miércoles 30.09.2020
Cordoba Hoy

¿Qué son las tarjetas revolving y por qué su interés es abusivo?

¿Qué son las tarjetas revolving y por qué su interés es abusivo?

El Tribunal Supremo declaró el interés de las tarjetas de crédito revolving como “usurario” o abusivo, debido a la falta de transparencia de sus datos, a los elevados intereses que se pagan y a la poca amortización de capital.

En los últimos años el uso de tarjetas revolving en la ciudad de Córdoba ha crecido enormemente, ya que en un primer momento los usuarios las reciben como una alternativa de pago que ofrece múltiples facilidades, y permite aplazar las compras y pagos de todo tipo.

Pero como suele ocurrir, no todo lo que reluce es oro, y con el paso del tiempo, se ha demostrado que las tarjetas revolving cuentan con un tipo de interés abusivo para los usuarios, que en muchos casos, llegan a endeudarse debido principalmente a la falta de información inicial sobre estas tarjetas.

De hecho, el pasado mes de marzo, el Tribunal Supremo declaró abusivo el interés de las tarjetas revolving, teniendo en cuenta la Ley de Usura de 1908. La razón no es otra que este tipo de tarjetas debería tener un interés medio del 20%, cuando en realidad llega al 27% anual.

En la provincia de Córdoba ya existen varias sentencias de la Audiencia Provincial que obligan a las entidades a devolver el dinero a los usuarios, tal y como aseguran desde Grupo AlegA abogados, un despacho de abogados en Córdoba especializado en la reclamación de tarjetas revolving.

¿Qué es una tarjeta revolving y cómo funciona?

Mediante una tarjeta revolving se aplaza el capital del usuario en diferentes cuotas mensuales; lo que en un primer momento parece una ventaja, pero que con el paso del tiempo, comprobamos que es todo lo contrario, ya que los elevados intereses de este tipo de tarjetas hacen que se acabe pagando una cantidad muy superior.

El modo de funcionamiento es similar al de un crédito rápido, donde puedes disponer de una cantidad de dinero rápidamente y sin demasiados requisitos, teniendo que afrontar unos intereses superiores a los habituales. Y es que las tarjetas revolving cuentan con unos intereses de entre el 20% y el 30% de media, cifras muy superiores a los que establece el Banco de España para los créditos personales o las tarjetas de crédito.

Además, una tarjeta revolving no permite saldar tu deuda de una sola vez, lo que obliga al usuario a tener que pagar mes a mes unos intereses muy elevados, lo que hace que la deuda disminuya muy lentamente, llegando a pagar cantidades muy superiores. Hay casos en los que por una compra inicial de 900 se han llegado a pagar 2.900€.

¿Se pueden reclamar los intereses de las tarjetas revolving?

Tras la sentencia del Tribunal Supremo, se pueden reclamar todas aquellas cantidades que se hayan abonado de más con las tarjetas revolving, tal y como afirman desde Grupo AlegA Córdoba, despacho de abogados con presencia a nivel nacional, especializado en Derecho bancario y concretamente en la reclamación de tarjetas revolving.

En Córdoba, Grupo AlegA está presente en la calle Plaza Puerta del Rincón número 3 (14001). Si has sido afectado por las tarjetas revolving y quieres reclamar, puedes contactar con Grupo AlegA a través del 957 92 81 99 sin compromiso.

En Grupo AlegA realizarán un estudio personalizado sobre tu caso de forma gratuita, y tratarán de alcanzar un acuerdo extrajudicial con la entidad correspondiente de la tarjeta revolving, con el objetivo de anular tu deuda y recuperar tu dinero lo antes posible.

Principales tarjetas revolving

En la actualidad existe una gran cantidad de tarjetas revolving disponibles, pero sin duda, las más utilizadas son las tarjetas revolving de WiZink y Citibank, que son las que “aparentemente” ofrecen las mejores condiciones.

Otras entidades como Cofidis, Cetelem, Liberbank, La Caixa, Unicaja, Bankinter o el Banco Santander, también cuentan con tarjetas revolving, e independientemente de la tarjeta, si se demuestra que se han estado pagando unas condiciones abusivas, se podrán reclamar las cantidades correspondientes. 

Comentarios