lunes 21.09.2020
Cordoba Hoy

Política municipal

Torrejimeno niega que vaya a dimitir y se muestra "apenado" y "triste" por la marcha de la gerente

El concejal asegura que Ciudadanos no se ha planeado ir judicialmente contra la exresponsable por sus acusaciones de prevaricación y oras ilegalidades
Comparecencia de Manuel Torrejimeno en el Ayuntamiento
Comparecencia de Manuel Torrejimeno en el Ayuntamiento
Torrejimeno niega que vaya a dimitir y se muestra "apenado" y "triste" por la marcha de la gerente

El concejal de deportes, Manuel Torrejimeno (Cs), ha comparecido esta mañana en rueda de prensa, tras el revuelo montado por la dimisión de la gerente del Instituto Municipal de Deportes (Imdeco), María Luisa Gómez Calero, quien ha acusado a su presidente de prácticas ilegales, par señalar que en principio no tiene previsto dimitir y mostrar su "pena" y "tristeza" por la situación creada y de la que ha tenido conocimiento oficial "esta misma mañana, a las 10.30 horas".

"El puesto de gerente es de confianza y fui yo quien aposté por ella, pero lo primero es Córdoba por encima de nombres y personas, porque la ciudad se merece una gestión eficaz", ha añadido el concejal de la formación naranja.

En cuanto al correo remitido por él mismo a la gerente, tras ocho meses de mandato, para señalar las carencias que había en el Instituto Municipal de Deportes, en las que entre otras cuestiones se reclamaba una reasignación de tareas en la plantilla del Instituto, Torrejimeno ha explicado que en ningún momento él pedía la dimisión de su gerente, pero sí quería dejar claro que no se estaba haciendo lo necesario para solventar una situación grave.

"Los dos primeros primeros puntos del correo hacen mención a temas vitales para el funcionamiento del Imdeco y que había que haberlo hecho en los dos primeros meses del mandato", pero que no se han terminado cumpliendo por lo que metía cierta prisa  a responsable para que se fueran cumpliendo. "Se trata de un escrito no formal y sí en bruto sobre los problemas que necesitamos solventar", ha añadido.

También ha negado que haya presionado a nadie para que alguien se hiciera responsable de la gestión en el Fontanar, que lleva nueve meses sin coordinación, sino que antes bien ha sido un trabajador de motu propio, quien se ha ofrecido a cubrir esas necesidades sin ninguna contraprestación económica a cambio "y yo mismo planteé que eso se hiciera con el comité de empresa, con lo que más transparencia que esa es imposible".

Torrejimeno ha indicado que ha pedido una comparecencia pública de cara al próximo Pleno municipal para dar explicaciones y entre tanto ha mantenido reuniones con su líder, Isabel Albás, así como el resto del equipo de gobierno de Ciudadanos para estudiar la situación.

Igualmente, el edil ha asegurado que ayer por la noche, cruzó "mensajes" con el alcalde, José María Bellido, para darle su apoyo, al igual que otros concejales del PP. "Somos un equipo y, con independencia del partido al que pertenezcamos, ha sido voluntad del gobierno ir a una, y éste lo conforman los dos partidos para bien o para mal", ha dicho.

Torrejimeno ha añadido que en sus decisiones "siempre seguí la instrucciones indicadas por la gerente, y en ningún momento he pedido a nadie hacer nada al margen de la norma y siempre, por supuesto, mirando por los intereses de los cordobeses". Al mismo tiempo ha pedido perdón públicamente si gritaba por teléfono y lo ha achacado a la fuerte presión del cargo, pero "que no justifica que se puedan perder las formas".

El edil también ha adelantado que no se ha planteado actuaciones legales contra la excelente, y ha rechazado especular sobre quién ha podido filtrar públicamente el mensaje para "enmiendas" la situación. Eso sí, considera que no ha sido ningún compañero de su partido.

Finalmente, ha reconocido que se solicitó ayuda al PP para que se pudiera consultar algunas cuestiones al anterior gerente del Imdeco, Alfonso López, quien "es una persona muy válida para ciertas cuestiones y nos podía ayudar a resolver algunos problemas".