jueves 02.12.2021
Cordoba Hoy

MARILÓ DAMIÁN. PRESIDENTA CONSEJO DISTRITO SUR

"Cualquier empresa que venga a gestionar la piscina cubierta tendrá un enorme éxito de usuarios"

Mariló Damián posa para Córdoba Hoy
Mariló Damián posa para Córdoba Hoy
"Cualquier empresa que venga a gestionar la piscina cubierta tendrá un enorme éxito de usuarios"

María Dolores Damián Muñoz, Mariló, es la presidenta del Consejo de Distrito Sur. Se considera activista y, de hecho, ya ha conseguido sacar a la calle tres veces en otras tantas semanas a la gente hasta conseguir que el Ayuntamiento empiece a escuchar sus reivindicaciones. Trabaja, además, como educadora en un centro de emergencias para mujeres víctimas de violencia en turnos de tarde, noche de de 24 horas.

Es también madre y da la sensación de que ha adoptado al Distrito como a un hijo más al que dedicarle una ingente cantidad de su tiempo para cambiarle la cara y que consiga tener un futuro. Por el momento, ya ha logrado que desde la administración local empiecen a pensar que tiene que cumplir con la moción conjunta y unánime sobre las necesidades de esa zona de la ciudad.

Mariló Damián posa para Córdoba Hoy

Usted era vicepresidenta del Consejo de Distrito Sur. ¿Cómo ha acabado siendo presidenta?

Se produjo una renovación de órganos, presenté candidatura, que fue única, y creíamos que al frente del Consejo de Distrito debía haber gente con conciencia social y que lo llevara tan bien como lo ha hecho hasta ahora Antonio de la Rosa. Estaba de vicepresidenta y luego fui presidenta en funciones por las circunstancias personales de Antonio, y por esa situación asumí la presidencia.

Luego llegó el momento de renovar los órganos y me dije que lo iba a intentar. No es que estuviera yo segura de que me votaran, pero de cualquier modo iba a seguir en el Consejo de Distrito, porque represento a los colectivos sociales e iba a seguir representándolos. No tenía ningún problema al respecto, y si no me elegían, ya fuera en la asamblea ciudadana o por algún otro sitio iba a entrar en el Consejo. La verdad es que no se presentó ninguna candidatura. Cuando Antonio entró sí había otra lista y tuvimos que votar. Me sorprendió un poco que en la mía hubiera dos abstenciones, pero el resto fue por mayoría, con lo cual tenía un buen respaldo.

Lo que siempre he dicho es que voy a intentar luchar por el Distrito, sin ideologías políticas, para unificarlo, tratar de quitarle de encima esa especie de estigma social que arrastra desde hace años y que el barrio se visualice y la gente se dé cuenta de que tiene las mismas necesidades que el resto de la ciudad.

"Siempre he dicho que quiero luchar por el Distrito, sin ideologías políticas, para unificarlo y tratar de desestigmatizarlo"

Precisamente, le iba a preguntar si el Sur de la capital seguía arrastrando esa mala fama entre la ciudadania o si ya ha cambiado un poco.

Sigue habiendo una zona más complicada en la zona alta del Campo de la Verdad y Guadalquivir, y a veces da la sensación de que todo el Distrito Sur fuera exactamente igual. No es ni bueno ni malo. Aquí en la zona hay determinados bloques y determinadas viviendas, como ocurre en todas las demás partes de la ciudad, con personas que tienen una problemática personas, particular o diferente, como uno prefiera, del resto del Distrito.

Lo que quiero decir es que si bien antes tenía muy mala fama, eso se ha ido limando, aunque en Córdoba sigue habiendo personas que tienen las ideas estereotipadas y si les dices que vives en el Sur siguen mirándote raro, incluso les pasa a funcionarios del Ayuntamiento.

Mariló Damián posa para Córdoba Hoy

Por tanto, continúa siendo un barrio socialmente estigmatizado.

Sí. No tanto como antes, pero sí. Hay que pensar que hace años el barrio tenía hasta mal aspecto. Las calles no estaban arregladas y hoy en día se puede pasear por el Distrito perfectamente y tenemos avenidas, fuentes, como todo el mundo. Las obras de San Martín de Porres quedaron preciosas y ya no da directamente esa imagen de entrar en un barrio conflictivo.

De todos modos, queda muchísimo por hacer, porque últimamente los vecinos y vecinas están saliendo más que nunca a la calle a reivindicar.

Claro. Pero no es que queden por hacer cuestiones especialmente de urbanismo. Tiene carencias, como cualquier zona de la capital, con espacios que arreglar y mejorar la limpieza de las calles, acerados que dejan que desear, alcorques abandonados... Son todo necesidades propias de ciudad y comunes a todos los distritos.

"Mucha gente que cruza el río y se va por la zona del Hesperia se encuentra con un barrio distinto al que se imaginaban con toda su mala fama"

Es verdad que, por ejemplo, San Eulogio, el Polideportivo de la Juventud, que lo estamos reivindicando, y La Normal son hitos fundamentales para que esa visualización que queremos cambiar del Distrito se lleve por fin a cabo. Es verdad también que mucha gente cruza el río y se va por la zona del Hotel Hesperia para encontrarse con un barrio distinto al que se imaginaban con toda su mala fama, porque si nuestros conciudadanos y conciudadanas no vienen nunca por aquí tampoco van a poder conocernos nunca. Ahora sólo pasan por aquí de camino a Málaga en coche y lo que queremos es que también se paseen por esta zona, que forma parte de su ciudad.

Mariló Damián posa para Córdoba Hoy

Además, quedan un montón de proyectos de atención a familias y queda mucho por trabajar, pero creo que comenzando por los proyectos del Polideportivo, San Eulogio y La Normal empezaríamos a notar más el cambio de mentalidad de la gente respecto a la fama que tenía el barrio.

¿De qué manera cree usted que afectaría en positivo al Sur que esos hitos que usted ha comentado estuvieran ya acabados?

Hablamos de un Distrito amplio, que incluye cuatro barrios muy populosos y con esos hitos ejecutados, mucha gente no tendría que salir del Sur para ir al gimnasio, por ejemplo. Aquí tenemos mucha gente que por prescripción médica acude a la piscina de Vista Alegre. En caso de contar con nuestra propia piscina en el espacio del Pabellón de la Juventud ya no tendrían que irse fuera.

Al mismo tiempo, conllevaría que se reavivara más lo que es el comercio de barrio, porque si no hay que salir fuera y hay gente que incluso podría venir hasta aquí, consumirían en nuestras calles y el comercio se revitalizaría un poco. Con San Eulogio pasaría exactamente igual.

"San Eulogio, La Normal y el Pabellón de la Juventud nos permitirían revitalizar por completo la zona y que se mirara al Distrito con otros ojos"

Con la Nomal de Magistario igual nos vendieron que cuando se iba a trasladar el Centro de Proceso de Datos (CPD), es decir el servicio municipal de informática, iba a traer consigo a 80 trabajadores del Ayuntamiento y se iba a ver más movimiento de gente en la calle, pero es el día de hoy y eso todavía no se ha visto.

Mariló Damián posa para Córdoba Hoy

¿Y se va a ver algún día?

Creo que si realmente conseguimos que de aquí a cuatro años este Polideportivo esté ya en obras y se termine y que San Eulogio para el año que viene esté funcionando, aunque nos cueste arrancar, y con eso quiero decir que los equipos vengan a jugar aquí y que haya encuentros de fútbol, pienso que es cambio no iba a tardar mucho. Pero por ahora es una utopía. 

Eso es lo que yo quiero. Es probable que yo no vaya a usar el polideportivo ni lo otro. Pero sí quiero que la Normal funcione, porque los vecinos y las vecinas y las asociaciones necesitan espacios de los que ahora mismo no tenemos ninguno. Como tampoco tenemos biblioteca, que es algo que se lleva reivindicando muchísimo tiempo porque, además de los alumnos que necesitan de actividades culturales y biblioteca, también hay mucha juventud y gente mayor que requieren de clubes de lectura porque les gusta, o un lugar para estudiar oposiciones o la Selectividad. Debemos tener en cuenta que aquí vivimos más de 37.000 personas.

"Es necesaria la biblioteca para que los mayores tengan sus clubes de lectura y que los jóvenes estudien sus oposiciones o la Selectividad con tranquilidad"

Es, además, por lo que se está viendo, una zona bastante activa.

Claro. Se dice que es el barrio más pobre, pero eso está relacionado con la renta y aquí tenemos un elevado porcentaje de gente mayor que ya no esta activa. Hay también hay mucha gante joven que se busca la vida. Se dice que los pisos son más baratos en el Sector Sur, pero ya no es tanto así y se van igualando los precios a otras zonas de la capital, y eso en el fondo es bueno. Porque elimina la idea de que tienen que ser pisos baratos porque nadie quiere venir a vivir al Sector Sur.

Sí es verdad que hay exclusión social. La pandemia, con el confinamiento y demás, ha hecho que muchas familias, que no eran usuarias de Servicios Sociales, con los ERTEs, los despidos y la economía sumergida, cuestiones todas que comparten otros barrios cordobeses, ha empezado a utilizar esos servicios.

Hay un plan de empleo y se aplican programas, pero como no hay organización ni coordinación entre delegaciones municipales, y lo digo con todo el dolor de mi corazón, cuando se acaban los programas y los proyectos o se termina una subvención lo hacen sin pena ni gloria. No hay efectos positivos permanentes.

Mariló Damián posa para Córdoba Hoy

Ligado al hecho de que el Sur es una zona de la ciudad bastante activa, ¿no le decepcionó, aunque sólo fuera un poco, el hecho de que sólo se presentara una candidatura a los órganos de Consejo de Distrito?

Pienso que la gente está muy desmotivada.

Por eso lo digo.

Bueno, yo no tenía claro que me fuera a presentar siquiera. Hubo un momento en que me llegaron a decir: 'Mariló, que quedan cuatro o cinco días' y entonces me dije 'venga, pues vamos a presentarnos'. Teníamos horror a que se quedara desierto. Lo importante es que las asociciones tienen que motivarse de nuevo, pero la desmotivación no la genera la propia asociación o el Consejo.

De hecho, ha quedado patente que cuando decimos de concentrarnos o movilizarnos, la gente responde. Lo que ocurre es que existe una desmotivación general en lo que es la Participación Ciudadana con mayúsculas.

¿Cuál es la razón, entonces?

No cuentan con nosotros para nada. Cuando ves que llamas a un concejal, y me da igual que sea de izquierda o derecha, y, salvo los que tienen en su sangre algo más de activismo y conciencia social, no viene a escuchar a las asociaciones vecinales, no te hace caso a los escritos y no te escuchan, te desanima.

Antiguamente, las peñas y asociaciones tenían un montón de socios, pero eso, como no se trabaje mucho, va a resultar imposible que continúe en el tiempo.

"Hay gente que nos dice: '¿De verdad crees que te van a hacer caso con la piscina?'; yo les respondo: 'Evidentemente, sentado en el sofá de tu casa, no'"

Además, hemos vuelto al individualismo en lugar del trabajo en colectividad. Nosotros ahora con todas las concentraciones que hacemos nos hemos encontrado con personas que van y te dicen: '¿Crees que te van a hacer caso con la piscina? ¿Esto merece la pena?'. A lo que yo les contesto: 'Hombre, sentado en el sofá de tu casa o tomándote una cerveza en el bar, no e van a hacer caso, precisamente'.

Mariló Damián posa para Córdoba Hoy

Pues hablando de piscinas, la municipal del Distrito Sur en la calle Marbella ha quedado francamente bien.

Claro. Estuvimos ahí intentando resolver los problemas de apertura hace dos años, que los hubo. ¿Que siempre somos los mismos? Vale, pero es que si no estamos esos mismos no se consigue nada de nada. De todos modos, tenemos una lista de difusión que funciona a modo de radio del Distrito para todo. Igual que difundo movilizaciones, a lo mejor también doy a conocer cuestiones de cultura y todo lo que se hace en el distrito.

De hecho, en cuestión de cutltura se han hecho muchas cosas y se siguen haciendo en la Calahorra y en la Unidad o en el Guadalquivir con el Planneo Córdoba Joven. Y ahora las actividades se van repartiendo cada vez más, en lugar de concentrarlas todas en el Centro de la ciudad.

Lo que viene a demostrar que quien no llora no mama.

Es verdad. La gente está viendo que en efecto en la lista de difusión pongo que alguien necesita un colchón o una silla de ruedas o alguien que se va a mudar y regala el piso. De dinero no hay nada. Todo es dar y pedir. La lista funciona, y esa lista ha visto que nos íbamos a movilizar y la gente ha difundido a sus respectivos contactos con el móvil y el barrio se ha movilizado. Excusas de no puedo porque hace calor o porque estoy en casa tranquilamente no valen. Todo el mundo tenemos cosas que hacer, y si no que me lo digan a mí.

Mariló Damián posa para Córdoba Hoy

¿Ha pensado alguna vez en lo que pudo haber sido el Sur de la ciudad si se hubieran puesto en marcha las iniciativas del Centro de Exposiciones y Congresos, que ya está en el Parque Joyero, el Auditorio junto al C3A o el proyecto del Cordel de Écija, que nadie sabe lo que va a pasar con él? ¿Lo que pudo haber sido el barrio y lo que quizá ya nunca pueda ser?

Justo es lo que he comentado de los proyectos y programas que se ponen en marcha aquí. Al final, todo se queda en agua de borrajas. Por nuestra parte vamos a intentar hacer todo lo posible para que las cuestiones que estamos reivindicando ahora no queden en el aire y sean efectivas y reales.

Si tenemos que salir a la calle, saldremos. Lo del C3A es una pena, el Cordel de Écija no se ha vuelto a hablar de ello, y si se hubiera hecho todo eso que has citado, ¿no se hubiera dado ya una vuelta al Distrito como si fuera un calcetín y la gente lo visualizaría de otra manera?

"A todo el Sur nos hicieron polvo llevándose a otra zona de la ciudad el Centro de Exposiciones, Ferias y Convenciones"

Parece que a lo único que aspiramos es a ayudas sociales y al asistencialismo. Parece que en el Distrito Sur todo el mundo vivimos de la ayuda de emergencia y de las ayudas sociales.

Eso equivale a decir que les hicieron polvo sacando de allí el Centro de Exposiciones, Ferias y Convenciones.

Exactamente. Fíjate que el C3A no se está aprovechando como se debiera. Tardan en hacer actividades y hay mucha gente del Distrito que viven en el Campo de la Verdad que ni siquiera saben lo que es. También se iba a ejecutar el Auditorio, que fue una de las principales reivindicaciones del anterior Consejo de Distrito. Se hizo una propuesta y se ha quedado todo pendiente. Es verdad que no hay una negativa tajante hacia el Auditorio, pero tendremos que volver a preguntar sobre ese proyecto.

Hay muchos temas que se han quedado en el tintero y la pandemia parece que ha afectado más a ellos que a otras cuestiones. Por otro lado, es comprensible con la que estaba cayendo y había otras cuestiones prioritarias, pero no todo siempre es culpa de la Covid. Ya hace más de dos años que están gobernando, y se tienen que poner las pilas para retomar lo que está pendiente y contestarnos a lo que les planteamos.

"Ya hace más de dos años que gobiernan y se tienen que poner las pilas, escucharnos y contestarnos a lo que les planteamos; la pandemia ya no es excusa"

Me da la sensación que este gobierno municipal no cree en la participación y no sabe que existe un Consejo de Distrito, que no estamos ahí por amor al arte, sino que hay un reglamento de Participación Ciudadana que se tiene que cumplir y es un órgano municipal al que hacerle caso. El problema es que ahora no atienden al territorio y parece que no saben que, además del movimiento ciudadano a nivel de ciudad general, también hay un movimiento territorial que hay que escuchar.

Mariló Damián posa para Córdoba Hoy

¿Cuáles son, a efectos prácticos, las necesidades reales del Sur de la capital?

Además de los tres hitos que estamos reivindicando, queremos que se apliquen proyectos e inversiones no sólo en arreglos de infraestructuras y calles, sino con las familias, con planes de empleos y programas de ayuda útiles.

Por ejemplo, el Plan Local de Intervención en Zonas Desfavorecidas, el ERACIS que hay ahora. Ha empezado tarde, han contratado a la gente tarde, pero ahora cuando se les acabe el contrato, ¿en qué se queda? ¿En lo mismo que se quedó el Urban, que se invirtió el dinero y luego no se vio ni se notó?

Yo creo que estas inicitivas tienen que ser más en profundidad. No basta con enseñar a alguien a elaborar su curriculum, sino que hay que acompañarlo para hacer prácticas en empresas, conseguir un contrato y que terminen teniendo un empleo.

Por cierto, ya que lo ha mencionado, ¿el Urban Sur no ha funcionado?

Mira La Normal de Magisterio. Ahí está. Y otras muchas más cosas en las que se invirtió un montón de dinero en cultura, pero no era lo que se quería ni lo más conveniente para que resurgiera el Distrito. Todo se queda al final en estudios y análisis o diagnosis de la realidad.

"El Urban Sur supuso una importante inversión de dinero, pero no era lo más conveniente para que resurgiera el Distrito y sus efectos no se notan"

Estoy de diagnosis de la realidad hasta la coronilla. Desde el 95 que entré yo en el Consejo de Distrito ya se estaban realizando diagnósticos de la realidad del barrio por parte de Servicios Sociales, y ahora cualquiera persona que entra lo primero que hace es un estudio de la realidad. Pero, ¡madre mía! ¿Para qué tantos diagnósticos?

Mariló Damián posa para Córdoba Hoy

Bueno, al menos todos esos diagnósticos llegarán a conclusiones muy similares, ¿no?

Yo no niego que el Distrito ha cambiado a mejor en su aspecto, pero lo demás sigue igual, con una población con problemas socioeconómicos, y tenemos que luchar por cambiar eso. Hay un proyecto muy bonito que va a ser a muy largo plazo a raíz del convenio entre el Ayuntamiento y la Universidad Loyola para trabajar en el Guadalquivir. Consiste en que la gente del barrio actúe para cambiar ellos mismos su situación. Que se empoderen los vecinos y vecinas y sean ellos mismos los que decidan qué quieren para su barrio. Eso es lo mismo que darles la caña para que pesquen, en lugar de recibir pescados ajenos, que es, en definitiva, la dependencia de las ayudas y del asistencialismo.

Mover a un distrito o a un barrio cuesta mucho trabajo, porque la mayoría de las personas no forman parte del grupo de los conflictivos, que es minoritario. El problema es que esos pocos asustan a la mayoría.

¿A qué se refiere?

Te voy a poner un ejemplo. Tenemos un problema en la calle Priego de Córdoba, donde ahora hay un montón de gente que se sienta en los bancos a altas horas de la madrugada cantando y comiendo y ni dejan descansar a los vecinos y vecinas ni recogen la suciedad que dejan. Hay unos cuantos bloques que han recogido firmas, las han presentado en el Ayuntamiento y en el Consejo de Distrito, la Policía viene, les llama la atención y cuando se marchan, la juerga sigue.

Lo han hecho durante el confinamiento, sin mascarillas, sin distancia de seguridad, con mucho ruido. La Policía no sanciona ni multa y no se resuelve la situación. Han llegado a pedirnos que se quiten los bancos y eso no puede ser ni es solución, porque habría que retirar todos los del Distrito para evitar que se fueran moviendo de un lado a otro. Los que viven allí me dicen que no pueden más, que es lo mismo que sea invierno o verano que allí están siempre todos los días.

"En la calle Priego de Córdoba tenemos problemas de gente que molesta al vecindario cantando a altas horas y la Policía no sanciona"

Les he llegado a sugerir que hicieran lo que hacen en otras ciudades de crear grupos vecinales que salgan por la noche y ocupen esos mismos bancos para evitar esas concentraciones. Pero la gente no sale, porque tiene miedo. No hacemos nada por intentar solventar nuestros problemas y queremos que otros nos los resuelvan. La solución es que haya más vigilancia, que no hay, y con todo y con eso estamos en contacto con la Policía y envían una patrulla.

El caso es que el proyecto de la Loyola con el Ayuntamiento en el Guadalquivir consiste en empoderar a la vecindad y que ellos y ellas digan que 'éste es nuestro barrio y esto es lo que queremos', ya sea una verbena, otras actividades o que haya comercios, que ahora mismo no hay ni una heladería.

Mariló Damián posa para Córdoba Hoy

¿No tienen comercios?

No. Ahora mismo están con lo de Faecta (Federación Andaluza de Empresas Cooperativas de Trabajo) organizando a la gente para formar cooperativas y están intentando a ver si la gente se anima con proyectos a medio y largo plazo, con poca gente al principio, y cada vez más después, y hay vecinos y vecinas que han ido ya a las reuniones.

Disculpe. Lo de Faecta me pilla por completo fuera de juego. ¿De qué va eso?

Han ido a la Asociación Amargacena a explicar que ellos te ayudan a todo para montar una cooperativa. El primer año actúan de asesores sin cobrar nada y te ayudan con el papeleo y la formación para llevar a cabo un proyecto. Te ofrecen muchas facilidades.

¿Desde cuándo están con esa iniciativa?

Ya llevamos cuatro o cinco meses. En Amargacena han hecho ya varias reuniones informativas.

"Empieza a haber interés en lo que plantea Faecta sobre creación de cooperativas laborales en los barrios"

¿Y hay interés? ¿Podrían salir de ahí cooperativas activas de trabajo?

Sí. De hecho, están yendo por toda la ciudad y en Palmeras o en Moreras se ha creado un grupo de mujeres para la limpieza de coches en Ciudad Jardín. Eso ha salido de esta iniciativa de Faecta. También han hecho una empresa de limpieza. O sea que hay gente que se ha metido en esto. Hay curiosidad y parece que se están interesando y hay posibilidades de que la gente organice cooperativas. Es algo que me parece genial.

Yo soy una persona positiva y creo que poco a poco se pueden ir haciendo bien las cosas. Tenemos que ir pasito a pasito y creo que hemos pillado un buen ritmo ahora. La gente está concienciada, tiene ganas de luchar y ha sido por las declaraciones del concejal de Urbanismo, Salvador Fuentes, que la gente ha salido a la calle y con sinceridad no me esperaba que saliera tanta. Todo ha sido por el anuncio de que se iba a hacer un parking que nadie lo quiere, ni provisional ni de ninguna otra manera, ni un parque teletubie por 50.000 euros. Eso es lo que ha despertado las conciencias y ha llevado a la gente a salir a protestar.

"Yo soy una persona positiva y creo que poco a poco se pueden ir haciendo bien las cosas"

Está claro que no se va a hacer el párking y habrá que luchar para que salga adelante la piscina cubierta. Por otro lado, ya se ha aprobado lo de San Eulogio y se han llevado a cabo las catas y se ha elaborado el proyecto para septiembre. Se han dado pasos y vemos que va a ser una realidad y si no, a la calle otra vez. Y punto.

¿Cuál es el escollo para que la piscina del Pabellón de la Juventud no termine de arrancar?

En realidad, ninguno. Bueno, hay que decir que si tú ahí dudas de que nadie vaya a invertir en el Distrito Sur en un polideportivo, donde hay que poner sobre la mesa más de 5 millones de euros, porque eso cuesta casi 6 millones y uno lo pondría el Ayuntamiento y lo otro la empresa que quiera, porque es una cuestión privada, no es público, pues termina complicándose.

Mariló Damián posa para Córdoba Hoy

Entonces, si la empresa que viene llega a un distrito con esa mala fama, ¿quién va a querer invertir aquí? Lo que parece que no sabe nadie es que aquí venga quien venga a poner en marcha esa iniciativa van a tener un éxito impresionante. Hay mucha gente que va al gimnasio y cualquier empresa que acuda a ver la zona comprobará perfectamente cómo están las terrazas y que la gente está en la calle.

Lo suyo sería, por tanto, difundir que la zona no es lo que era y que tiene otra cara. El alcalde, José María Bellido, dice que hasta que no encuentre un partener, un socio, que quiera invertir va a ser complicado. De todos modos, si vemos que no quiere invertir nadie, tendrá que hacerlo el Ayuntamiento, que dinero hay por el superávit del anterior gobierno y ahora con todo lo de la pandemia fíjate si hay dinero. Con lo cual, invertir se puede. Necesitamos una empresa que tenga entre sus ejes de actuación la idea de transformación social y que los precios que ponga sean similares a Vista Alegre y Lepanto.

Comentarios