenido (David Dorado) como el actual (Antonio Álvarez) que no es cuestión de buscar culpables, sino soluciones al auténtico problema que tenemos en esta ciudad con los árboles. Es importante plantar nuevos ejemplares, pero es igualmente importante que la salubridad de la arboleda que tiene esta ciudad no se nos venga abajo. No puede ser que tengamos todos los árboles de una avenida que llevan allí 40 años plantados y que para alicatar la avenida eso suponga eliminarlos todos.

Enrique Rodríguez posa para Córdoba Hoy
Enrique Rodríguez posa para Córdoba Hoy

A lo mejor es el momento de que hagamos una parada y pensemos qué es lo que no se ha hecho bien, sin buscar culpables, insisto, para que a futuro esto no vuelva a repetirse. Pero ya ha salido el proyecto de ejecución y no estamos percibiendo ninguna sensibilidad a ese respecto. Es una lástima, porque afortunadamente la ciudad ha mejorado en conciencia ambiental en los últimos años y la gente siente como propio cuando talan los árboles y dejan decenas de tocones a la vista.

Pues bien, ése es un proyecto que personalmente me parece que por su incidencia va a tener un impacto desagradable. No porque yo lo desee, sino porque lo estoy viendo venir: Los vecinos van a protestar y con razón. Y lo llevamos advirtiendo desde que venimos hablando de la rehabilitación de esa avenida.

¿Que es desde cuándo?

Este proyecto es de los que se han incorporado nuevo con este gobierno municipal.

Por tanto, no viene de los planes anteriores de Mi barrio es Córdoba.

No. Esto es del programa que se inventó Dorado.

Bien. ¿Qué otros proyectos se quedaron sin cubrir de Mi barrio es Córdoba?

Quedó la Cuesta de la Pólvora, que es una calle que da acceso al barrio de El Arcángel, que es especialmente compleja, porque al tener el encaje de acceso al barrio tiene un flujo de tráfico muy incesante, está muy mal averiguado el tema de los aparcamientos, porque la gente aprovecha y aparca allí donde puede. Se trata de un proyecto pendiente y no va a salir en esta legislatura, lógicamente, por falta de tiempo.

Otros datos urbanísticos que tienen que ver con una demanda vecinal insistente son la urbanización y construcción de un espacio sociocultural en el barrio del Parque Fidiana, que es la Sala de las Artes. Son 26 los años que lleva el colectivo vecinal de Fidiana y seis proyectos, que se dice pronto. O sea, todos los gobiernos municipales han engañado a ese barrio. Todos. Han mentido y han engañado. Porque han prometido lo que no han cumplido. Éste, al menos, tiene presupuesto, pero hasta que no lo vea, no me lo creo.

"El proyecto de la calle Cuesta de la Pólvora, al ritmo en que van las cosas, no va a salir en esta legislatura por falta de tiempo"

Pero ha dicho que son dos.

El otro es el Centro de Iniciativas Culturales Osio, de la Plaza de Cañero, que no sabe uno si fue primero la gallina o el huevo. El nivel garantista de los funcionarios establece que cualquier detalle que pueda hacer correr en riesgo su firma inhabilita los espacios, de tal manera que hubo una cornisa que se cayó en parte y lleva clausurado el edificio desde sabe Dios cuándo. Un espacio preferencial, porque no hay sala de conciertos ni sala de exposiciones, y que supone una carencia global que presenta esta ciudad, y nos permitimos el lujo de que espacios que además trasladaría la cultura desde el Centro a los barrios y ayudaría a ser elemento dinamizador lejos del Casco, lo tenemos ahí muerto de risa.

¿Concretamente cuánto tiempo lleva cerrado?

El año pasado nos vimos para que el Festival de Jazz que tiene lugar en Córdoba pudiera celebrar una de las actuaciones allí, que, por cierto, cada vez que se trae algo, y ya se ha hecho dos veces en ese festival, han sido un exitazo. Pero si te digo la verdad no sé desde cuándo está clausurado.

Me está diciendo que el edificio está clausurado, pero de cuando en cuando se abre para un evento ¿o qué?

Claro. Vamos a ver, desde el Consejo de Distrito tenemos una cordial relación con el Departamento de Cultura que programa este Festival, y porque a algunos, además, nos gusta eso de la música, les comentamos que cuenten con nosotros para que venga una actuación a nuestra zona. Por parte de ellos hay sensibilidad para facilitarlo y hay que señalar que el espacio no presenta problemas estructurales que impidan su uso. Otra cosa diferente es que haya un técnico que en su día informó de que hasta que se arregle el trozo de cornisa caído eso ha de estar clausurado. Son cosas un poco esperpénticas.

"Es esperpéntico que el Centro de Iniciativas Culturales Osio lleve por completo clausurado no me acuerdo desde cuándo por un desprendimiento de cornisa que no se ha arreglado" 

Y tanto. Pero si se puede hacer una actuación allí no tiene sentido que esté clausurado.

Pues me costó la vida misma conseguir que viniera esa actuación. Esto no es lo más significativo de lo que hay. El problema real es que ese espacio está cerrado. Imagínate una casa que tiene sus años cerrada. Se está provocando lo que no se hubiera deseado y es que se siga deteriorando todavía más.

Pero bueno, las cosas de carácter urbanístico van cayendo muy lentamente, pero van cayendo. Son cuestiones tangibles que se ven, estaban por hacer, se hacen y asunto resuelto.

La incidencia posterior de la pandemia ha incidido, sin embargo, en cuestiones que a nosotros nos preocupan mucho y que como no se perciben de la misma manera que una calle que está mal parece que son como más relativas, aunque su incidencia en el barrio es mucho más potente.

Enrique Rodríguez posa para Córdoba Hoy
Enrique Rodríguez posa para Córdoba Hoy

¿A qué se está refiriendo?

Me explico, hay cuestiones de carácter social que son muy preocupantes. El nivel de deterioro de los servicios que están encadenándose uno detrás de otro. No se está atendiendo a los niveles de exclusión social que existen en el Distrito. Se están malentendiendo situaciones como la exclusión a la que están accediendo muchas familias que han vivido siempre de su trabajo y que por causa de la pandemia lo han perdido, porque era economía sumergida o bien contratos a tiempo parcial cuando eran contratos a tiempo completo. Gente que no ha tenido capacidad de llegar a ningún tipo de prestaciones formales están ahora muchísimo peor. Y eso es invisible.

Como invisible es, o se quiere que sea, la presentación de los asentamientos de rumanos y gitanos en torno al Distrito, que son varios, y que no se nos olvide que son personas y que viven dentro de una dignidad impropia: Sin servicios ni acceso a servicios. Conozco un poco la situación por referencias a través de colectivos que trabajan con ellos, y son gente como tú o yo. Humanicemos la cara de las personas, porque del mismo modo que tú te llamas José Manuel, esas personas tienen nombre y no son meros 'gitanos', 'rumanos' o 'ésos de ahí que cogen chatarra' sin identidad.

Pero es que no viene a ayudar nada que no se fortalezcan los servicios públicos. Tenemos ahora mismo un centro de salud que muy malamente atiende las necesidades que presenta el Distrito. No es de recibo que se sigan todavía con atención telefónica, que vino a suplir una necesidad momentánea y se ha quedado para siempre. Y eso lo tienes tanto en los servicios de salud como en los servicios sociales. No es de recibo que la gente en plena pandemia pudiéramos ir como sardinas en lata en un autobús de Aucorsa y, sin embargo, los centros cívicos hayan estado cerrados a cal y canto cuando más necesidades había. Eso lo único que ha favorecido es el asistencialismo que ha funcionado a través de parroquias, oenegés y el voluntariado. Que está muy bien, oiga, y son magníficos gestos de solidaridad, pero a las personas lo que hay que darles es el respeto y la dignidad que todos merecemos.

Cuando practicamos una caridad mal entendida y seguimos en ese sentido, a través de los bancos de alimentos y demás, que hacen una excelente labor y para nada los critico por ello, pero sí critico que las instituciones públicas, que son las que deberían de repartir un poquito de equidad no lo están haciendo. Y no lo hacen por falta de personal.

"En el centro de salud cuando un médico tiene poco menos de cinco minutos para atender a cada paciente eso va en detrimento de la eficacia de esa atención y de la salud. Mantener la atención telefónica es un disparate"

Está usted hablando de cuestiones que afectan indistintamente al Ayuntamiento y a la Junta de Andalucía.

Claro, pero no dejan de ser, al fin y al cabo, servicios públicos. Que cada palo aguante su vela, como se dice. Es que los servicios de salud se han visto desbordados. Esto sería abrir una página nueva con el lamentable abandono de la atención primaria. En el centro de salud cuando un médico tiene poco menos de cinco minutos para atender a cada paciente eso va en detrimento de la eficacia de esa atención y de la salud. Mantener la atención telefónica es un disparate.

Parece absurdo.

No. No es absurdo. Es que eso lo están vendiendo como una alternativa a la carencia que de forma intencionada se está manteniendo de personal.

Pero ésa es la clave. Da la sensación de que se quiere deteriorar de forma voluntaria.

¡Claro! Pues pongamos a cada cosa el nombre que le corresponde. Quieren ahorrar en personal de manera definitiva. La atención telefónica lo que comporta es un riesgo para la salud, y sobre todo para las personas mayores.

¿Todo esto que me está comentando ahora se incluye dentro de ese segundo estudio o diagnóstico del Distrito 2.0?

Sí. Pero es que tampoco queremos que el volumen nos sobrepase.

Enrique Rodríguez posa para Córdoba Hoy
Enrique Rodríguez posa para Córdoba Hoy

Me imagino, pero sí entran dentro de los temas sociales que usted ha avanzado que será el segundo tomo del diagnóstico en Sureste.

Por supuesto. El análisis que nosotros percibimos y con los datos que nosotros hemos podido manejar, cuando a ti te dice un informe de un sindicato de enfermería que el personal ha mermado en un 30%, nos imaginábamos en un principio que el dato era abultado. Cuando luego aparecen datos contrastados por informes que vienen avalados por personas nada sospechosas, te dices que eso es una realidad. Que esa merma es verdad.

Servicios sanitarios, servicios sociales, la desmembración absoluta de los servicios de Participación Ciudadana... La atención ciudadana y los técnicos de Participación Ciudadana, ese abandono que tienen... No en vano, cualquiera sabe el 'interés' que este gobierno ha tenido por la Participación Ciudadana, que ha sido de -10, no ni siquiera de cero. Si no, no habrían permitido tener ya tres delegadas de Participación Ciudadana. Eso es la garantía de que esto sea un fiasco seguro, sí o sí.

La atención desde los Servicios Sociales, otros fiasco. Y no es por falta de profesionalidad de la plantilla. No confundamos a quien tiene que gestionar de quien finalmente es el operario que trabaja de cara al público. Me consta que los trabajadores y las trabajadoras sociales son gente que están ahí vocacionalmente y les gusta su trabajo, pero están inundados de papeles y apenas llegan a contestar malamente los informes que se presentan en Endesa y que se necesitan para el Bono Social o del Ingreso Mínimo Vital... Es decir que trabajan prácticamente a demanda de otras administraciones poco menos que de administrativos, y ésa no es su labor.

"Cualquiera sabe el 'interés' que este gobierno ha tenido por la Participación Ciudadana, que ha sido de -10, no ni siquiera de cero"

Y cuanto tú tienes servicios de proximidad, con lo que eso significa, es decir una atención ciudadana que mal que bien y después de muchos años funcionaba atendiendo de forma directa eso facilitaba que personas con movilidad reducida o los mayores estuvieran atendidos y, sobre todo, que se fidelizaran los vínculos al centro cívico como espacio de proximidad con el Ayuntamiento. Todo eso lo han eliminado.

También nos dijeron que informadores-gestores que había en los centros cívicos hacían falta para otros menesteres de la administración electrónica. Pues bien, directamente llegaron y lo han aniquilado del tirón. Después de tantos años que nos costó ponerlo en marcha. Me acuerdo que hablábamos con Antonio Rojas, que estaba en Gestión con el gobierno de Isabel Ambrosio, y él nos decía que sí, así que le dimos un margen de confianza. Llegan los informadores-gestores con competencias y habilidades para descentralizar el servicio y facilitarle a la gente muchos trámites que de otra manera tendrían que haber hecho en Capitulares o en Gran Capitán y ahora nos los quitan para cubrir un servicio de administración electrónica que entiendo que es algo que facilitará mucho a futuro, pero es que tenemos un Distrito con una cuarta parte de su población envejecida.

Por cierto, ¿es normal que en Sureste haya tantísima población mayor?

Ten en cuenta que el Distrito nuestro, como le pasó, por ejemplo, al Sur o le pudo pasar también al Parque Figueroa, están formados por barrios de avalancha. Barrios que ahora cumplen perfectamente su 50 aniversario. Hay que tener en cuenta que la inmigración interior de nuestra provincia tiene mucho que ver con eso y con los movimientos de reorganización de la ciudad, cuando se eliminan las casitas portátiles, los barracones... Venimos de una historia reciente que condiciona en gran medida todo eso. En barrios que cumplen ahora medio siglo con familias que lo habitaron, si por entonces esas personas tenían 20 o 25 años, hoy son familias que en su mayoría sobrepasan ya los 70 años.

Toda la razón, pero se supone que esa gente tiene hijos, que, a su vez, tienen nietos y se va renovando la sangre, ¿no?

Sí, pero ten en cuenta por otro lado que es legítimo que todo el mundo quiera mejorar. La renta per capita de los barrios condiciona también qué perfil de habitantes se quedan. Hay mucha gente joven, lo que pasa es que hay mucha más gente mayor. Y la gente que logra una renta un poco mayor prefiere zonas nuevas, como la de El Corte Inglés, Huerta de Santa Isabel y otros espacios hacia los que se extiende la ciudad y donde si te das un paseo ves más niños pequeños.

"De lo único que se ocupa la Delegación de Mayores es de los mayores que están en los centros o que han llegado a la situación de dependencia; en nuestro Distrito no hay un centro municipal"

Lo que venimos reclamando desde hace mucho tiempo a la delegada de Servicios Sociales y no nos atiende (me la encontré el miércoles pasado en la feria y le hice una foto, porque me parecía mentira que tuviéramos que montar un sarao para que viniera); llevamos detrás de ella meses, porque tiene la competencia de mayores. De hecho, este gobierno municipal ha creado la Delegación de Mayores, que no existía, y es un acierto para aplaudir, porque esa necesidad existe en toda la ciudad. Pero en lo que se ocupa esa Delegación por completo es de los centros de mayores. Vale, muy bien, ¿y eso que significa? ¿Que donde haya centros de mayores usted gestiona competencias y actúa y donde no haya centro de mayores qué pasa? Sureste carece de un centro de mayores municipal.

¿No tiene?

Hay uno en Glorieta Santa Emilia de Rodat, pero es de la Junta. Del Ayuntamiento no existe nada. Lo hemos hablado con el coordinador que tiene dedicado a eso, porque coordinadores tienen muchos, pero uno se queda muerto cuando ve a tantos que coordinan tan poco. Es un concepto muy carpetovetónico ver centro cívicos que tienen directores que no tienen de qué ocuparse por no contar con personal.

Enrique Rodríguez posa para Córdoba Hoy
Enrique Rodríguez posa para Córdoba Hoy

¿Qué pasa en el Distrito Sureste para que no haya un centro de mayores teniendo esa población envejecida tan alta?

El caso es que no hay. Más allá de que no lo haya, se podría hacer del defecto una virtud. Podríamos provocar acción sostenida en el centro cívico, ya veríamos dónde, pero ya hemos visto que hay espacios con poco uso y podrían ser utilizados para eso de forma polivalente. Parece que no vemos que todos vamos a llegar a mayores, y convertir los centros en centros 'gueto' es algo que me encantaría evitar.

¿Que son esos 'centros gueto' de los que habla?

Nosotros aquí en el Distrito hemos hecho actividades puntuales (ni es nuestra competencia ni tenemos presupuesto ni personal para ello) con mayores donde éstos se mezclaban con los jóvenes y han salido experiencias maravillosas. Ocurre que la Delegación de Mayores y de Servicios Sociales, de la que es responsable Eva Contador, se ocupa de los mayores cuando llegan al nivel de dependencia y se ocupan de los mayores de los centros de mayores. ¿Y dónde está la ocupación de esos mayores que todavía no han llegado a la dependencia y que, a pesar de su edad, están en sus casas recluidos, en el peor de los casos, o absolutamente solos? ¿Quién se ocupa de ellos?

"No tengo personal", "no tengo presupuesto", "dime qué queréis y os apoyamos"... Nos dicen como si nosotros estuviéramos llamados a suplir las competencias que tiene la Administración. Los colectivos sociales tenemos que hacer aquéllo para lo que estamos destinados, y que es dinamizar el barrio, crear ambiente, generar redes, aportar cierto tono y demás, pero no para suplir las competencias que son propias de la Administración.

"Antes de la pandemia los jóvenes celebraron su 'Young Night' y los mayores quisieron al similar con su 'Guateque Night', en ambos casos jóvenes y mayores colaboraron unos con otros"

¿Ustedes han tenido entonces que poner en marcha actividades por su cuenta y riesgo?

Tenemos que reconocer que el Distrito Sureste tiene mucho ambiente. Los colectivos sociales se mueven mucho y con mucha imaginación. Antes de la pandemia los chavales jóvenes montaron lo que fue la 'Young Night', una fiesta que agrupó a 800 personas un sábado por la noche en el centro cívico de la Fuensanta. La gente mayor que colaboró de algún modo dijeron que a ellos les gustaría hacer algo similar, pero para mayores y surgió la 'Guateque Night'.

¡Ahí va!

Sí. la 'Guateque Night' fue una fiesta para mayores, que fue un momento finalista muy puntual, pero que todavía se recuerda. Fue una excusa para encontrarse mucha gente mayor, un momento de disfrute y de homenaje a la gente mayor y un abrochamiento del centro cívico en una hora no habitual, porque ésa es otra, que los centros cívicos tengan horarios de funcionario no ayuda mucho a esa vertebración de Participación Ciudadana. El centro cívico estuvo abierto ese día hasta la medianoche y hubo personas que no se querían marchar (se ríe), porque estaban a gusto, estaban bien y estaban contentos.

Enrique Rodríguez posa para Córdoba Hoy
Enrique Rodríguez posa para Córdoba Hoy

Sí, pero usted me ha insinuado que la juventud estaba mezclada con la senectud en ese acontecimiento.

Sí, porque cuando se organizó la 'Young Night' hubo mayores que colaboraron echando una mano en lo que pudieron. Y cuando se organizó la 'Guateque Night', de la que los chavales no estaban ausentes, porque era una réplica a su fiesta, participaron en la dinamización de la 'Guateque'. Se encargaron del servicio de acogida, de coctelería, de dinamizar los distintos talleres que hubo, los bailes y demás. Hicieron hasta encuestas de satisfacción y sobre lo que a los mayores que estaban allí les gustaría tener.

Ahí tuvo un protagonismo importante el Foro Educación y Barrio Sureste, donde estamos trabajando con la escuela pública y los colectivos sociales de forma colegiada.

Precisamente, la I Feria de la Educación y la Vecindad del pasado día 11 sale de ese Foro, ¿no?

Efectivamente. Las cosas no salen por generación espontánea y allí teníamos al concejal de Educación (Manuel Torrejimeno) diciendo a los cuatro vientos "el año que viene, la segunda" y "esto exportado a todos los distritos". Pero ¿qué dice usted? Las cosas no salen chasqueando los dedos. Ellos preguntan "¿cuánto vale esto? Yo lo pongo y contrato servicios", pero si lo quieres hacer de manera participada como ha salido lo del miércoles pasado, tiene que ser porque antes has enterrado una semilla a la que has ido mimando, cuidando, manteniendo y regando para que crezca. El Foro se lo lleva trabajando desde 2017 con muchos proyectos que son muy bonitos y que están conformando una red de confianza y de trabajo conjunto entre todos los colegios e institutos de la zona y los colectivos sociales.

Eso está aportando una suerte de mezcla extraordinaria, con cuestiones previstas y otras no previstas, pero igual de bonitas e interesantes y con muy buenos resultados.

Póngame un ejemplo.

El primer proyecto que se pone en carga, origen, causa y consecuencia del Foro, fue 'Soy útil', que es un proyecto por el que se convenió con instituciones de la ciudad para que los alumnos expulsados, ese tiempo que están fuera del centro por comportamiento disruptivo, están haciendo una prestación en el Botánico, el Banco de Alimentos y varias instituciones más. Estaban tutelados por su tutor, pero con una persona de confianza en la institución a la que iban que luego además el muchacho devolvía ese trato a su propia clase. De esa manera, un alumno expulsado no desaparece, lo que generaría a las familias un auténtico quebradero de cabeza, sino que es reconduciendo.

"El proyecto 'Soy útil' trata de reconducir a los estudiantes que ha sido expulsados de sus centros y evita que simplemente desaparezca convirtiéndose en un problema más para sus padres"

Aquello está siendo una experiencia compleja y con dificultades, porque todo lo que no se ha hecho antes es un problema, sobre todo en la Administración, porque se atiende rápidamente al reglamento, órdenes y decretos y de entrada te dicen que no. Lo que quiero decir con esto es que el Foro ha ido generando círculos de confianza, de proximidad, por ejemplo Hogar Frater, que es una institución que hay ahí en el Distrito, ha sido una vía de acceso a la relación con los institutos. Desde ahí han surgido intercambios significativos con el alumnado de algunos ciclos formativos, como es el de Integración Social o el de Atención a Personas en Situación de Dependencia, que se han relacionado de manera más próxima con colectivos que les van a ser naturales en el ámbito laboral cuando acaben su formación.

Cambio brusco de tercio: ¿Cómo está el Distrito en materia de sala de juegos?

Tenemos las que no queremos. De hecho, creo que le han dado ya el permiso una nueva en el polígono de El Granadal, que la tienen montada, pero escondida.

Enrique Rodríguez posa para Córdoba Hoy
Enrique Rodríguez posa para Córdoba Hoy

¿Está funcionando?

Funcionando no creo. Pero cada vez que paso por delante veo que eso tiene ya trazas de estar por dentro terminada y nada más que para ponerle el cartel en cuanto obtengan la licencia.

Pero por lo que comenta, tienen unas cuantas de esas salas en Sureste.

Sí. No vamos a ser menos que otros. ¿Nos vamos a quedar sin ese privilegio, hombre?

"La sala de juegos que se quiere abrir en Fidiana está a menos de 200 metros de la escuela infantil y está preparada dentro para empezar a funcionar en cuanto reciba la licencia"

¿Y están a menos de esa supuesta distancia de seguridad de 500 metros de centros educativos y deportivos o sociales?

La que hay en El Granadal hasta la Escuela Infantil Parque Fidiana no hay esos 500 metros para nada. Directamente no. Falso. Mentira. A quien haya medido, lo ha hecho con una venda en los ojos. Estamos hablando que no llega ni a 200 metros de distancia.

¿Y que pasa con ese Avión Cultural a orillas del Guadalquivir que se degrada a ojos vista sin que tenga salida o solución de ningún tipo?

Fuimos los únicos que mostramos nuestra más absoluta repulsa a la instalación de ese adefesio.

¿Y qué se va a hacer con eso?

En aquel tiempo el difunto Andrés Ocaña nos calificó de insolidarios por no tener concepto de ciudad y Rosa Candelario, en aquel momento oscuro por parte de esta señora de gestión municipal, nos criticó igualmente. Eso fue un adefesio en el concepto, en la forma, en el fondo y en la gestión de cómo se llevó a cabo. Lo que pasa en esta ciudad es que no hay nadie que tenga los arrestos suficientes para decir que eso fue una auténtico espanto, se hizo de forma absolutamente arbitraria y con muy mal gusto, por cierto, para ubicar un avión en medio de un espacio tan significativo y noble como es el Balcón del Guadalquivir, con premios internacionales que tiene su arquitectura.

Hubo muy poca conciencia de lo que estaban alterando. Insisto en que no ha habido nadie, absolutamente nadie, que hay solucionado la situación. Ni el señor Nieto, que miró para otro lado; llegó la señora Ambrosio y miró para otro lado, y ha llegado el señor Bellido con el señor Fuentes, a quien le hemos dicho infinidad de veces que hay alternativas incluso para poder convertir ese avión en otra cosa, aunque en mi opinión lo mejor sería desmontarlo y que desapareciera antes de que se termine por caer el morro o un ala y mate a alguien.

Hay un colectivo que conocemos a nivel nacional, que sería fácil dar con ellos, que podrían darle una alternativa y reconvertirlo en una instalación útil.

Enrique Rodríguez posa para Córdoba Hoy
Enrique Rodríguez posa para Córdoba Hoy

¿Por ejemplo?

Pues del espacio habilitado interior de lo que es la zona de pasajeros se puede sacar cualquier cosa. Digo que hay un colectivo del que me hablaron para esas cuestiones. Miré la página que tienen y hacen lo mismo que con los contenedores marítimos. Recientemente, he visto en Barcelona un edificio que se está levantando con esos contenedores que no daba crédito a mis ojos. Creo que se puede hacer lo mismo pero con esa instalación.

Nosotros hemos manifestado siempre nuestra rotunda oposición, a pesar de que no nos han escuchado. Pero ya que está ahí, que tenga, al menos, un uso o algún sentido. Pero en los años que lleva puesto, si no se ha usado no se usará. Es como cuando metes cosas en un trastero, que ahí se van a quedar para los restos.

"Andrés Ocaña nos calificó de insolidarios por no tener concepto de ciudad y Rosa Candelario nos puso de hoja de perejil por ser los únicos que nos opusimos al adefesio del Avión Cultural"

¿Usted tiene relevo al frente del Consejo de Distrito?

Buena pregunta. Es un problema grande. El concepto de militancia en el amplio sentido de la palabra exige unas características de dedicación que la gente, mal que bien, esté dispuesta a ofrecer. Vivimos en un mundo muy individualista, muy hedonista, para otra suerte de cosas. Necesitamos la desconexión con todo lo que tiene que ver con eso para hacer una entrega generosa de tu tiempo a cambio de la satisfacción de obtener pequeños triunfos sociales.

Bueno, usted es funcionario público y, en teoría, lo de servir a la sociedad lo lleva en la sangre.

Bueno. No hay que olvidarse de que los funcionarios trabajamos por un salario.

Cierto, pero o tiene algo de vocación o mal asunto.

Es verdad y en eso te doy la razón, aunque yo llevo desde los 14 años en esto y ya rozo los 60. Yo no era empleado público cuando estaba en estos menesteres. Tengo la esperanza de que todas las cosas que estamos haciendo tengan una causa y un efecto posterior. Lo mismo que te hablaba del Foro Educación y Barrio, cosas que han sucedido y no estaban previstas de acciones de mayores con jóvenes, cosas que no eran el objeto inicial, pero que han sucedido y han dado pie a situaciones maravillosas. Por ejemplo, un colectivo de lectura terminó elaborando un libro sobre las enfermedades raras, porque hubo una actividad previa donde nos juntamos y de allí salieron encuentros y se acabaron haciendo entrevistas entre ellos, dándole visibilidad y generando actividad del propio colectivo de lectura.

Eso, por ejemplo, no estaba previsto. Y, sin embargo, de ahí han salido relaciones significativas brutales, aparte del libro propiamente dicho. Como eso te puedo hablar de otra media docena de cuestiones más que se han podido sacar adelante.

Enrique Rodríguez posa para Córdoba Hoy
Enrique Rodríguez posa para Córdoba Hoy

Así que tengo confianza en que la sociedad necesita la generosidad de la gente y de un modo u otro lo inventaremos. Lo del miércoles es un buen ejemplo de ello. Los docentes son personas que trabajan mucho para adentro, para su centro, y son contumaces en su trabajo. Lo que ha significado la oferta educativa en la feria y ves lo que se puede conseguir cuando se va juntos, está claro que la suma no suma, multiplica.

Los directores de centros educativos del Distrito llegan a decir que somos el mayor centro de educación público de Andalucía, poniéndonos a sumar todo lo que mueven juntos los colegios y los institutos de Secundaria, Bachillerato y Formación Profesional, y en lo ocurrido en la feria está el ejemplo plasmado con 162 actividades que se ofrecieron. Sin embargo, si estás en tu centro y en tu causa aislado, sólo eres tú.

El trabajo de la docencia combinado con los colectivos sociales tiene que dar como resultado cosas.

"Experiencias como la I Feria de la Educación y de la Vecindad del pasado día 11 me demuestran que sí puede haber relevo en el Consejo de Distrito"

Por eso he preguntado si tenía usted relevo y salen a la luz más personas con inquietud.

En espacios como el del miércoles veo que sí. Nos mezclamos con gente que originalmente no nos íbamos a mezclar, porque no tenemos una relación natural, aunque todos intervenimos en el Distrito y todos queremos hacer nuestro trabajo con el mejor de los aciertos. Todos hacemos un servicio público y de una forma muy indirecta está teniendo su repercusión. Eso forma parte del mundo en el que vivimos. El yo, mí, me, conmigo y cuando no formas parte de nada, sino que eres una cápsula dentro de un mundo encapsulado, no eres nada. Cuando la rompes y empiezas a tener una vista panorámica de dónde estás ubicado y ves que no estás solo, eso multiplica.

De hecho, en la feria me dio la sensación de que érais un pueblo.

Una especie de aldea gala, sí. Hay un buen ambiente y ahora mismo estamos en la punta del iceberg, porque lo del miércoles fue un exitazo y por allí pasaron más de 3.000 personas. Ni en nuestros mejores balances podíamos soñar con eso. La idea era ofrecer una muestra de fortaleza de lo que somos capaces de hacer juntos y de las cosas buenas que tenemos en el Distrito y no están visibilizadas. Ha sido un trabajo muy coral ante el que han respondido muy bien los y las jóvenes, con una participación activa y no limitándose a mirar.