martes 09.08.2022

Distrito Centro

Los bolardos llegan a la zona más turística

Se trata de una medida directa de seguridad en el entorno de la Mezquita-Catedral para evitar atentados con vehículos en el Puente Romano y en la Puerta del Puente

Bolardos en la zona turística 3
Cinco de los mocetones instalados en el entorno de la Puerta del Puente
Los bolardos llegan a la zona más turística

Seis obstáculos, en forma de decorativos e inmensos mocetones con palmeras y cipreses, que actuarán como bolardos protectores, han sido instalados esta misma mañana por el Ayuntamiento en la zona más turística de la ciudad, el entorno de la Mezquita-Catedral, para prevenir ataques de terrorismo yihadista que pudieran llevarse a cabo usando vehículos a motor de cuatro ruedas. Se trata de una de las medidas de seguridad adoptadas ayer por la comisión técnica de seguridad nacida tras los pasados atentados mortales cometidos en Catalunya.

Así, se han ubicado dos grandes macetas a la entrada del Puente Romano desde el Arco de Triunfo, otros dos a la sombra de la Calahorra, uno más en uno de los laterales, el más ancho, de la Puerta del Puente y el último bajo este monumento donde antes tocaba la violinista Klara Gomboc antes de marcharse de Córdoba. Los tres últimos de menor tamaño que los anteriores.

Estas medidas son las consideradas "visibles" y que fueron anunciadas en su día tanto por la alcaldesa, Isabel Ambrosio, como por el subdelegado del Gobierno, Juan José Primo Jurado, si bien también se van a aplicar otro tipo de actuaciones que no serán tan patentes como ésta, pero que reforzarán la seguridad entre los visitantes y los ciudadanos de la capital dentro del nivel 4 reforzado de alerta antiterrorista.

Bolardos en la zona turística

En próximos días se decidirán nuevas ubicaciones, todo ello acompañado de medidas que no serán visibles, según anunciaron la semana pasada el subdelegado del Gobierno en Córdoba, Juan José Primo Jurado, y la alcaldesa de la ciudad, Isabel Ambrosio.

Reuniones periódicas permanentes

Al respecto, la alcaldesa comentó que se han analizado los acontecimientos que han ocurrido durante los últimos días y "la situación exige que la comisión de coordinación de carácter técnico que ya existía dentro de la Junta Local de Seguridad se convierta en una comisión de carácter permanente". En este sentido, las reuniones de dicha comisión permanente "se van a mantener de manera continua", la primera de ellas tras la Junta Local de Seguridad, con el fin de "tomar medidas, después de hacer un análisis y un diagnóstico sosegado y tranquilo", indicó Ambrosio.

Dichas medidas, según agregó la alcaldesa, "en muchos casos no se van a ver, porque para que sean eficaces también hay que tener en cuenta que no se van a notar por parte de la población", al tiempo que habrá "medidas visibles" que los ciudadanos observarán, puntualizó el subdelegado. Entre ellas se citaban los bolardos, obstáculos físicos y más presencia policial.

Al hilo de ello, Ambrosio señaló que "en materia de seguridad no todo se debe ni se puede contar", al tiempo que apostilló que "las medidas se irán tomando de manera continua", de modo que "algunas se van a ver en los próximos días" y "las que no se deben notar se irán desarrollando y mejorando a lo largo de los próximos días".

Mientras, la primera edil resaltó que "desde la serenidad y la tranquilidad con la que se deben abordar desde las instituciones las tareas en materia de seguridad, se van a seguir dando pasos en la coordinación, hablar con mucha más firmeza de compartir información, de analizar las situaciones y tomar decisiones de manera conjunta".

Bolardos en la zona turística 1

Asimismo, transmitió a la población "el mensaje de tranquilidad y responsabilidad, porque esta ciudad nunca ha dejado de trabajar en las tareas de seguridad", aunque "ahora la situación exige que la tarea se haga desde la comisión de carácter técnico de manera permanente y también con el ofrecimiento y con la garantía de que todos los protagonistas en materia de seguridad están por la labor de saber que esta tarea necesita en este momento de mayor coordinación".

Por contra, la alcaldesa pidió igualmente a la población "evitar de alguna manera hacerse con información fuera de los medios oficiales, los bulos y los ataques de pánico, porque la ciudad está tomando las decisiones que tiene que tomar para evitar, prevenir y sobre todo saber actuar en cada momento".

Según agregó, "es una situación que ha venido para quedarse, no es algo puntual o un evento extraordinario donde los elementos de seguridad exijan mejor coordinación", ante lo cual "el Ayuntamiento va a ser responsable y los gastos que se tengan que asumir para los elementos de obstáculo e impedimento para evitar un ataque de estas características se van a asumir", precisó.

"Colaboración, calma y confianza"

Por su parte, el subdelegado del Gobierno destacó que las tres palabras que definen la Junta Local de Seguridad son "colaboración, calma y confianza". Concretamente, elogió "la colaboración absoluta entre el Ayuntamiento y la Subdelegación del Gobierno y las fuerzas de seguridad, al ser una colaboración leal y eficaz, con el objetivo de trasladar a la ciudad las medidas de seguridad necesarias que hay que tomar".

Solicitó, de igual modo, "calma a todos los cordobeses, porque no se está en un momento fácil, porque España y el mundo libre está bajo ataque", dado que "los atentados en otros países eran como si los hiciesen a nosotros mismos", de forma que "el hecho de que hayan ocurrido los atentados en Barcelona no cambia la sensación", señaló.

Si bien, recomendó que "bajo ataque también hay que mantener la calma, porque no hay ningún dato concreto que diga que Córdoba va a ser objeto de un atentado, por mucho que haya vídeos y bulos", aunque declaró que "eso no quiere decir que haya que mirar para otro lado", de ahí que haya aconsejado "una calma, pero vigilante".

Bolardos en la zona turística 6

Igualmente, solicitó "confianza en la labor de los profesionales, de la Policía Nacional, la Policía Local y la Guardia Civil", porque se toman "las medidas necesarias" ante "una situación que no se sabe cuánto tiempo va a durar, pero que ahora mismo ha llegado para quedarse", remarcó Primo Jurado.

Además, declaró que "se trata de transmitir serenidad y se está en el puente de mando controlando el tema de la seguridad y dejando que sean los profesionales quienes tomen las medidas correctas".

Preguntado por qué cambios hay para las fiestas de la provincia en el mes de septiembre, recordó que ante ello está "la Guardia Civil implicada" y "se tomarán las medidas necesarias en todos los pueblos de la provincia para garantizar la seguridad".

Cabe señalar que la comisión técnica permanente la integran Policía Local y Policía Nacional y se ha incorporado la Guardia Civil, el Cuerpo de Bomberos y la Unidad de la Policía adscrita a la Junta de Andalucía.

Policía en el entorno de la Ribera

Comentarios