jueves 20.01.2022
Cordoba Hoy

Medio Ambiente

La Policía Adscrita a la Junta participa por vez primera en el control de cebos envenenados

En esta campaña se detectaron dos milanos negros y un milano real por presunto envenenamiento con cebos y se intervinieron artes ilegales de caza, en concreto lazos

Ave protegida envenenada
Uno de los milanos localizados presuntamente envenenado por un cebo ilegal
La Policía Adscrita a la Junta participa por vez primera en el control de cebos envenenados

Funcionarios de la Unidad de Policía Adscrita a la Junta de Andalucía han participado en la campaña de inspecciones preventivas para el control del uso ilegal de venenos en el marco de la Estrategia Andaluza contra el Veneno, de la Consejería de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural de la Junta de Andalucía. Los agentes han participado en jornadas de formación básica contra el uso ilegal de cebos envenenados.

Dichas actuaciones preventivas de campo, pioneras en Andalucía, por la participación de tres organismos (Agentes de Medio Ambiente, Seprona y Unidad Adscrita) coordinados por técnicos de la Delegación de Agricultura, ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible de la Junta de Andalucía, se han realizado en varios términos municipales de la provincia como Belalcázar, Belmez, Fuente Obejuna, Priego de Córdoba, Iznájar, Los Blázquez, Montalbán y Castro del Río, con la presencia de la Unidad Canina Especializada (UCE).

Fruto de esta campaña de control, se ha detectado la presencia de dos milanos negros y uno de milano real por presunto envenenamiento con cebos y se ha intervenido artes ilegales de caza, en concreto lazos dispuestos para cazar.

En la realización de estas inspecciones han participado además, agentes de Medio Ambiente, agentes del Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil (Seprona) y técnicos especializados de la consejería en esta materia.

El uso del veneno es una de las principales causas de mortandad para la fauna andaluza, especialmente para diversas especies protegidas y amenazadas, a la vez que  supone igualmente un grave riesgo incluso para la salud pública.

La experiencia acumulada en Andalucía durante los últimos años, ha puesto de manifiesto que la herramienta más eficaz contra el uso ilegal de venenos ha sido la coordinación entre el Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil y la Consejería de Medio Ambiente, incorporándose a dicho protocolo por primera vez la Unidad Adscrita de Córdoba en la formación previa y la posterior actuación de campo como experiencia piloto.

Comentarios