• Miércoles, 22 de Noviembre de 2017

EN LA PROVINCIA DE CÓRDOBA

CSIF desvela la pérdida de 4.560 empleos de la Administración desde el año 2011

Una merma mucho mayor que la registrada en todo el ámbito andaluz, que fue del 7,8 por ciento, y del resto del país, que se quedó en el 6 por ciento

Atención al público del Ayuntamiento en el edificio de Capitulares
Atención al público del Ayuntamiento en el edificio de Capitulares

El sindicato CSIF Córdoba ha lamentado, a través de un comunicado, que la provincia cordobesa sigue perdiendo puestos de trabajo públicos, a pesar de los reiterados anuncios de los responsables políticos de que la recuperación económica es ya una realidad y de que se está traduciendo en una mejora del empleo en las administraciones.

Según las últimas estadísticas publicadas por el Ministerio de Hacienda y Función Pública, Córdoba contaba en enero de este año con un total de 43.599 empleados públicos. Son 110 menos que al principio de 2016. CSIF Córdoba considera especialmente preocupante que se haya producido este descenso frente al aumento registrado en el conjunto de España.

Los ayuntamientos y la Diputación Provincial son los organismos que se dejaron por el camino más empleo público en el último año con una caída del 1,3%, quedando por detrás la Junta de Andalucía y la Universidad de Córdoba (UCO). El sindicato resalta la pérdida de un centenar de docentes en la Educación Pública. La Administración General del Estado (AGE) fue la única que experimentó una leve subida cercana al 1%.

colegio 5

La presidenta de CSIF Córdoba, Dolores Navajas, señala que estos datos vienen a incidir en la destrucción de empleo público en los últimos años. Según las cifras oficiales, la provincia ha visto reducida su lista de empleados públicos en 4.560 desde 2011, es decir, hay un 9,4% menos que hace seis años. "Esta merma de empleo público que ha sufrido Córdoba es mayor que la registrada en Andalucía, que fue del 7,8%, y del país, que se quedó en el 6%", apunta Navajas.

La mayor pérdida, en la Junta

El informe detalla que todas las instituciones han destruido empleo en este periodo. El ámbito institucional en el que la reducción de puestos ha sido mayor ha sido la Junta de Andalucía, ya que en este caso se han perdido 2.428 empleos, quedándose el total en 23.264. CSIF da mucha relevancia a este dato, ya que dentro de la Administración autonómica se incluyen áreas tan importantes para la sociedad como la Educación y la Sanidad. En el primero de estos servicios se han perdido 1.099 de empleos desde 2011, mientras que en los hospitales y centros de salud cordobeses las plantillas han decrecido en cerca de medio millar de personas.

En lo que respecta a la AGE, el número de trabajadores en la provincia ha descendido en 478, mientras que en los ayuntamientos y la Institución provincial cuentan con 1.265 empleados menos. El personal de la UCO estaba compuesto en enero por 210 personas menos que seis años antes.

En Educación se han perdido 1.265 puestos y en Sanidad, medio millar desde 2011

La máxima responsable de CSIF Córdoba considera positiva la oferta de empleo público (OPE) acordada entre el Gobierno y los sindicatos de unas 15.000 plazas porque "viene a reconocer las deficiencias que existen". No obstante, "creemos que es insuficiente, porque en los últimos años se han destruido muchos puestos, de modo que será necesario que se agilice la creación de empleo público para alcanzar los niveles que habían antes de la crisis", afirma. Además, recalca que la media de trabajadores públicos por habitante en Córdoba está por debajo de la ratio en la Unión Europea (UE).

Navajas añade que hay que recordar que la OPR anunciada corresponde únicamente al Estado, por lo que ahora tendrán que ser la Junta y los ayuntamientos, las dos administraciones que más trabajadores públicos han perdido desde 2011, los que ahora anuncien la puesta en marcha de procesos para recuperar todo el empleo desaparecido. En este sentido lamenta la decisión del Gobierno central de recurrir la restitución de las 35 horas en Andalucía, una medida que, junto al recurso presentado contra los presupuestos de la Junta, podría suponer la pérdida de entre 7.000 y 10.000 puestos de trabajo en el ámbito público en la comunidad, según CSIF.

sadeco1