jueves 13.08.2020
Cordoba Hoy

Los juegos online se mantienen como entretenimiento estrella también en verano

Los juegos online se mantienen como entretenimiento estrella también en verano

Las bajas temperaturas suelen alejar a la gente de las calles, pero cuando son excesivamente altas, son muchos más quienes optan por quedarse en lugares refrigerados, más aún si la playa no es una opción de fácil acceso. Si a las temperaturas extremas sumamos la obligada cautela presente en estos días, el resultado es que buscamos más alternativas de ocio bajo nuestro propio techo.

En los últimos meses, las plataformas de vídeo bajo demanda han triunfado de manera significativa a falta, además, de poder hacer uso del cine fuera de casa. Todas aquellas películas y series que teníamos agregadas a nuestras listas por fin han sido visualizadas. Pedimos más, de hecho, pero la industria del cine y los audiovisuales en general se enfrenta a complicaciones para dar salida a la fuerte demanda, tanto a la hora de filmar, como a la de doblar o realizar una postproducción. Aún así, el ritmo se mantiene e incluso aumenta con las nuevas alternativas, y parece haber sitio para todos meses después de que Apple TV+ y Disney+ hayan hecho sendas apariciones estelares.

Los juegos, no obstante, están cada vez más presentes en el día a día de personas de todas las edades. Siempre han existido jugadores de todo tipo, los juegos online no sólo interesan a jóvenes y adolescentes, el público adulto ha sido una constante entre los consumidores del juego a través de internet, pero es cierto que el acceso a ellos cada vez es más sencillo: smartphones cada vez​ más sencillos de usar, conexiones cada vez más estables, partidas multijugador, por tanto, más satisfactorias gracias a unos gráficos más detallados y una experiencia más fluida debido a la potencia de los procesadores de nuestros dispositivos. El catálogo se amplía para todo tipo de juegos, desde los ocasionales que Apple Arcade ha aportado, pasando por el catálogo para gamers expertos que hallamos en Steam, y llegado a los juegos diseñados específicamente para adultos que podemos encontrar en un casino online.

Estos últimos, hace sólo unos años contaban sencillamente con poker, blackjack y ruleta, pero ampliaron la oferta con máquinas slot virtuales, y estas también se convirtieron en una experiencia multijugador con las carreras de slots (disponibles de momento en 888).

No hay duda que el factor social es muy importante, sea para competir o para cooperar, y generar expectación también se convierte en un valor añadido gracias a plataformas como Twitch donde podemos ver jugar en directo a los gamers más famosos. Más allá de plataformas como estas, la televisión ha toma nota de los nuevos intereses y existen canales expresamente dedicados a los eSports o competiciones de videojuegos. En el caso de los juegos de casino, existen también programas de televisión, en horario de noche, en los que se puede jugar a través de internet y la partida se emite en directo en estos programas, al más puro estilo tradicional de los juegos telefónicos, pero con una vuelta de tuerca para adaptarse a los nuevos tiempos.

En cuestiones económicas, los juegos han experimentado una adaptación similar a la del mercado del cine. Antes comprábamos a menudo películas en formato físico a costes elevados, entre 19 y 35 euros muchas veces si optábamos por ediciones especiales, y en el momento presente pagamos suscripciones de aproximadamente 10 euros al mes para desbloquear (eso sí, temporalmente) cientos de títulos para reproducir una y otra vez, como si de una tarifa plana se tratase. El modelo se reproduce en la industria musical, afectando negativamente a la venta de soportes físicos a favor de la música en streaming. El sector de los juegos online, normalmente gratuitos y con pagos opcionales para mejoras o aumento de funcionalidades (o de apuestas en el caso de los juegos de casino), se ha impuesto como el modelo más rentable tanto para usuarios como para desarrolladores y operadores, frente a la compra o alquiler de juegos para videoconsolas. Los precios de este tipo de juegos tanto en formato físico como digital puede llegar a los 70 euros en la mayoría de los casos para adquisición. Un alquiler de 24 horas ronda los 3 euros y para pasarse el juego se necesita más tiempo.

Se trata de aficiones de alto coste, pero si optamos por juegos gratuitos o por suscripciones tipo Google Stadia o Apple Arcade, podremos jugar a cientos de títulos (nuevamente si dejamos de pagar dejan de estar disponibles, pero la gente cada vez necesita menos tener las cosas en propiedad porque no suele consumirlas de manera recurrente sino que la mayoría de las veces no repetirá). Online y multijugador suele llevar de la mano la etiqueta “gratuito” porque muchas veces será el jugador quien voluntariamente adquiera mejoras o formule apuestas, y si no lo hace, verá publicidad a cambio de que la experiencia siga siendo gratuita.

En definitiva, el juego se ha convertido en parte de nuestras rutinas diarias, casi más que el consumo de contenidos audiovisuales, porque solemos llevar los juegos en nuestros terminales, y muchas veces los ejecutamos en momentos esporádicos como en una sala de espera o cuando vamos al WC, por lo que no requiere una planificación ni unas condiciones concretas.​

Aquellos que pensaban que la llegada del verano afectaría al consumo de juegos online de manera negativa, verán que de hecho no sólo se mantienen sino que en ciertos casos incluso aumenta, y con ello, obviamente, la oferta, tanto en calidad como en cantidad.

Comentarios