Martes 16.07.2019

BIBLIOTECAS MUNICIPALES

CTA pide más personal para las bibliotecas de los centros cívicos tras el cierre de la Corredera

El reciente cierre de la biblioteca de la Corredera ha hecho que CTA solicite a la delegada de Recursos Humanos del Ayuntamiento un aumento del personal para las bibliotecas de los centros cívicos. En concreto sería necesarias dos personas como personal de apoyo

La Biblioteca Corredera ha tenido que cerrar por no poderse cubrir la baja de su responsable
La Biblioteca Corredera ha tenido que cerrar por no poderse cubrir la baja de su responsable
CTA pide más personal para las bibliotecas de los centros cívicos tras el cierre de la Corredera

La Coordinadora de Trabajadores de Andalucía, CTA, ha solicitado a la delegada de Recursos Humanos del Ayuntamiento, María José Moros, que contrate a dos personas para el servicio de bibliotecas, con el objeto de cubrir las bajas por enfermedad. Una de las portavoces del sindicato, María Teresa Ortega, ha indicado que recientemente tres bajas por enfermedad han obligado a cerrar la biblioteca de la Corredera, por lo que insta a dichas contrataciones por ser estos servicios «esenciales para la comunidad» 

Ortega ha explicado que se trata de un problema estructural que sucede desde hace años y que ha provocado diversos cierres de las llamadas bibliotecas sucursales, es decir, las de los centros cívicos, siendo el de la Corredera el caso más reciente. Cada biblioteca de los centros cívicos está atendida por una sola persona, por lo que cualquier eventualidad hace que tengan que desplazarse otros funcionarios de la Biblioteca Central para sustituirla (dejando de cumplir su labor en la biblioteca en la que desempeñan su trabajo diario). En ese sentido, la representante de la CTA ha explicado que el Servicio Municipal de Bibliotecas hace un verdadero esfuerzo. Los problemas se agravan cuando coincide la baja de la persona que atiende la biblioteca del centro cívico y no pueden acudir los empleados de la Biblioteca Central por cualquier motivo. En esta situación más reciente, varias bajas por enfermedad han imposibilitado ese traslado.

Por ello, CTA cree que debería haber dos personas que funcionasen como personal de apoyo, trabajando según las necesidades existentes en cualquiera de las bibliotecas de los centros cívicos para evitar situaciones que se llevan produciendo desde hace mucho tiempo.

Comentarios