Martes 14.08.2018
LA CIUDAD

Trabajadores de TdCO instalan una capilla ardiente por el empleo en el Ayuntamiento

Los trabajadores de Tanatorios de Córdoba (TdCO) siguen con su campaña de movilizaciones con la que pretenden mostrar su rechazo al proyecto de construcción de un "tanatorio" municipal en las instalaciones del cementerio de San Rafael.

Así, los trabajadores organizaron para este martes una capilla ardiente por el empleo en la que un carruaje de caballos totalmente de luto portaba un arca fúnebre que salió a mediodía de la estación del AVE y ha llegado hasta la puerta del Ayuntamiento cordobés donde se ha instalado la capilla ardiente en la que han participado representantes de la empresa, trabajadores, familiares y profesionales asociados, tales como servicios funerarios, floristas, taxistas o marmolistas. 

Ésta será una de las múltiples manifestaciones que llevará a cabo este colectivo y que culminará en los Tribunales si no se resuelve este asunto en el plazo fijado. 

La gerente del Tanatorios de CórdoBa, María Dolores Jiménez, ha señalado que el féretro "lleva el empleo que pretende destruir la alcaldesa, Isabel Ambrosio, y la presidenta de Cecosam, Mar Téllez". 

Los trabajadores de TdCO reconocen que "no es la primera concentración que realizan ni será la última", por lo que han añadido que "utilizarán todas las armas que tengan en sus manos para defender su empleo y su futuro". Para Jiménez, el edificio nuevo de San Rafael "se trata de un proyecto que es un fraude” y "un quebrantamiento de la ley por parte del Consistorio que no entendemos por qué se produce", a la vez que ha añadido que TdCO llegará a los tribunales, porque no ha habido acercamiento por parte del Ayuntamiento ni al comité de empresa ni a la dirección.

La comitiva llevaba cinco coronas de flores con mensajes reivindicativos para dar a conocer a la ciudadanía los daños ocasionados como 'D.E.P empleo de TdCO', 'D.E.P PGOU' y 'D.E.P Legalidad'. 

Así, la gerente de Tanatorio de las Quemadas ha asegurado que "se han cometido una serie de irregularidades, no sólo de procedimiento administrativo, sino incumpliendo la ley y la normativa local y autonómica y de defensa de la competencia, lo que podría dejar en la calle a estas 80 familias". Desde la empresa ha asegurado que "hemos pedido al Ayuntamiento que se pronuncie, ya que se incumple tres ordenanzas aparte del Reglamento de la Policía Sanitaria Mortuaria".

Para Tanatorios de Córdoba, la construcción de un "tanatorio" en el casco urbano afecta no sólo a las familias que trabajan en la empresa, sino también a las de otros trabajadores de empresas complementarias, lo que supone un total 180 familias afectadas. Así, los trabajadores tienen claro que la ley local prohíbe que un servicio de tanatorio pueda estar en el casco urbano y van a continuar las movilizaciones hasta que se paralice el proyecto.

Trabajadores de TdCO instalan una capilla ardiente por el empleo en el Ayuntamiento