sábado 01.10.2022
Cordoba Hoy

Si no llueve no hay beneficios

La sequía provoca pérdidas de más de 70 millones de euros a los ganaderos y agricultores cordobeses en 2017

La falta de lluvia se ha traducido en una pérdida de más de 14 millones de euros en el sector agrícola y más de 59 millones en el sector ganadero. 

Olivar de Sierra
Olivar de Sierra
La sequía provoca pérdidas de más de 70 millones de euros a los ganaderos y agricultores cordobeses en 2017

La Asociación Agraria de Jóvenes Agricultores (Asaja Córdoba) ha realizado un balance de la producción agrícola y ganadera en el año 2017. Según su informe la situación no es especialmente buena para el campo cordobés, debido a la falta de precipitaciones unido a las altas temperaturas que han asolado Córdoba y su provincia en el último año. Efectivamente, "la climatología no ha sido nada favorable”, ha explicado el presidente de la asociación, Ignacio Fernández de Mesa. Las consecuencias son una bajada generalizada de de las cosechas en la campaña 2016-2017 y probables malas cosechas en la campaña 201772018. 

De hecho, la falta de lluvias se ha hecho ver en la falta de ingresos de los agricultores y ganaderos, que han tenido que invertir dinero de su bolsillo para solucionar los problemas que han provocado esta sequía. En concreto, entre el sector agrícola y ganadero se han perdido más de 70 millones de euros en beneficios; 14.201.842 euros, en agricultura, y 59.400.000 euros, en ganadería. 

En lo que refiere a la agricultura el producto que más ha notado las pérdidas ha sido el girasol, con más de 5 millones de euros menos, junto al trigo duro, el viñedo, el trigo blando y la cebada. En lo referente a aceitunas de mesa, almanzaras y naranjas la situación se mantiene estable. Por otro lado, en ganadería, el menos afectado ha sido el vacuno de leche y el porcino, frente al caprino y el ovino que son los que más pérdidas han sufrido. 

Por sectores, los cereales han experimentado una producción media de 3,2 tn/ha. El girasol ha tenido una producción de 1.000 kh/ha, aunque la calidad fue poca grasa por Kg, lo que ha determinado su precio. Y es que los precios del girasol no son rentables al productor, si bien, el alto precio del aceite de oliva subió las ventas del girasol un 24 por ciento. 

En cuanto a los cítricos, la producción ha sido de 220.000 toneladas y la industria ha duplicado los precios de 0,08 a 0,16 céntimos el kilo. La fruta hueso es la que ha sufrido una profunda crisis y las plantaciones están en retirada. “Las grandes superficies presionan el mercado pagando entre 35 y 40 céntimos, siendo el coste de 50 céntimos”, ha explicado Fernández de Mesa. Además, se ha producido una caída del consumo de frutas y hortalizas del 4,4 por ciento. 

En la viña ha habido una caída de cosecha debido a la sequía. En la uva blanca se ha producido una reducción de la producción del 33 por ciento y una subida de precios del 20 por ciento. En la uva tinta también ha habido una disminución de la superficie. 

En lo referente al olivar, la producción, con más de 280.000 toneladas, “se ha visto afectada también por la sequía”, ha explicado el presidente de Asaja. Los precios, aún así, han sido buenos. En este aspecto, Fernández de Mesa ha querido hacer especial hincapié en la difícil situación con Estados Unidos acerca del verdeo, “es un ataque de Estados Unidos a la política común”. 

En ganadería ha habido buenos precios en porcino, pero más costos debido a la sequía. En vacuno, los precios se han mantenido estables y en ovino, los precios fueron “razonables”, pero los sobrecostes de la sequía han dañado los beneficios, “al tener que suplementar la alimentación de los animales con pienso y forrajes”. 

Como dato positivo, ha descendido un 16 por ciento la delincuencia en el sector agrícola y ganadero, “gracias al Equipo Roca”, aunque sigue habiendo zonas críticas como Puente Genil, Aguilar, Baena y La Carlota.