viernes 21.01.2022
Cordoba Hoy

CONSEJO DE GOBIERNO DE LA JUNTA

La Junta exige a Garzón que rectifique pese a coincidir en su defensa de la ganadería extensiva

La Administración andaluza aprueba una declaración institucional de apoyo al sector ganadero de Andalucía

Ovejas del Valle de Los Pedroches
Ovejas del Valle de Los Pedroches
La Junta exige a Garzón que rectifique pese a coincidir en su defensa de la ganadería extensiva

El Consejo de Gobierno ha aprobado una declaración institucional en apoyo al sector ganadero andaluz, uno de los "principales activos socioeconómicos" de la comunidad autónoma, "no solo por la actividad económica que genera", sino también por ser fuente de creación de empleo, arraigo de la población al territorio rural y cauce para la conservación de los ecosistemas y la biodiversidad o la prevención de incendios.

El texto refleja que el sector ganadero andaluz produjo en 2020 por valor de 2.049 millones de euros y genera 5,5 millones de jornales, conforme a la normativa "de condiciones y requisitos ambientales, bienestar y sanidad animal, salud pública y seguridad y calidad de los alimentos que produce" y con predominio de un entorno de "máxima conjunción de aprovechamiento y sostenibilidad ambiental como es la dehesa".

El texto íntegro de la declaración dice así:

El sector ganadero es uno de los principales activos socioeconómicos de nuestra comunidad autónoma, no sólo por la actividad económica que genera, sino también por ser una potente fuente de generación de empleo, de arraigo de la población al territorio en nuestros municipios rurales, para la conservación de ecosistemas y la biodiversidad y especialmente para la prevención de incendios.

Un sector que en el año 2020 produjo en Andalucía por valor de 2.049 millones de euros, lo que supone el 16% de la Producción Final de la Rama Agraria y genera 5,5 millones de jornales, de los cuales el 58% proviene de la unidad familiar y el 42% de personal asalariado.

Hay que resaltar que la ganadería es una actividad profunda y extensamente regulada por numerosas normas europeas, nacionales y autonómicas relativas a la higiene de la actividad ganadera, a la trazabilidad de animales y producciones, a las condiciones y requisitos ambientales, al bienestar y sanidad animal, a la salud pública y a la seguridad y calidad de los alimentos que produce.

Producción en dehesa

Andalucía cuenta con una ganadería que representa la máxima conjunción de aprovechamiento y sostenibilidad ambiental como es la dehesa, un sistema agrario y forestal, donde la ganadería extensiva se desarrolla en perfecta armonía con el medio y donde se consiguen producciones de la máxima calidad como el cerdo ibérico, pero también el bovino o el ovino en extensivo.

En Andalucía, las formaciones adehesadas ocupan en torno a 1,2 millones de hectáreas, en casi cien municipios de nuestra comunidad y más de 14.000 explotaciones donde se gestiona una cabaña ganadera de más de 2 millones de cabezas de ganado de las especies ovina, bovina, caprina y porcina, lo que da una idea de la importancia económica, ambiental y social de este sistema agrosilvopastoral.

Este modelo de ganadería extensiva se basa en el aprovechamiento de recursos alimenticios de la base territorial donde se desarrolla, con animales procedentes de razas autóctonas perfectamente adaptadas a la orografía y condiciones ambientales del territorio, permitiendo aprovechar recursos que de otra forma no podrán ser utilizados.

El sector agrario en general y el ganadero en particular se encuentra necesitado de relevo generacional, que permita a nuestros jóvenes poder llevar a cabo su proyecto de futuro en el medio rural y al mismo tiempo poder mantener una actividad tan necesaria desde el punto de vista ambiental, económico o social. Por ese motivo, proyectos como la Escuela de Pastores de Andalucía son un claro ejemplo de la apuesta de la Junta de Andalucía por ese relevo generacional.

Hay que destacar igualmente a la ganadería que se desarrolla en instalaciones controladas y que es imprescindible para poder suministrar producciones animales como la carne, leche, y huevos fundamentalmente a la población. Un suministro de alimentos que es una cuestión estratégica, nos permite mantener la autonomía y "soberanía alimentaria" sin depender de terceros países, y que se ha puesto de manifiesto durante la pandemia, en la que hemos comprobado como nuestro sector agrícola y ganadero ha sido capaz de asegurar la producción de alimentos seguros y de calidad para toda la población.

El sector ganadero andaluz presenta actualmente una gran vocación exportadora, en 2020, nuestras empresas ganaderas vendieron en el exterior 129.500 toneladas de carne, por valor de casi 350 millones de euros a mercados tan exigentes como Francia, Japón, Corea del Sur, Alemania, Reino Unido, Arabia Saudí o China.

page15image62276368

La Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible mantiene un riguroso y exhaustivo sistema de vigilancia para el cumplimiento de la normativa y las exigencias para el sector ganadero que aseguran la sostenibilidad económica, social y ambiental de los sistemas productivos ganaderos.

La carne andaluza y los productos cárnicos andaluces se obtienen por un sector ganadero e industrial cárnico comprometido, formado, dinámico y social, de animales criados en explotaciones ganaderas con los mayores estándares mundiales de sanidad, de higiene en la producción, de bienestar animal, de respeto ambiental y de calidad, en muchos de los casos no solo cumpliendo los exigentes estándares y requisitos legales si no que superan con creces los mismos estando amparadas y certificadas por 'labels' de bienestar animal o de calidad que van más allá de lo que la normativa exige, obteniendo así en algunos de estos productos cárnicos andaluces el reconocimiento y el mayor de los prestigios a nivel mundial.

Por todo ello, desde aquí la defensa a ultranza y el mayor de los reconocimientos a las carnes y productos cárnicos obtenidos en Andalucía, y el mayor de los agradecimientos a los ganaderos y profesionales de las industrias cárnicas y en general a todo el sector ganadero y de la industria alimenticia por su esfuerzo, profesionalidad, formación, bien hacer y respeto a las normas que permiten y seguro que seguirán permitiendo obtener productos de la mejor calidad mundial dentro del respeto a los animales, al medio ambiente, al mundo rural, garantizando a su vez la salud y seguridad de sus producciones.

Desde el Gobierno de la Junta de Andalucía y ante las recientes declaraciones vertidas a un medio de comunicación británico desde el Gobierno de la Nación a través de su ministro de consumo, y no son las primeras contra este sector, carentes de la más mínima veracidad, cargadas de ideología y que suponen un ataque sin precedentes a la economía andaluza, a la imagen internacional de nuestro sistema productivo, a las ganaderas y ganaderos, al mundo rural y en general a nuestra sociedad desde el mismísimo Gobierno de la Nación por lo que exigimos de forma inmediata la rectificación de las mismas en favor de la imagen que del mismo pudiera tener en los consumidores.

El Gobierno andaluz defenderá, como lo viene haciendo desde el primer día, la necesidad de adoptar por las administraciones e instituciones competentes, entre ellas el Gobierno de España, las actuaciones necesarias para incentivar la promoción y consumo saludable de nuestros alimentos; continuar la estrecha colaboración con el sector ganadero para garantizar la sostenibilidad y rentabilidad de las explotaciones ganaderas; establecer y desarrollar los mecanismos de ayudas e incentivos, tanto desde la UE como desde los presupuestos nacionales y autonómicos para poner a disposición de los ganaderos las ayudas para el fomento del bienestar animal, de la sanidad animal y de aquellas inversiones necesarias para la modernización de explotaciones.

Comentarios