lunes 03.10.2022
Cordoba Hoy

SEMANA SANTA EN CÓRDOBA

Las costaleras del Cerro apuestan por una Semana de Pasión lo más segura posible ante la Covid

Son todo un ejemplo de cómo se debe realizar una igualá, además de guardar las distancias y utilizar mascarillas en los ensayos
Igualá de la cuadrilla de María Santísima de la Encarnación con el capataz Carlos Herencia
Igualá de la cuadrilla de María Santísima de la Encarnación con el capataz Carlos Herencia
Las costaleras del Cerro apuestan por una Semana de Pasión lo más segura posible ante la Covid

Lejos de relajarse con la buena evolución de la pandemia, en la hermandad del Cerro se toman las cosas de la salud con extremada seriedad. Por fin ha vuelto la Semana Santa a la calle y eso es motivo de alegría para las cuadrillas, pero eso no significa que todo el monte vaya a ser orégano ni que haya manga ancha para cualquier cosa.

Jesús García, uno de sus cuatro capataces, ha explicado cómo se están haciendo las cosas de cara a la próxima Semana de Pasión, y eso implica una igualá en la cuadrilla de María Santísima de la Encarnación sin caos ni desorden; todo lo contrario.

Carlos Herencia, otro de sus capataces, reunió a sus chicas y les dijo: "Escuchad lo que os tiene que decir Jesús". Y éste, que lo primero que hizo ese día fue realizar un test de Covid en casa (evidentemente negativo), las colocó al aire libre, a la distancia convenida -a metro y medio unas de otras en todos los sentidos- y con mascarilla. Más parecía una compañía militar después de cubrirse que una cuadrilla de hermandad.

Una imagen que contrasta enormemente con otras igualás de otras cuadrillas de la ciudad, donde en lugares cerrados no se guardan la distancia de seguridad y donde las mascarillas brillan por su ausencia.

Eso no es todo, en el primer ensayo que han llevado a cabo, los pasados 5 y 6 de febrero, no hubo ninguna que rechazara la sugerencia de llevar mascarilla FFPII, a pesar de lo incómodas que son y de que para realizar esfuerzos, como es el caso, asfixian además de proteger contra los virus. "De chapó; ¡Olé por ellas!", asegura el capataz.

Las costaleras del Cerro, en un descanso del primer ensayo en el mirador
Las costaleras del Cerro, en un descanso del primer ensayo en el mirador

Por cierto, han leído bien, dos días de ensayos y no uno. "Nuestra única pretensión, la de los cuatro capataces, es que ellas estén lo más seguras posibles de cara a la pandemia, por eso hemos optado por dividir la cuadrilla en dos mitades, una de ellas para ensayar el sábado por la tarde y la otra, el domingo", he explicado García. 

Para ello el equipo de capataces cuenta con el total beneplácito de la hermandad, que les ha dado libertad para prepararlo todo a conveniencia.

Cuando tuvo lugar ese primer ensayo la situación todavía no era tan buena como ahora mismo. Por ello, van a 'relajar' un poco la mano. Y en lugar de FFPII se llevará una mascarilla quirúrgica, que es algo más cómoda para hacer esfuerzos. Eso se verá ya en el siguiente ensayo, previsto para el 5 y 6 de marzo.

En esta ocasión, también debido a la Covid, en lugar de los seis o siete ensayos que se llevan a cabo de forma habitual, lo han dejado en cuatro: Los dos ya citados, el 19 y 20 de marzo y el domingo, 27 de marzo, que "dependiendo de cómo evolucione la cuadrilla con su trabajo y de la propia pandemia podremos concentrarlo todo en un día, ¿que no? Pues volvemos a lo mismo, unas el sábado 26 y otras el día 27".

De este modo, Jesús García aplica la máxima con la que siempre ha trabajado desde que entró de lleno en el mundo de las cofradías: "Aplico las dos 'A': Aprender, que de ellas aprendo a diario y mucho, y, por supuesto, aportar". Y en esta ocasión, lo que ha querido aportar es seguridad a la Semana Santa cordobesa.

Si se preguntan si las costaleras estarían dispuestas a hacerse un test Covid para el día en que salgan, Jesús García ha dejado bien clarito que "no podemos obligarlas a hacerlo", entre otras cuestiones porque, al contrario de lo que ocurre en Sevilla, donde las hermandades pagan esos test, aquí tendrían que ponerlo de su bolsillo, pero "tenemos a enfermeras y médicas que ya han ofrecido su disposición a hacerlos ellas si se terciara", tal es el nivel de conciención que hay en esta cuadrilla.

Comentarios