jueves 24.09.2020
La ciudad

Un calor que la ciudadanía combate sobre todo con agua en forma de duchas, piscinas y mucha hidratación

Sólo en julio ya van 15 días en los que la máxima mínima ha sido de 40 grados, con picos de 44. A los que habría que sumar los tres de junio en las mismas circunstancias y que coincidieron con la parte final del mes. 

La media de temperatura máxima en lo que va de mes suma supera en tres grados la media anual de los julios en la provincia de Córdoba, ya que en 2020 ha alcanzado los 38 grados, cuando lo habitual son los 35 grados.

Y no es que los cordobeses y cordobesas estén acostumbrados a esto. Nunca se acostumbra nadie a estas circunstancias, aunque se pueden tolerar, pero sí hay que saber cómo combatirlas.

En este punto el principal arma de la ciudadanía es el agua. Por encima incluso del uso del aire acondicionado, que también. Más duchas, más hidratación y visitas a las piscinas es con lo que se están combatiendo este año las altas temperaturas. Ya veremos si al final la factura del agua acaba notándose en ese sobreconsumo.

Por lo pronto, los embalses de la provincia están a día de hoy al 32,34 por ciento de su capacidad, por debajo incluso de lo que estuvo en 2029 por estas mismas fechas (37,55%) y bastante por debajo de la media anual de los últimos 10 años, que se situó en el 66,34%.

Un calor que la ciudadanía combate sobre todo con agua en forma de duchas, piscinas y mucha hidratación