miércoles 07.06.2023
Cordoba Hoy

JOSÉ MARÍA BELLIDO. ALCALDABLE POR EL PP

"El compromiso es modificar el Plan para que el Arenal sea recinto ferial de hecho y de derecho"

José María Bellido posa para Córdoba Hoy
José María Bellido posa para Córdoba Hoy
"El compromiso es modificar el Plan para que el Arenal sea recinto ferial de hecho y de derecho"

Las entrevistas de este periódico siempre han ofrecido la posibilidad de que el entrevistado se presente, porque por muy personaje público que sea, algo más siempre se puede conocer de su personalidad y su persona. En esta ocasión, y cono motivo de las elecciones, le ha tocado cerrar la serie de alcaldables a José María Bellido, que sigue siendo alcalde y aspira a seguir siéndolo como mínimo cuatro años más.

"Toda mi vida la he pasado en Córdoba. Nací aquí, en el Hospital de la Cruz Roja. Viví toda mi infancia en Fléming, en el barrio de Vallellano, donde me he criado. Estudié en Los Maristas, en el colegio Cervantes, de donde guardo aún muy buenos amigos, muy buenos recuerdos y donde procuro de vez en vez llegarme al colegio a ver a los profesores, los hermanos, y a profesores actuales que entonces eran alumnos y compañeros míos", señala como primera pincelada.

En materia de estudios superiores fue a la Universidad de Córdoba (UCO) donde dedicó cinco años a estudiar Derecho, siguiendo, por cierto, la tradición familiar, ya que su padre, sin ir más lejos, era funcionario de Administración local.

"Toda mi vida familiar ha girado en torno a Córdoba y más concretamente a la iglesia de San Basilio, en el Alcázar Viejo. Allí me casé, allí se bautizaron mis hijas, allí se casaron mis hermanos, allí tengo, desgraciadamente ya, a mis padres en el columbario", apunta, sin ocultar su profunda formación religiosa.

En cuanto a su descendencia, que según indica en su propia cuenta de Twitter, las adora, tiene dos niñas, ambas cordobesas y con la particularidad de que nacieron en días señalados: La más pequeña, "la chica", como dice él, un 28 de febrero, Día de Andalucía, y la mayor, un 25 de octubre, que era festivo, porque el domingo de San Rafael de ese año se pasó a ese lunes. "Así que tengo a las dos muy relacionadas con las fiestas andaluzas y cordobesas".

Pero si en algo quiere distinguirse Bellido, como lo conocemos entre los medios de comunicación, es en ser "uno más de los muchos que hemos nacido aquí, nos hemos criado aquí y seguimos en Córdoba".

José María Bellido posa para Córdoba Hoy
José María Bellido posa para Córdoba Hoy

Ha dicho que tiene hermanos.

Tengo dos hermanos mayores. Soy el pequeño de los tres. 

¿Cómo ven ellos el hecho de que su hermano menor sea el alcalde Córdoba?

Están encantados. Me ayudan, además, cada vez que pueden los dos participan en los procesos electorales siempre. Vienen de interventores. Es posible que los periodistas los hayáis podido ver en algún acto del partido, pero tienen un perfil discreto. Ellos intentan no llamar mucho la atención. Ambos viven en Córdoba y trabajan aquí.

¿Y qué hace usted cuando se quita el traje de alcalde?

La verdad es que como tengo poco tiempo. Más que a aficiones todo lo que saco de tiempo intento dedicárselo a mis hijas, que las pobres son las grandes sufridoras de todo esto. El sábado, que es el día de descanso, de reflexión, finalmente me voy con ellas a la Feria y luego tenemos previsto salir fuera.

¿Y puede hacer algo concreto con ellas, por ejemplo, ir de senderismo o algo similar?

Sí. A mí me gusta andar. Cuando puedo, como tengo una pasión en Córdoba que son las Ermitas, me gusta hacer ese camino o distintos caminos que hay de la Sierra. La Cuesta del Reventón, que la hemos dejado muy bien, y algunas otras sendas que suben. Luego me apasiona la Fórmula 1. Si me preguntas por aficiones me gusta la velocidad en general. El mundo del motor, el de los coches y la Fórmula 1, en concreto. Y cada vez que he podido me he escápalo a un Gran Premio. He ido varios años a Valencia, he estado en entrenamientos en Jerez...

Lástima que en Córdoba no tengamos esa posibilidad.

En Córdoba está difícil (se ríe). Pero, mira, viene la Asamblea Mundial de la Federación Internacional de Automovilismo (FIA), que son los que lo organizan, del 19 al 22 de junio, así que al final algo he tirado para mi tierra. Aparte de eso, intento dedicarle también algo de tiempo a los amigos. Cuando puedo nos escapamos fuera, de casa rural y esas cosas. Lo intentamos, al menos.

¿Es usted perolero?

(Sonríe con picardía). Soy perolero, pero no de guisar. Lo digo para no engañar a nadie. Lo disfruto, pero lo quiero aclarar que si no luego me tiran de las orejas.

José María Bellido posa para Córdoba Hoy
José María Bellido posa para Córdoba Hoy

¿Cuál es su definición de la derecha política?

Creo que en lo que se denomina la derecha entra mucha gente. Entramos desde los democristianos, a los liberales, hasta una derecha más conservadora y tradicional. Es decir, hay muchas familias dentro de la derecha. No es algo uniforme. Porque si hay algo que sí caracteriza en conjunto a la derecha es que es muy individualista, es muy liberal. En un sentido de que creo que todas las familias que conformamos esa rama del pensamiento ideológico nos caracteriza el respeto a las ideas de los demás. Esa unión a través de la libertad de pensamiento, de la libertad crítica, es lo que más definiría, desde mi punto de vista, a la derecha. Pero luego, ya digo, hay muchas ramas.

Si lo que quieres saber es con quien me identifico más, te diría que con una rama democristiana, dentro de esa familia, con algún tinte liberal también, sobre todo en lo económico. Pero somos muchos.

¿Y de la izquierda?

Siempre ha sido más colectivista. Igual que en la derecha nos preocupamos más por las libertades y por los derechos individuales, creo que la izquierda, en general, se caracteriza por dejar en un segundo plano, quizá, la persona y el individuo e ir más a lo colectivo. Eso es lo que, quizá, a mí más más me diferencia. Por eso, muchas veces las diferencias vienen más en planteamientos, con los que yo he discrepado mucho aquí cuando he estado en la oposición y ahora también en el gobierno, que dividen mucho a la sociedad. Al final se trata de garantizar supuestos derechos colectivos, pero que a la postre se construyen muchas veces contra otra parte de la sociedad. Eso es lo que más me diferencia de la izquierda.

Claro. Le iba a preguntar en qué postura esta más a gusto, pero ha quedado claro, ¿no?

Ya te digo. Después de mi evolución, porque al final todos evolucionamos, no te creas que uno nace o empieza en la política pensando de tal o cual manera, algunos quizá sí, pero cuando uno va viendo sus propias actuaciones creo que en la familia en la que está integrada el PP, la democristiana, es donde yo me encuentre más a gusto.

Antiguamente los alcaldes más que hacer política, se dedicaban a hacer urbanismo. Y una de las frases que más usa su número dos y concejal de Urbanismo, Salvador Fuentes, es 'pintar sobre el lienzo de la ciudad'. ¿A usted que le gustaría dejar pintado en ese lienzo urbano?

Claramente, lo que más me gustaría ahora mismo es la Base Logística y todo el desarrollo logístico. Es lógico, porque eso no existía y va a existir, y todo el desarrollo industrial que tiene que venir de la mano de la logística. Millones y millones de metros cuadrados de suelo industrial alrededor de la Base del Ejército de Tierra. La segunda fase de La Rinconada o en El Álamo. Para que todo el mundo lo entienda, en la carretera de Madrid y la carretera de Sevilla, los dos tramos de la autovía, habrá millones de metros de suelo industrial que se dejará pintado con esa Base Logística.

José María Bellido posa para Córdoba Hoy
José María Bellido posa para Córdoba Hoy

Y lo segundo que me gustaría dejar pintado, ¡ojo! Que ya estaba pintado, pero me gustaría que se ejecutaran, son las zonas verdes. El Anillo Verde que rodea la ciudad. Son parques que están en el PGOU desde hace 20 años y no se ejecutaban, aunque hoy ya los estamos viendo, porque ya tenemos el de Levante, el del Flamenco, el del Patriarca, ha comenzado la segunda fase del Parque de Levante, que es la zona más hacia el Sur. Eso es lo otro que me gustaría dejar en mi ciudad pintado.

Yendo un poco más allá de su aspiración a los próximos cuatro años de mandato, ¿qué le gustaría dejarle a la ciudad? Es una pregunta que hago muy a menudo a quienes tienen cargos de responsabilidad: ¿Por qué razón le gustaría que fuera recordado como alcalde? ¿Qué huella quiere dejar?

Ésa que hemos comentado ahora. Lo que quiero decir es que no se trata sólo de cuatro años. Hay que tener en cuenta que la Base sí tiene que estar en el próximo mandato funcionando. Pero todo el suelo industrial que va a venir, que va a transformar la ciudad, podemos intentar desarrollarlo en parte en esos cuatro años y dejarlo pintado en Urbanismo, pero llenarlo de empresas, dicho de otro modo, que ese suelo luego esté lleno y transforme el paisaje de la ciudad, necesita de más tiempo.

Es que creo que no somos conscientes todavía de lo que puede ser. Y cuando veamos La Rinconada, que es donde va la Base Logística, cuando sales hacia Madrid y estás a punto de llegar a Villafranca y subes por la cuesta donde está el bar El Cruce, que es donde justo acaba el término municipal, y que ahora mismo está sembrado de cereal, vamos a poder ver una zona industrial con una Base que ocupa un equivalente a todo el Casco Histórico quitando el barrio del Alcázar Viejo.

¡Qué barbaridad!

Es que me da que no sabemos a día de hoy la dimensión de lo que está por venir. Y es que aquella zona, más toda la huella del resto de suelo industrial que queremos sacar, que multiplica todo eso, va a transformar no sólo la economía, sino el paisaje de nuestra ciudad. Vamos a ver todos zonas nuevas industriales que ahora mismo no existen y creo que van a llamar poderosamente la atención de todos, y va a suponer un choque de realidad, porque habrá entonces algo que ahora mismo no está. Y esa huella no es de cuatro años; es de más tiempo.

José María Bellido posa para Córdoba Hoy
José María Bellido posa para Córdoba Hoy

Lo mismo ocurre con las zonas verdes. Nosotros las estamos haciendo poco a poco. La siguiente que tenemos que hacer son los bordes de la Ronda. Y vamos a pasar de ver una ciudad, como hasta ahora, que crecía en barrios, pero de forma deslavazada, en el sentido de que entre barrio y barrio había descampados que no los conectaban, porque el urbanismo se ha ido ejecutando sólo parcialmente, es decir en cemento, hormigón, ladrillo y asfalto, en lo que es la parte lucrativa, pero no en lo verde, a otra cuestión muy diferente.

Cuando vemos todos los barrios conectados con ese Anillo Verde, cuando alrededor de la Ronda de Poniente veamos que hay también zonas verdes que la van a hacer más amable y que los barrios que hay alrededor tengan esas conexiones, también vamos a poder contemplar un paisaje nuevo ya en este caso urbano, en la ciudad, que la va a transformar igualmente.

Por tanto, quizá sea recordado como el alcalde de la logística, como Cruz Conde lo fue del urbanismo moderno.

Bueno. Espero que sí. Es una apuesta que hemos hecho, que la ciudad llevaba mucho tiempo reclamando y que creo que va a salir bien. Ésa es mi apuesta. En un símil de ruleta: 'Todo a la logística', en lugar de al rojo o al negro, y creo que a la ciudad le va a venir bien.

Cuando mira al Guadalquivir ve...

Con el Guadalquivir veo siempre un anhelo de ciudad que no se cumple. Es la verdad. ¿Por qué? Por su complejidad. Vamos por partes, somos muchos los agentes públicos que tenemos que actuar ahí. El cauce es intocable y sólo puede estar la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir y los demás no podemos hacer nada. Es una competencia suya, y no puede meter mano nadie; defienden esa competencia con uñas y dientes y hacen bien, porque el río es de las confederaciones y por donde pasa el agua es suyo.

En Córdoba, en concreto, tenemos la suerte de que alrededor hay un monumento natural, que son los Sotos de la Albolafia. Es el único monumento natural en Andalucía que está en un entorno urbano. Somos únicos también en eso y mucha gente no lo sabe. Eso es muy bueno, pero hace que haya otro agente, que es la Junta de Andalucía, y es la que tiene que actuar en ese entorno.

Y luego estamos el Ayuntamiento que tenemos que actuar en los márgenes para mantenerlo limpio.

José María Bellido posa para Córdoba Hoy
José María Bellido posa para Córdoba Hoy

¿Y entonces?

Hay mucha gente que nos dice que Córdoba vive de espaldas al río y que no se aprovecha. Yo quiero hacer una reflexión: ¿Qué ocurre con el río? Tenemos un Guadalquivir vivo en Córdoba, es un río natural y no está encauzado. Si vamos a Sevilla vemos el río dentro de una obra hidráulica para que discurriera por la ciudad de otra forma. Eso les permite poner allí todo tipo de instalaciones: Desde un puerto, hasta locales de ocio y deportivas. En Córdoba eso no pasa.

Nuestro río pasa por donde ha pasado toda su vida, con sus meandros y sus curvas, con su naturaleza, que crece. Por tanto, aquí tenemos que ir hacia un río más natural y más cuidado, eso sí.

¿Qué veo en el futuro? Un monumento de los Sotos e la Albolafia como estamos actuando ahora, que esté mantenido, que no crezca la vegetación de forma descontrolada. Que esa actuación que se hace ambiciosa cada año se renueve sin tener que esperar, creo que han sido ocho o nueve años, y creo que a partir de ahí sí podemos los demás actuar. Nosotros tenemos que actuar en los Molinos, en la Noria, que son competencia nuestra. Hacer que ese río luzca mejor y que los que tienen actividades deportivas y de ocio que puedan aprovecharlo, aunque para eso lo primero que necesitamos es agua y desgraciadamente va muy seco en los últimos tiempos.

Por cierto, ¿cuando se va a actuar con los Molinos y la Noria?

Pues tiene sentido que se haga ahora después de la actuación de limpieza de los Sotos de la Albolafia. Hasta ahora ni siquiera se veían y era difícil hasta entrar.

¿En un futurible de que repita como alcalde, de qué manera va a mimar el patrimonio y el Casco Histórico?

Eso es un deber de todos. Cuando llegue a la Alcaldía hace cuatro años llevaba en el programa crear una Concejalía específica para que trate de ese espacio. El problema aquí es mezclar debates. Y hay que hablar del turismo, pero sin demonizarlo, porque es el sustento de muchas familias en Córdoba, y eso no se nos puede olvidar. Esto pasa como en su día con la construcción: Si machacamos el turismo qué van a hacer esas familias, de qué van a vivir el día de mañana.

El turismo es cierto que hay que debatir sobre él y sobre cual es el que más nos conviene, que desde mi punto de vista es el de congresos que deja más pernoctaciones, que deja más poder adquisitivo, pero tiene una incidencia en el Casco. Lógicamente quien viene lo hace porque tenemos la Mezquita, cuatro declaraciones Patrimonio de la Humanidad, entre ellas el propio Casco Histórico, tenemos la Fiesta de Los Patios, Medina Azahara... Y donde más impacta el turismo es en el Casco. Pero insisto en que hay que diferenciar debates.

Debatamos sobre el turismo y cómo gestionarlo y cuidemos nuestro Casco, pero no hagamos un debate conjunto, porque estamos en camino, como ha ocurrido en otras ciudades, de matar lo que es la fuente de ingresos de muchas familias y no nos lo podemos permitir.

De esa Concejalía la principal labor que tenemos que culminar ya, y ya están marcha, es el Plan de Gestión del Casco. Tenemos que ver entre todos cómo queremos nuestro Casco en los próximos 10 años dentro el plan estratégico. Y en el Plan del casco Histórico hacer medidas de flexibilización, que es muy rígido, aunque es un buen plan y ha sido un instrumento de protección, como lo lleva a en su propio nombre, de nuestro Casco. Pero hay que hacerlo más flexible para que se puedan rehabilitar viviendas para vivir, para instalar placas solares, a la hora de acometer obras en cada una de las casas que tenemos, porque en caso contrario lo convertiremos en un parque temático y será muy difícil que alguien quiera vivir allí. Si, por una parte, no hay un Plan de Gestión que diga qué equipamientos va a haber, cuáles van a ser los usos que se permiten o no en el Casco, y, por otra parte, no flexibilizamos la norma algo, es verdad que se convierte en incómoda en ocasiones vivir allí.

José María Bellido posa para Córdoba Hoy
José María Bellido posa para Córdoba Hoy

Pero el Casco ya de por sí es muy rígido. Es el que es, y no permite realizar muchas actuaciones dentro.

Vamos a ver. Eso es un problema ya público. Pongo un ejemplo de algo concreto en lo que estamos trabajando en colaboración público-privada. Crear zonas verdes es lo que has insinuado, ¿de dónde las sacamos? Porque es verdad que los espacios son los que son. Además, tenemos un Casco en su mayor parte de calles estrechas, de manzanas pequeñas. ¿Cómo se puede actuar? Primero, como la ciudad está actuando en Orive, donde se ha hecho un nuevo jardín y ahora estamos abriendo un nuevo acceso, y luego hay un proyecto muy bonito con asociaciones vecinales de la zona para aprovechar determinados solares par ir dejando huellas verdes y pequeñas zonas verdes salpicadas por todo el Casco.

Es una iniciativa vecinal que nosotros henos acogido y lo hemos presentado a fondos europeos, y estoy convencido de que nos va a ir bien y lo desarrollaremos. Es algo imaginativo. ¿Qué más limitaciones tenemos? Muchas veces nos dicen que hay pocos árboles en las aceras del casco, y es verdad, pero si ponemos árboles en aceras pequeñas creamos un problema de accesibilidad y una persona que vaya en silla de ruedas no va a poder pasar por muchas de esas aceras. ¿Cómo tenemos que crear entonces esas zonas de sombra? Con elementos verticales, jardines verticales.

El Casco requiere un tratamiento diferenciado por su peculiaridades. Son reflexiones sueltas, pero todo esto tenemos que verlo con las herramientas a las que he aludido y que tocan proyectos individuales sin hilo conductor. Pero yo quiero que ese hilo conductor de todas las actuaciones que haya que hacer sea el Plan de Gestión y que se vuelque parte de lo que queremos hacer en el Plan del Casco, porque va a incidir en parte en el urbanismo. Eso es lo que podemos hacer en el Casco y, evidentemente, lo que no vamos a poder hacer.

Lo ha aludido ya en su anterior respuesta, y me gustaría saber por qué le ha dado esa obsesión por la accesibilidad, que me parece la mar de loable, dicho sea de paso.

Es que lo he vivido en mi familia. Un alcalde tiene que ser abierto y no me gusta tampoco que ni mi experiencia personal ni la de mi familia sea lo que protagonice mi vida pública. Pero por ser claro: Mi padre tuvo 10 años Alzheimer y murió de eso y fue una persona que tuvo en sus últimos años una discapacidad provocada por esa enfermedad, que lo tuvimos en casa. Buen una persona gran dependiente, porque ya no podía hacer nada. Mi madre tenía un problema de visión enorme y si hacía su vida normal era porque era una jabata, porque con la visión que tenía o hubiera podido hacerlo. Estaba en la ONCE. Es un problema, además, genético y hereditario que hemos sacado un hermano mío y yo.

Por eso, a mí no me tienen que hablar en tercera persona de lo que es la accesibilidad ni la discapacidad, porque es algo que hemos llevado en mi familia con naturalidad durante toda mi vida.

Eso unido a que el contacto que tuve desde que soy concejal con todo el colectivo que hay en Córdoba enorme del tercer sector de asociaciones de discapacidad, que es fantástica y creo que es de los más fuertes de España, teníamos que hacer una reflexión al respecto. En primero de Derecho me ensañaron que ser justo no es tratar de forma desigual a los que son desiguales, sino tratar por igual a todos, y no todos tienen las mismas oportunidades ni las mismas condiciones ni todos tenemos en la vida posibilidades similares de desarrollo. Por tanto, en una ciudad, para que vayamos todos de la mano había que corregirlo. Ahí sí es verdad que los ayuntamientos tenemos un papel importante. Podemos actuar en barreras arquitectónicas, en todo tipo de discapacidades cognitivas, sensoriales, mediante códigos Navilens.

Tengo la suerte de que en mi equipo hay varias personas que han tenido experiencia vitales similares. Esa experiencia de vida que han volcado en asociaciones, como Acpacys, lógicamente nos ha hecho que hayamos avanzado a pasos agigantados y hoy en día Córdoba sea reconocida por eso.

José María Bellido posa para Córdoba Hoy
José María Bellido posa para Córdoba Hoy

Es cierto que está dando sus frutos en ese sentido.

Ahora mismo estamos a la cabeza. No me gusta presumir, pero tampoco hay que quedarse corto en humildad. Ahora mismo el Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad (CERMI), que agrupa a todas las asociaciones  y a todos los colectivos de asociaciones de discapacidad nos ha dado el premio a la mejor iniciativa local de políticas, con el programa 'Córdoba Incluye', que leva esa Delegación, y la Comisión Europea nos ha dado el segundo premio de toda Europa también a esas políticas. Y eso es porque estamos avanzando a pasos agigantados. Queda muchísimo por hacer, porque es que prácticamente no había nada.

Hasta ahora el enfoque de la accesibilidad se limitaba exclusivamente a la eliminación de barreras rebajando aceras. Hemos seguido con eso, pero hemos puesto en marcha multitud de más aspectos. Hoy en día tenemos un Museo, el de Julio Romero, que es el único en España accesible universalmente. Es un salto cualitativo que vamos a continuar.

Los casos que han surgido a lo largo del mandato, especialmente con sus socios de gobierno, aunque últimamente se han llamado a declarar también a personas de su partido y su entorno, ¿cree que le va a afectar el próximo domingo en las urnas?

No lo puedo saber. Son los ciudadanos quienes lo tienen que valorar. Pero hay cosas claras: Efectivamente, los casos son de Ciudadanos. Tuve que pactar con ellos, porque si no no había gobierno ni estabilidad, y les agradezco la lealtad  y la responsabilidad que han tenido gran parte de ellos para mantener un gobierno estos años, pero es cierto que hemos tenido problemas que han venido de concejales, más que hablar de partido, que estaban en Cs. Ellos seleccionaron su equipo y su lista y yo puse en juego mi gobierno para atajar cualquier duda, cualquier sospecha. Antes de que nadie estuviera imputado estaba ya cesado de responsabilidades en el gobierno. Todos los que han pasado por ahí han sido cesados con antelación, cuando ni siquiera un juez los había llamado a declarar, ni estaban ni investigados ni imputados. Sólo con los informes internos y los de la Fiscalía los separamos.

Luego, desgraciadamente, sí acabaron en el Juzgado. Y eso me costó a mí poner en juego el gobierno, incluso con rumores de moción de censura. Pero tenia claro que yo no tengo nada que ocultar ni nada que tapar y que no me iba a ver coartado por nadie que pudiera decirme a mí qué hacer o no hacer, porque no tenían motivos.

A partir de ahí, cuando me llaman a declarar como testigo, y es algo que quiero dejar claro, llaman a todos los que han tenido relación en algo. Es decir, que como testigos van altos funcionarios de la asa, porque son los que controlaron, como van policías que han hecho la investigación y van otros concejales o directivos, por ser los que una parte de donde han podido cometer irregularidades estaba ligada al Plan de Choque, y había personas que dirigían ese plan de choque en su globalidad, y lo único que quiere el juez es que vayan a testificar cómo se gestionaba ese plan para seguir teniendo elementos de juicio, pero no por que tengan ninguna sospecha sobre ellos.

Hamos vivido una clara intención por la persona que salió de querer extender una mancha que le corresponde a él solo. Lo ha intentado conmigo, lo ha intentado con parte de mi equipo. Ha intentado por todos los medios que esto se extendiera con un ánimo de intervenir en estas elecciones y de perjudicarme, claramente.

José María Bellido posa para Córdoba Hoy
José María Bellido posa para Córdoba Hoy

¿Va a dejar que Vox entre en el gobierno local, dependiendo de los resultados en las urnas?

Yo voy a intentar gobernar en solitario. Es algo que he dicho muchas veces. Córdoba va razonablemente bien. Hemos mejorado. La Córdoba de hoy es mejor que la Córdoba de hace cuatro años en muchos aspectos: Accesibilidad, urbanismo, proyectos de futuro como la logística, pagamos menos impuestos... Y lo hemos hecho gobernando para todos y entre todos. Yo he tenido acuerdos en estos años muy transversales. He sacado presupuestos con un acuerdo con el PSOE, hemos sacado planes de choque con inversiones millonarias del Covid con unanimidad prácticamente de todos los grupos políticos y con acuerdos con empresarios y sindicatos.

Quiero seguir gobernando de ese modo. Un alcalde o una alcaldesa cualquiera debe gobernar para todos. Yo lo he hecho estando en minoría. Lo que le pido a los cordobeses, por lógica, es que ahora me den una mayoría para seguir haciéndolo, de modo que esto no tenga vuelta atrás, que no haya retroceso en ese cambio iniciado hace cuatro años, no volvamos a tiempos pasados, y para poder hacerlo con este talante, gobernando con todos, contando con todos los partidos, con todo el movimiento ciudadano, las asociaciones, y no restringirnos a determinados pensamientos que estaña más escorados a un lado o a otro, porque siempre hay populismos a izquierda y a derecha, y no quiero depender de esos populismos ni que estén en el gobierno, desde luego.

¿Qué balance hace de esta campaña que se le nota, por ejemplo, en la voz?

Pues estoy muy contento. La verdad. No sé cómo acabará, porque esto son los ciudadanos los que tienen la última palabra. pero estoy muy satisfecho por varias razones. Primero, porque me he sentido muy a gusto en la calle y en la feria. No hay trampa ni cartón, porque ahí estamos todos y lo habéis visto los medios y sois testigos, y el cariño de la gente queriendo animarnos, diciéndonos algunos que ya nos han votado por correo y otros que nos iban a votar, e incluso cuando se nos ha acercado gente, que es lógico, con críticas, propuestas y mejoras que tenemos que hacer este la gestión, lo han hecho con respeto y de forma educada y eso se acepta también como no puede ser de otra manera.

Pero la inmensísima mayoría de las respuestas son de mucho cariño, y eso a uno ya le hace sentirse satisfecho. Es que soy alcalde, pero soy un cordobés más y voy seguir siendo vecino. Cuando deje de ser alcalde seguiré viviendo en Córdoba y seguiré siendo uno más y a uno le gusta estar en su ciudad y que pueda moverse y andar. Y eso lo hemos superado.

En segundo lugar, hemos hecho una campaña de propuestas. No he entrado en ningún tipo de cruce de acusaciones, no he entrado en ningún charco, no he hablado de los demás. Sólo hemos hablado de nosotros, de lo que queremos hacer, de nuestros equipos, con foros donde ha participado mucha gente que no es del PP; no hemos llenado nuestros foros, por ser claros, con militantes, con afiliados, con los convencidos, sino que hemos invitado a gente a que conocieran nuestras propuestas y los han llenado. Por tanto, estoy muy satisfecho de ese tipo de campaña y creo que el resultado va a ser bueno, aunque, como digo, lo veremos el domingo.

José María Bellido posa para Córdoba Hoy
José María Bellido posa para Córdoba Hoy

¿Todo esto le está permitiendo disfrutar de la Feria?

Eso es más complicado (se ríe). Estoy intentando dejar disfrutar a los demás, que es lo que me corresponde, siendo muy prudentes en la Feria. Creo que no podemos molestar. Este año disfrutar de la Feria va a ser difícil en la realidad porque uno tiene que estar en lo que tiene que estar. Y te digo que como alcalde siempre es complejo, haya o no elecciones, porque una Feria es una responsabilidad tremenda, por las atracciones, la seguridad, infraestructuras... Hay mucha gente trabajando y mucha responsabilidad detrás. Para que todo aquellos salga bien hay cientos de personas detrás trabajando con unas responsabilidades que son las mías y las de mi equipo.

A eso si le añades una campaña electoral, pues más difícil todavía. Tenemos que estar también en esa parte. Lo que intento es en parte poder quedarme algún ratito, cuando nos dejan, y no molestar y que la gente pueda disfrutar de la Feria. Yo, por lo menos, por mi parte, como candidato, ya no como alcalde, no aprovechar la Feria para hacer una campaña agresiva de estar todo el día encima de la gente.

Me da la sensación de que está siendo una campaña suavona en general.

Es que Córdoba, y en eso tenemos que estar orgullosos y lo digo cuando hablo con compañeros de otras ciudades o provincias, es una ciudad que siempre ha sido abierta, ha acogido al que ha llegado, han pasado por ella muchas civilizaciones. Por tanto, en general, y no sólo en esta campaña, la política en Córdoba es amable, es respetuosa por parte de los medios de comunicación, entre nosotros mismos. Nos alejamos de otros sitios donde hay mas histrionismo o más agresividad y eso es bueno. Yo creo que a los ciudadanos cuando ven esas cosas les espanta.

No creo que a los cordobeses les guste ver a sus políticos lanzándose los trastos a la cabeza, sino colaborando. Y aquí hemos tenido algunos buenos ejemplos de colaboración también estos cuatro años.

Ya que hemos hablado de la Feria, ¿el recinto ferial va a ser un recinto ferial de verdad?

Sí. Es un compromiso que tenemos con todos los agentes que están en la Feria, que son Casetas Tradicionales, Casetas Populares, feriantes, Movimiento Ciudadano... Se lo hemos dicho. Es que hasta ahora el recinto ferial es recinto ferial de hecho, pero no es recinto ferial de derecho. Y eso tiene unos inconvenientes. Es lo primero que vamos a cambiar.

Hay que modificar el Plan para que sea un recinto ferial, y luego tenemos que actuar en cuestiones que los cordobeses no van a ver, pero son importantes, en el sentido de hacer las infraestructuras de agua y las canalizaciones, que ya están adjudicadas, para que en años como éste y llueva se absorba mejor ese agua. Y también las infraestructuras eléctricas, que no significa poner más luces, sino soterrar las instalaciones para que las casetas y los feriantes tengan los puntos de conexión en los próximos años. Eso a día de hoy no existe ni ha existido nunca, entre otras cosas, porque no es un recinto ferial como tal. Es lo primero que vamos hacer, que es una obra que luce poco por estar bajo tierra, pero luego sí se va a notar en la Feria cuando se ponga en marcha próximamente.

José María Bellido posa para Córdoba Hoy
José María Bellido posa para Córdoba Hoy

¿Qué mensaje último les quiere enviar a los cordobeses y cordobesas?

Sencillamente, que vayan a votar. Hay que votar. Por mi parte, creo que la victoria del Partido Popular está muy cerca, no hay ninguna encuesta ni estudio sociológico publicados que hayan dicho otra cosa que no sea que el PP va a ganar las elecciones. Pero hay que votar. Hay que votar para que podamos tener una mayoría amplia y suficiente que nos permita que Córdoba siga avanzando, que el cambio iniciado hace cuatro años no tenga vuelta atrás ni volvamos a otros batiburrillos de partidos y que ese cambio también pueda avanzar más rápido y que sigamos ganando todos, y no depender de partidos que seguramente a antiguos votantes del Partido Socialista, antiguos votantes de Ciudadanos, gente moderada y que quiere que su ciudad avance quieren esa mayoría clara y no quieren dependencias de otros partidos.

Es lo que hemos visto en Andalucía, con Juanma Moreno, que tiene una forma de hacer política, de gestionar, de gobernar y un modelo que creo que nos parecemos mucho, francamente, ya no sólo en lo del partido, sino incluso en lo personal, y quiero eso mismo en Córdoba. Ese modelo de Juanma Moreno traerlo a córdoba y que podamos gobernar en solitario, pero con absoluta transparencia y participación para hacerlo entre todos.

¿Le da la sensación de que habrá más participación éste año?

No (se ríe). No tengo esa sensación, la verdad. Porque al final, queramos o no, la Feria influye. Tenemos Feria y eso siempre hace que haya gente que se tome días libres y se vaya fuera, o disfruta de la propia Feria y se despistan. Tenemos lluvia este año. Por eso digo que no tengo esa sensación, pero sí hago ese llamamiento a la participación. Es importante que todos votemos, porque nos jugamos el futuro de la ciudad. Yo pido el voto para mí, desde luego, y para mi partido, pero en cualquier caso vayan ustedes todos a votar. No podemos dejar nuestras decisiones en manos de terceras personas.

Comentarios