LA CIUDAD

Nuevas Uvis móviles más visibles y eficientes

La Empresa Pública de Emergencias Sanitarias (EPES) renueva una de las tres unidades de la flota de uvis móviles del 061 destinadas a la atención de las situaciones de emergencias sanitarias en Córdoba. La delegada territorial de Igualdad, Salud y Políticas Sociales en Córdoba, María de los Ángeles Luna y el director asistencial de EPES, José Javier García han presentado el nuevo vehículo en la base del 061 ubicada en el Hospital Universitario Reina Sofía acompañados por la gerente del hospital, Valle García, y la coordinadora asistencial del 061 en Córdoba, Coral Chacón.

La delegada ha explicado que este recurso móvil forma parte de las 16 unidades que la Empresa Pública de Emergencias Sanitarias renovará este año en nuestra Comunidad, de las cuales siete están siendo distribuidas en las provincias en este mes de julio. En esta línea, Luna ha apuntado “la apuesta de la Junta de Andalucía por ofrecer servicios más accesibles, minimizando riesgos y siendo respetuosos con el medio ambiente”.

Las nueve restantes están en proceso de licitación y al igual que las actuales, incorporan cambios en el interior de la cabina asistencial dirigidos a ampliar el espacio de trabajo de los profesionales y facilitar el acceso al paciente desde todos los ángulos, al situar la camilla en su centro y redistribuir los equipos sanitarios necesarios para su atención. Estas uvis cumplen las normativas más exigentes en cuanto a emisiones contaminantes y consumo energético y están homologadas como vehículos ecológicos. Son más eficientes que las actuales gracias a su diseño aerodinámico con luces integradas y están fabricados con materiales ligeros de alta resistencia y reciclables que permiten un mayor respeto al medioambiente.

La nueva flota de uvis móviles dispone de un techo aerodinámico con una claraboya que aporta luz natural al interior del vehículo y cuenta con tecnología led para aumentar la visibilidad tanto en las zonas interiores de trabajo como en la zona exterior del vehículo, al tiempo que introduce soluciones que mejoran la climatización e insonorización en su interior, aumentando así la confortabilidad del paciente y el equipo asistencial. Todas estas medidas, reducen el consumo de combustible y por tanto las emisiones de C02 en el medio ambiente. Destinadas a proporcionar soporte vital avanzado, estas unidades están dotadas de una segunda silla de transporte, más ligera, que aumenta la confortabilidad de los pacientes en traslados en los que su uso sea indicado. Cuenta con sujeciones específicas que permiten la fijación de los elementos del interior del vehículo y de todo el equipamiento incrementando así la seguridad.

El mobiliario ha sido diseñado para facilitar la accesibilidad de los profesionales al material electromédico y a la medicación, destacando el amplio ampulario con cajones únicos para cada medicación. Su fabricación sobre material ABS moldeable permite que el habitáculo esté totalmente integrado con el mobiliario, consiguiendo que un entorno asistencial compacto y aislado que facilita la limpieza con superficies herméticas y carentes de ángulos. Todo ello garantiza la seguridad clínica del paciente.

Estas nuevas ambulancias se adaptan así a la actual normativa europea en esta materia, al tiempo que siguen las recomendaciones europeas de usar el color amarillo RAL 1016 o `euro yelow´ para mejorar su visibilidad dado que las hace distinguibles en la mayoría de las condiciones lumínicas, siendo este color amarillo más efectivo bajo los diferentes tipos de iluminación de las calles. De esta forma, la Empresa Pública de Emergencias Sanitarias redefine la imagen exterior de las unidades del 061 e incorpora a lo largo de toda la carrocería un patrón que combina amarillo y verde denominado "battenburg", que en condiciones nocturnas mejora la visibilidad al ser los colores que más reflejan la luz.

Dotadas de las últimas tecnologías de comunicación estos nuevos modelos de ambulancias, al igual que las actuales, disponen también de sistemas de comunicación on line que permite la transmisión de datos de forma automática a las salas de coordinación, tales como la hora de salida y llegada al lugar del suceso, así como la hora de llegada al hospital y el momento en que se encuentran disponibles los equipos para poder realizar otra asistencia.

Todas ellas disponen de tablet pc desde donde los equipos de emergencias pueden conocer los antecedentes e historial clínico del paciente de forma inmediata, incluso antes de llegar al lugar donde se ha producido el incidente. La asistencia que recibe las personas queda registrada en la Historia Clínica Digital en Movilidad (HCDM) con la finalidad de que todos los profesionales implicados conozcan el tratamiento puesto en marcha.

Los profesionales sanitarios pueden recibir apoyo en tiempo real, del personal médico del Centro Coordinador de Emergencias, así como obtener toda la información reflejada en la aplicación HCDM, además de recomendaciones clínicas, información relevante para cada emergencia, guía de usuario para la toma de decisiones respecto al diagnóstico, medicación y posología. A través de la HCDM comunica automáticamente si el paciente dispone de Registro de Voluntades Anticipadas, de esta manera el personal médico actuará según lo establecido por las personas usuarias y transmite a las urgencias de los centros hospitalarios la información antes de la llegada del equipo de emergencias.

Los cordobeses han solicitado atención sanitaria urgente en 57.585 ocasiones al centro coordinador de la Empresa Pública de Emergencias Sanitarias 061 en Córdoba, durante el primer semestre de este año. Del conjunto de peticiones de asistencia gestionadas por este centro, el 67,4% corresponden a situaciones de emergencias (8,6%) en las que la vida de la persona afectada corre peligro o urgencias no demorables (58,8%). El 33,7% restante de las solicitudes de atención recibidas fueron avisos domiciliarios y urgencias demorables. El centro coordinador gestiona por tanto una media de 316 solicitudes de asistencia diarias que se reciben a través de las diferentes líneas de acceso, el 061 para emergencias sanitarias, los teléfonos de urgencias provinciales u otras líneas como el 112 o el servicio de teleasistencia. Un 18% del total de las peticiones realizadas por los cordobeses se resolvieron desde el propio centro coordinador, principalmente a través de consejos sanitarios y sin necesidad de movilizar recursos del sistema sanitario público.

Los principales motivos de petición de asistencia al centro coordinador de urgencias y emergencias de la Consejería de Salud en Córdoba han sido por alteraciones neurológicas de la conciencia y alteración de constantes vitales, como desvanecimientos o sospecha de accidente vascular (27,2%), seguidas por el dolor no traumático, como el abdominal, torácico o de espalda (14,4%); disnea o dificultad respiratoria (10,5%); traumatismos (7,7%), psiquiátricos (5,1%), problemas gastrointestinales (4,3%), y accidentes de tráfico (1,6%). El resto de solicitudes de atención corresponden a hemorragias, alergias e intoxicaciones graves, entre otras cuestiones. Los 25 médicos, 18 enfermeros y 15 Técnicos de Emergencias Sanitarias que conforman el servicio del 061 en la provincia fueron movilizados en 2.915 ocasiones para atender en su mayoría situaciones de emergencias in situ, un 3,6% más que en el primer semestre del año anterior.

Estos profesionales llegaron al lugar del suceso en zonas urbanas en 9 minutos y 59 segundos, atendiendo en menos de 15 minutos al 81,7% de los pacientes. Estos equipos asistenciales de la Consejería de Salud en Córdoba han atendido una media diaria de 15 personas a lo largo de estos meses. Estos pacientes que reciben asistencia del 061 y que en mayor medida se encuentran en situaciones críticas, sitúan su satisfacción con la atención recibida por encima del 9 sobre 10, según los resultados de la encuesta que anualmente realiza la Empresa Pública de Emergencias Sanitarias.

Recursos asistenciales

El servicio de emergencias sanitarias en Córdoba dispone de tres UVI-móviles situadas, una en la base del hospital Reina Sofía, otra en el centro de salud de la Fuensanta y otra en Lucena, así como con un vehículo de apoyo logístico para intervención en emergencias colectivas. Junto a estos equipos terrestres, el servicio dispone de un equipo aéreo que realizó de enero a junio un total de 137 activaciones y que está formado por profesional médico y de enfermería, así como por miembros de la tripulación (piloto y mecánico). La base está situada en el aeropuerto de Córdoba y dan cobertura tanto a la provincia cordobesa como a Jaén, al tiempo que han realizado servicios de apoyo a otras provincias como Sevilla o Cádiz.