miércoles 19.01.2022
Cordoba Hoy

RAFAEL BADOS. PRESIDENTE COMERCIO CÓRDOBA

"Es un error que un sector con tanto peso específico no encuentre en la Junta a un interlocutor válido"

Rafael Bados posa para Córdoba Hoy
Rafael Bados posa para Córdoba Hoy
"Es un error que un sector con tanto peso específico no encuentre en la Junta a un interlocutor válido"

Rafael Bados, cordobés de 54 años, lleva defendiendo los intereses del comercio provincial desde hace 12 años, pero ahora también desde 2017 los del conjunto del comercio andaluz como presidente adjunto de la Confederacion de Empresarios del Comercio de Andalucía (CECA), lo que le permite tener una visión más amplia y de conjunto ante los problemas a los que se enfrentan estos autónomos, cuya labor es vital y básica para la economía de un territorio.

La pandemia de la Covid sólo ha venido a mermar una situación ya de por sí difícil por la anterior crisis financiera, y ahora lo que se pide a la Administración es que se retire la venda de los ojos y contemple "de verdad" a un sector que genera el 23% del empleo andaluz y un 11,5% del PIB, pero al que sólo se destina en los Presupuestos de la comunidad un 0,63% del total.

Un desequilibrio a todas luces injusto, especialmente tras el esfuerzo de los empresarios y autónomos para mantenerse, modernizarse y adaptarse a unos nuevos tiempos que son igual de complicados, pero a los que se mira directamente a los ojos con una mayor autoconfianza.

Rafael Bados posa para Córdoba Hoy

Aunque no es posible hacer balance tras la pandemia, porque ésta persiste, sí es verdad que se ha producido un nuevo periodo de relajación tras la llamada cuarta ola de Covid-19. ¿En qué situación se encuentra ahora mismo el comercio en este periodo de entre-olas?

La verdad es que habría que hablar del proceso en el que está inmerso el sector más allá de la pandemia. La pandemia está siendo un acelerador de procesos dentro del comercio, pero venimos de una situación ya complicada anteriormente para el comercio de cercanía. Entre el año 2007 y 2014 tuvimos la crisis financiera, y el comercio tuvo una pérdida de en torno al 50% de sus ingresos en esos siete años. Fue un periodo muy duro, en el que a partir de 2014 se inició una lenta recuperación, de la que no habíamos terminado aún de salir del tremendo batacazo que fue aquella crisis anterior, en la que por cierto no recibimos ningún tipo de ayuda los empresarios, cuando aparece la crisis derivada de la Covid-19. Nos pilla en una situación complicada porque todavía no nos hablamos recuperado, seguíamos perdiendo cuotas de mercado dentro de lo que es el sector comercio, que está integrado por distintos formatos comerciales, y por esas circunstancias nuestra salida va a ser mucho más complicada que la de otros sectores.

Rafael Bados posa para Córdoba Hoy

Esa situación tiene más ingredientes además de la crisis propiamente dicha. Está también la incorporación de forma masiva a partir del año 2000 de los grandes formatos comerciales, grandes superficies o grandes firmas, y a partir de 2010 la irrupción de la venta on-line, que es el gran 'coco' al que todos temen que hace que la tarta del consumo se vaya dividiendo y el pequeño comercio cada vez queda con menos espacio dentro de todo el sector comercial.

"Además de las crisis hay otras circunstancias como la incorporación masiva de grandes superficies o la venta on-line, que es el gran 'coco' al que todos temen"

¿Y cómo ha reaccionado el comercio de cercanía ante este cúmulo de circunstancias?

El comercio es un sector aguerrido y acostumbrado a pelear. Creo que en muchos casos el mero hecho de mantener la actividad es casi un acto heroico. Hay una pelea durísima y en ella se continua. La gente sigue abriendo a diario sus negocios y sigue peleando por mantener la actividad. Es que al final un comerciante, cuando tiene que echar el cierre, lo único que le queda es ir a engrosar las listas del paro. En una situación como la actual, donde el consumo siempre se resiente mucho al no haber confianza, sólo sirve para complicar más el momento. Se está superando la pandemia, pero no acabamos de salir de ahí del todo. Ahí sigue, lo queramos o no, y todo eso influye en la confianza del consumidor que en estos últimos meses cayó a límites jamás vistos antes.

Somos un sector rehén del consumo y de la situación económica del país y en la medida en que esa situación económica vaya mejorando y la percepción por los consumidores vaya también mejorando, el consumo se incrementará y, por tanto, nuestras ventas también.

Rafael Bados posa para Córdoba Hoy

El comercio sí que se está adaptando a la situación y pone de su parte para que vuelva esa confianza, ¿no?

El pequeño comercio en la parte que se declaró como servicio esencial el 14 de marzo de 2020, especialmente la alimentación, ha prestado un servicio a la sociedad impagable. Al final estos empresarios, trabajadores autónomos iban a diario a trabajar con su miedo y su recelo y prestaban un servicio público. Por cierto que he visto muchos homenajes merecidos a muchísima gente y no ha habido ninguno hacia el sector del comercio que ofreció un servicio público de incalculable valor. Ni siquiera se nos consideró esenciales para las vacunaciones. Es curioso comprobar que éramos esenciales para prestar el servicio, porque hay que comer a diario, vestirse y cortarse el pelo, pero no éramos esenciales para otras cuestiones.

"El comercio es un sector aguerrido y acostumbrado a pelear; creo que en muchos casos el mero hecho de mantener la actividad es casi un acto heroico"

¿Era igual la situación del comercio en todas las provincias andaluzas o cada una de ellas tiene su propia idiosincrasia?

A pesar de que somos un sector muy atomizado, formado por microempresas, autónomos, lo que es la situación general del pequeño comercio y de cercanía es bastante homogénea a nivel nacional. Tenemos los mismos problemas en Madrid, en Bilbao o en Córdoba. No hay unas direnecias importantes entre unas provincias y otras ni tampoco entre ciudades.

De todos modos, es de suponer que Córdoba tiene su singularidad, ¿verdad?

Córdoba ha tenido siempre un fantástico comercio, que ahí está a día de hoy. Hemos puesto en marcha una campaña que es 'El valor de lo nuestro', que precisamente pretende ir acompañados por el Ayuntamiento de Córdoba para poner en valor ese comercio tradicional que tenemos. Creo que es importante que los consumidores conozcan a ese comercio, que ya lo conocen, pero hay que ponerlo en valor y conseguir llamar la atención de los consumidores locales.

Yo estoy obsesionado con hacer campañas de concienciación. Creo que es importante. En otros territorios de España se llevan a cabo. Conciencias al ciudadano sobre qué representa comprar en el comercio de cercanía. Qué diferencias hay entre comprar en un gran oligopolio on-line y comprar en una pequeña tienda de barrio. Hay que decir que en el fondo no todo es el precio o no todo es la comodidad, que algunos aluden, de que te lo lleven a tu casa.

"El comercio de cercanía, que es el mayor empleador o uno de los mayores en esta provincia y a nivel nacional, también es un gran tributador a las arcas públicas"

El comercio de cercanía, que es el mayor empleador o uno de los mayores en esta provincia y a nivel nacional, también es un gran tributador a las arcas públicas. Cuestión que no ocurre con otros tipo de formatos comerciales, que prácticamente no dejan nada en el territorio en el que desarrolla su actividad. Y para el sostenimiento de los servicios públicos, que se ha demostrado durante la pandemia lo importantes que son, como es la sanidad o la educación, es importante considerar este tipo de cuestiones: Qué aportan, además del precio, al sostenimiento  nuestro modo de vida esas empresas.

Son cuestiones en las que hay que trabajar de cara a que las personas, que luego adoptará la decisión de comprar donde considere, conozca una realidad que hay que poner en valor.

Rafael Bados posa para Córdoba Hoy

Ha comentado que en otras zonas del país se están llevando a cabo esas campañas. ¿Cómo son esas campañas?

Hay campañas muy potentes por parte de las distintas administraciones que ostentan esas competencias, fundamentalmente en el Norte de España, donde son muy frecuentes desde hace ya bastantes años. Son de apoyo y de conciencia, que son dos cuestiones diferenciadas: Apoyo claro por parte de esas administraciones y concienciación sobre lo que implica que tu dinero llegue a un comercio o no.

Hace unos días me llamaba muchísimo la atención en distintos medios conocer lo que tributan las empresas del Ibex 35 de este país. Hablaban entre un cinco y un siete por ciento de media. Me dije que estamos haciendo el tonto. Yo pago un 25%. Son cosas que realmente te sorprenden y te dejan algo descolorado. Al final el panorama empresarial de la ciudad de Córdoba o de la provincia está formado principalmente por pymes, micropymes y autónomos que pagamos todos religiosamente un 25% sobre el beneficio obtenido, y el ver que estas grandes empresas de nuestro país tributen esas cantidades también me gustaría que alguien nos lo explicara.

Se lo iba a preguntar yo a usted: ¿Eso cómo se come?

Se come complicado y se digiere todavía más complicado. Con sinceridad es información que he leído en distintos medios de comunicación y salió hace unas semanas y entiendo que es veraz. Como mínimo es llamativo y un poco cabreante.

¿Cómo describiría fisicamente el comercio de la ciudad de Córdoba?

En Córdoba tenemos cinco zonas comerciales más significativas o importantes. Están los cuatro centros comerciales abiertos (CCA), que son Ciudad Jardín, Centro, Santa Rosa-Valdeolleros y La Viñuela y tenemos una quinta zona muy potente comercialmente hablando, que es la zona de la Judería. Allí hay un comercio en una cantidad muy importante, que está dedicado fundamentalmente al turismo.

Pero tenemos una ciudad en la que en los distintos barrios hay bastante actividad comercial. Rondamos los más de 7.000 comercios. Es un sector a día de hoy vital para la economía y el empleo de la ciudad y de la provincia de Córdoba. Es un sector que, además, aporta un empleo de calidad, en el que hay un 60% de mujeres, y una cosa que me molesta es que se habla de otro tipo de sectores en los que se busca conseguir un beneficio con la oportunidad que tenemos con la Base Logística del Ejército de Tierra y transformar el modelo productivo. Siempre se habla mucho de intentar que haya más industria con la logística de fondo. Pero yo aquí quiero defender y poner en valor el sector del comercio como gran empleador y con un empleo de calidad y estable.

"La Base Logística es una fantástica oportunidad para una ciudad acostumbrada en los últimos años a no tener demasiadas buenas noticias"

Hay otros sectores que dan más empleo en la provincia, como es el agrario, que es el único que da más empleo que nosotros, pero es temporal, Frente a eso el del comercio es estable, de calidad, damos mucho trabajo a mujeres. Es algo que hay que tener en cuenta y hay muchas ocasiones en las que la Administración no nos tiene en cuenta lo suficiente como el sector realmente importante que somos.

¿Por qué cree que la Administración se olvida del comercio con esa facilidad que indica?

Muy fácil. Somos un sector que no hacemos ruido. Por eso no se nos tiene en cuenta. Al ser un sector tan atomizado, que no está concentrado en dos o tres manos, Yo he visto aquí, y conste que me parece bien, manifestaciones porque ha cerrado o han despedido a 30 o 40 personas de alguna fabrica de Córdoba, y en la crisis de 2007-2014 no sé cuantos comercios, cientos, se cerraron, y ahora con la Covid-19 se siguen cerrando, pero la gente cierra en la más absoluta soledad. No se produce ningún movimiento social de apoyo a esas empresas que han cerrado.

Es que al final son pymes en el mejor de los casos, micropymes en su mayoría y autónomos. Al final son una, dos tres, cuatro personas que echan la persiana, se marcha y como no genera ruido no pasa nada. Al final el político lo que más odia es el ruido y como en nuestro caso no lo hay es uno de los motivos por los que yo creo que no se nos presta la suficiente atención.

"Al ser un sector tan atomizado, no hacemos ruido y por eso no se nos tiene en cuenta"

Pero el ruido está precisamente en las cifras de destrucción de empleo y actividad. Es huracanado. Ensordecedor.

Claro. Hay una sangría tremenda y en el pequeño comercio se está cebando. Nosotros estamos inmersos en una permanente reconversión desde hace muchísimos años, incluso décadas y se sigue sin mirarnos.

Rafael Bados posa para Córdoba Hoy

Se supone que en las zonas de expansión de la ciudad de Córdoba se generarán también nuevos espacios comerciales, ¿no?

Seguro que poco a poco se irán implantando comercios en las nuevas barriadas que se están creando en la ciudad de Córdoba. Sin duda eso va a ocurrir. Pero con respecto a las administraciones que te decía antes, yo sí quiero romper una lanza en favor de la Administración más cercana, en este caso del Ayuntamiento de Córdoba, con la que hay un grado de colaboración importante. Creo que en los últimos tiempos se está apoyando distintas actuaciones del sector comercial y entiendo que se está haciendo un esfuerzo importante desde el Consistorio y eso lo agradecemos.

Quien ostenta realmente las competencias de comercio en Andalucia es la Junta, que en este caso tengo que decir que, por un lado, no tenemos la interlocución a nivel regional que deberíamos de tener quien representa al pequeño comercio con esta Administración concreta. No hay nadie que atienda las peticiones nuestras. Creo que es un grave error que un sector que a nivel andaluz genera un 23% del empleo y un 11,5% del PIB, son más de 450.000 personas y no se tenga interlocución con quien representa  a esas gente, deberían de solucionar a la mayor brevedad posible, y ahí sí que encontramos esa dificultad.

"Quien ostenta realmente las competencias de comercio en Andalucia es la Junta y no tenemos a un interlocutor válido al que plantear nuestra situación"

¿Hay una fórmula mágica para sacar al comercio de su situación actual?

No (rotundo). Lamentablemente, no existe esa fórmula mágica. Creo que ese proceso de reconversión en el que se está inmerso al final desembocará en un nuevo modelo comercial, un nuevo tipo de establecimientos que sean los que se mantengan en el sector. Hay que apostar por la formación del sector, hay que apostar por la especialización, hay que apostar por la transformación digital, algo de lo que se habla mucho y que, sin embargo, es dificilísimo para el pequeño comercio. Es muy, muy complicado.

Para ello necesitamos recursos económicos, recursos de personal, formación y muchísimo trabajo. Ahí, por ejemplo, echamos de menos un apoyo real. En el tema de la transformación digital se ha echado mucho de menos por parte de las distintas administraciones y veo que muchos de ellos realmente no ha sido válido para lograr el objetivo para el que estaban preparados esos fondos. En el caso del comercio es algo muy complejo el reto de la transformación digital y la venta on-line; un reto que sin lugar a dudas es un camino que hay que recorrer de forma obligatoria, pero que se necesita un tipo de ayuda distinta a las que se han aportado hasta ahora por las administraciones.

Me refiero, y es algo fundamental, al acompañamiento. Una micropyme o un autónomo necesita que alguien le autorice y le atienda, le ayude y le acompañe en un camino incierto para ellos y difícil de abordar. Sería tremendamente importante ese tipo de ayuda.

¿Se está refiriendo a una actuación administrativa como la que lleva a cabo, por ejemplo, Extenda, que lleva prácticamente de la mano a una empresa hacia el objetivo de la internacionalización?

Algo similar, sin duda. Si no, es imposible. hay que imaginarse a un pequeño comerciante con su tienda donde él se lo guisa y él se lo come todo. Y ahora vas y le dices que además de la tienda física, que hay que mantenerla, tiene que abrir una nueva tienda que es la on-line, a la que hay que atender con tanto empeño como a la física. Y además en algo donde para un porcentaje altísimo del sector, que adolece de formación en esta materia tan importante y para eso estamos demandando desde Comercio Córdoba y desde Comercios Andalucía la puesta en marcha de una Escuela del Comercio, importantísima, porque hay un gran déficit de formación en el sector, le pedimos a ese comerciante que atienda la tienda on-line.

Si no tengo formación ni recursos de personal ni recursos económicos, ¿cómo lo hago? Una tienda on-line, no nos engañemos, no es como poner una página web. Yo profesionalmente me dedico al mundo tecnológico y lo conozco, y te aseguro que montar una página web lo hace cualquiera como si fuera un blog. Estamos hablando de algo muchísimo más complejo. Ríete de la competencia de los grandes formatos comerciales y de las grandes superficies. Estos oligopolio van a imponer una dictadura en el sector comercial a nivel mundial. A éstos no se les pone coto. Por cierto que otro de los temas muy importantes y sobre los que no se está haciendo nada a día de hoy es la regulación de la venta on-line.

Por Internet circula todo y de todo y no hay fronteras ni nada que se le asemeje. Cuidado. Creo que la venta on-line es algo que ha venido para quedarse y yo lo veo en mis hijas, que para ellas lo que no esté en Google no existe, pero hay una cosa clarísima: Oiga, regúleme esta actividad. He hablado antes de las tributaciones y ahora tenemos que ver la mercancía cómo circula.

"Creo que la venta on-line es algo que ha venido para quedarse, pero es algo que tiene que estar regulado"

¿Y no estaba poniéndose en marcha una especie de Amazon local?

Sí. Estamos trabajando en un marketplace a nivel local financiado por el Ayuntamiento de Córdoba y que esperamos que en los próximos meses pueda ser una realidad. Como decía, la venta on-line ha venido para quedarse y lo que hay que hacer es incidir y trabajar para que el comerciante, el comercio de cercanía se incorpore, que es lo que nosotros que remos hacer con este marketplace.

Al final nuestro objetivo conceptual no es la venta on-line, pero siquiera debe ser un complemento lo suficientemente atractivo como para se trabaje en este plano. Sí o sí ese camino hay que andarlo, pero insisto en que necesitamos la ayuda de la Administración para cuestiones de donde realizar nuestra actividad. Nosotros no somos un centro comercial cerrado en el que lo podemos tener todo dentro concentrado. Nosotros desarrollamos nuestra actividad en las calles de la ciudad y los pueblos, y necesitamos que esas calles de las zonas comerciales estén, dicho de modo llano, bonitas. Que sean atractivas y den ganas de pasear por ellos.

Rafael Bados posa para Córdoba Hoy

En relación con esto último que ha indicado, ¿Los centros comerciales abiertos que tenemos, dos de ellos oficiales y los tres, no, no deberían tener elementos comunes que sirvieran de guía para indicar a un paseante que está en un CCA?

Claro. Debería de tener elementos identitarios. Por supuesto que sí. Y hay que mejorar esas zonas comerciales, hay que dotarlas de aparcamiento, mejorar la accesibilidad, mejorarles la iluminación... Son todas ellas cuestiones que nosotros no podemos hacerlo por nosotros mismos. Es lo que indicaba de un centro comercial cerrado; nosotros no podemos tener eso: Coger una calle y decir, aunque tuviéramos los recursos, la voy a dejar de este modo. Eso tiene que hacerlo la Administración, en este caso normalmente la más cercana. Y posiblemente entiendo que ser ayudada por otras administraciones de rango superior.

Esto me sirve como ejemplo para eso que decía de que no se nos tiene en cuenta ni se nos toma en serio. Hay que mejorar claramente las zonas comerciales. Es que en la ciudad de Córdoba las hay importantes que se podrían mejorar muchísimo y hay que trabajar en ello. No hace mucho tuve una reunión con la directora general de Comercio, Lorena Garrido Serrano, cuyo departamento históricamente ha tenido una convocatoria de ayudas destinada a urbanismo comercial para los ayuntamientos, y le preguntaba a ella cual era el importe de esas ayudas y me respondió que 2 millones de euros para toda la provincia de Córdoba.

Es que en el último Presupuesto de la Junta se destinaba un 0,63% del total de apuesta para un sector que representa el 23% de la actividad económica. Le respondí que eso no era serio. ¿Qué se va a hacer con 2 millones de euros? ¿El Ayuntamiento de Córdoba que puede pedir, 50.000 euros? ¿Qué se hace con esa cantidad en urbanismo comercial? Si el Ayuntamiento de Córdoba decidiera continuar con la actuación de La Viñuela para una peatonalización enseñó serio, ¿qué se puede hacer con 50.000 euros para toda la ciudad? Eso no sirve ni para mantenimiento de lo que ya hay.

Rafael Bados posa para Córdoba Hoy

Por cierto, que hay que tocar el tema de la peatonalización de La Viñuela, que salió del comercio, pero que tiene la oposición vecinal.

En La Viñuela debería haberse hecho la peatonalización en serio, al estilo de Cruz Conde y no simplemente poner dos grandes macetones para cortar el tráfico. Pero me gustaría llegar a una solución con diálogo de por medio. Hay que sentarse, hay que hablar y hay que decidir lo que queremos hacer de forma definitiva. Porque una actuación de peatonalización no se puede quedar en lo que hay en Viñuela ahora mismo.

Ese urbanismo táctico que se llama pudo valer durante unos meses para comprobar la idoneidad o no de la actuación. Ahora tenemos que sentarnos y hablar, largo y tendido, con calma, con los vecinos y con el Ayuntamiento para ver finalmente qué se hace con esa actuación.

Creo que hasta la fecha todas las actuaciones de peatonalización que se han llevado a cabo en esta ciudad, y hay que remarcar que todas ellas han sido impulsadas desde el sector del comercio, en concreto desde Comercio Córdoba, han generado una enorme polémica inicial. Todas. Absolutamente todas. Pero también es verdad que luego absolutamente todas ellas han sido aceptadas y adoptadas por la ciudadanía. Y nadie se plantea a día de hoy darle la vuelta a Cruz Conde, darle la vuelta a Capitulares, darle la vuelta a la Ribera. Nadie. Son actuaciones que benefician al sector del comercio, pero sobre todo benefician al conjunto de la ciudadanía. Todo lo que le ganemos a los vehículos y pase a ser del peatón es interesante. Además, la Unión Europea está marcando esa línea y esa tendencia.

"Todas las peatonalizaciones de esta ciudad, impulsadas por Comercio Córdoba, han nacido con polémica, pero nadie aceptaría ahora que revirtieran su situación"

Además de que algunas han sido reconocidas a nivel internacional, como ha sido el caso de Cruz Conde que recibió el Premio Jean-Paul-L'Allier para el Patrimonio de la Organización de las Ciudades del Patrimonio Mundial.

Por supuesto. Cuando se premió a Cruz Conde, y también me gustaría destacarlo, nadie se acordó de quién fue el impulsor de esa iniciativa, que fue Comercio Córdoba ene representación de todo el sector. Todos estaban encantados con el premio, pero nadie se acordó de nosotros. La amnesia es muy propia de esta ciudad donde vivimos. Todos se daba golpes de pecho, pero nadie señaló a los protagonistas de la actuación. Nosotros pedimos esa peatonalización y nos faltó pelearnos con el guarda del Realejo. Nadie quería ni apostaba por esa actuación. Y ahora a nadie se le ocurriría volver a la situación anterior en esa calle. Todavía hay un grupo de WhatsApp de la Zona Centro que nos pone a mi buen amigo y presidente de Centro Córdoba, Manolo Blasco, y a mí, como un ropón.

Rafael Bados posa para Córdoba Hoy

¿Y eso?

Bueno, hay gente que todavía quiere recordar problemas de si se ponen enfermos cómo entra la ambulancia o si hay un incendio cómo entran los bomberos. Parece que aquello era el apocalipsis final. Pero el tiempo, que siempre es el que deja las cosas en su sitio y el mejor aliado en estas situaciones, ha demostrado que todo sigue con normalidad y, además, muchísimo más saludable que antes.

Una última cuestión. Usted lo ha apuntado al inicio de esta charla, pero me gustaría entrar un poco más en ello: La Base Logística del Ejército de Tierra, ¿de qué modo puede beneficiar al comercio?

Creo que esa Base es una tremenda oportunidad para la ciudad de Córdoba. Puede ser un gran generador de empleo y como desciña antes de alguna manera de cambiar el modelo productivo de la ciudad y el peso de cada uno de los sectores. Nuestra ciudad fundamentalmente se basa en los servicios. Creo que la aparición de la Base Militar es una oportunidad para que cobren mayor peso otros sectores, como es la logística o la industria ligera, que es la que vendría acompañando a esa iniciativa militar.

Para un sector como el comercial, que depende mucho del bolsillo del consumidor, si esto va a contribuir, que creo que lo hará, a mejorar la economía y el empleo en la ciudad, indudablemente va a beneficiar finalmente a nuestro sector.

Rafael Bados posa para Córdoba Hoy

Es cierto, pero mi pregunta iba algo más hacia la posible especialización de algunos establecimientos en materia de logística. Usted sin ir más lejos se dedica a la tecnología. ¿No habría una posibilidad de que una parte del comercio se inclinara por la idea de especializarse en ese sentido?

Es indudable que aparecerá dentro del sector comercial algún subsector que sea suministrador para todas esas empresas que son industria ligera y que se podrían ubicar en torno a la Base o partir de la Base. Seguro que habrá establecimientos comerciales especializados en aportar suministros para esa industria ligera. Estoy pensando, por ejemplo, en ropa laboral especializada, hasta cualquier otro tipo de cuestiones susceptibles de suministrar.

En cualquier caso, la Base es una fantástica noticia para Córdoba. Una ciudad acostumbrada en los últimos años a no tener demasiadas buenas noticias. En breve será una realidad y va a contribuir a mejorar la economía y el empleo de la ciudad. Ojalá vinieran muchas 'bases logísticas' hasta aquí.