sábado 01.10.2022
Cordoba Hoy

EL TIEMPO EN LA PROVINCIA

La Aemet confirma que el verano meteorológico fue el más cálido de su serie con Córdoba en el pico

La anomalía térmica en la provincia osciló entre los 0,5 y los 1,5 grados de Fuente Obejuna y los 2,5 y los 3,5 grados de más en Torrecampo
Termómetro cordobés con sus 44 grados al sol
Termómetro cordobés con sus 44 grados al sol el pasado 13 de junio
La Aemet confirma que el verano meteorológico fue el más cálido de su serie con Córdoba en el pico

La Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) acaba de hacer público que el pasado verano meteorológico (junio, julio y agosto de 2022) en España ha resultado el más cálido de su serie, iniciada en 1961, con una anomalía media de +2,2 grados centígrados; ésto supone haber superado en 0,4 grados al anterior verano más cálido, que era, hasta ahora, el de 2003.

Dentro de esta serie, agosto ha sido en conjunto muy cálido, con una temperatura media en la España peninsular de 24,7 grados, es decir 2 grados por encima de la media de este mes (periodo de referencia: 1981-2010). Se ha tratado del segundo mes de agosto más cálido desde el comienzo de la serie en 1961, y por tanto también del siglo XXI, por detrás tan sólo de agosto de 2003.

El pasado mes fue extremadamente cálido en el centro y en el cuadrante Sureste de la Península Ibérica, y muy cálido en el resto de la España peninsular, con excepción del extremo occidental de Andalucía, donde tuvo un carácter cálido o normal. En Baleares resultó muy cálido (con una temperatura media de agosto de 27,3 grados, es decir una anomalía de +1,9 grados), mientras que en Canarias fue cálido o muy cálido en la mayoría de las zonas, con 23,5 grados de media y +0,7 de anomalía.

Las anomalías térmicas más destacadas se situaron en torno a +3 grados amplias zonas del Sur de Galicia, Castilla y León, País Vasco, Navarra, La Rioja, Aragón, Cataluña, Madrid, Este de Extremadura, Norte y Oeste de Castilla-La Mancha, Centro y Norte de la Comunitat Valenciana y Andalucía oriental, llegando a alcanzarse valores próximos a +4 grados centígrados en algunos puntos de estas regiones.

Las temperaturas máximas diarias quedaron en promedio 2,1 grados por encima del valor normal, mientras que las mínimas se situaron 1,8 grados por encima de la media, resultando una oscilación térmica diaria 0,3 grados centígrados superior a la normal del mes.

En el caso cordobés, según el mapa ilustrado por la Aemet, tendría una anomalía térmica en agosto entre los 1,5 y los 2,5 grados en su inmensa mayoría, si bien en el término de Torrecampo, en el Valle de Los Pedroches, llegó a estar entre los 2,5 y los 3,5 grados, pero en la zona de Los Blázquez, en el borde de la ZEPA del Guadiato, y Fuente Obejuna hasta rozar ya el Norte del Parque Natural de Hornachuelos, esa anomalía osciló entre los 0,5 y los 1,5 grados.

Con los datos actualmente disponibles, puede considerarse que hubo una ola de calor en la Península y Baleares entre el 30 de julio y el 15 de agosto, con una anomalía de 3,8 grados centígrados, una temperatura máxima de la ola de 36,1 grados y una extensión de 27 provincias.

En relación a las efemérides, en 23 estaciones principales la temperatura media del mes resultó la más alta de un mes de agosto desde el comienzo de las respectivas series. Además, en 16 estaciones principales la media mensual de las máximas diarias resultó la más alta de la serie de agosto, y en 16 la media de las mínimas fue también la más alta de agosto desde el comienzo de las observaciones.

Las temperaturas más elevadas del mes se observaron durante la ola de calor de la primera quincena, destacando entre observatorios principales los 42,6 grados centígrados registrados en el Aeropuerto de Córdoba el día 2, los 42 grados medidos en Alicante y Almería el día 13, y los 41,9 grados del Aeropuerto de  Alicante-Elche observados también el día 13.

En siete estaciones principales la temperatura máxima del mes fue la temperatura más alta registrada en agosto desde el comienzo de las observaciones. Además, en nueve estaciones principales se registró la mínima diaria más alta (la noche más calurosa) de la serie de agosto.

Las cifras de Córdoba

Para hacerse una idea, según la página web de Accuweather.com, el mes de agosto cordobés sumó hasta ocho jornadas de 40 grados o más, con el pico mayor el martes, día 2, llegando a los 43 grados; otras tres de 39 grados y seis más de 38 grados. Eso supone que durante 17 días hubo alertas entre amarillas y naranjas, más de la mitad de ese mes. Es más, sólo en cinco jornadas no se superaron las temperaturas medias de agosto en la provincia, que son de algo más de 36 grados.

De igual modo, las noches resultaron asfixiantes, con siete de ellas superando claramente el umbral del sueño, establecido entre los 21 y los 22 grados, con una mínima máxima de 24 grados nocturnos los días 1, 2, 13 y 29, y hasta 11 noches en el límite de ese umbral. Así, hubo únicamente 10 días (un tercio) con temperaturas mínimas por debajo de la media de un mes de agosto cordobés, que se establece en torno a los 19 grados.

Si nos vamos a julio, en Córdoba hubo 19 jornadas con 40 o más grados. Especialmente duro fue el periodo entre el día 7 y el 17, con 11 días seguidos en esa situación, y entre los días 21 y 26 que ocurrió otro tanto. Las jornadas más agobiantes fueron los días 12, 14, 23, 24 y 25 con 44 grados de máxima en todas ellas. Con 39 grados hubo dos días más y con 38, dos más. Por tanto, en alertas entre amarillas y rojas se fueron 23 jornadas. En julio hubo dos días sólo por debajo de la media anual del mes en Córdoba (unos 34 grados) y uno de ellos, el día 20, miércoles, resultó ser tremendamente llamativo porque la temperatura dio un impresionante bajón hasta los 25 grados de máxima y los 18 de mínima.

Precisamente, en materia de mínimas hubo siete noches que estuvieron por debajo de la media para un julio cordobés (unos 18 grados), y siete noches por encima del umbral del sueño, con la noche peor el jueves 21, cuando se llegó a los 29 grados, además de los 27 grados del jueves día 14 y los 25 grados del lunes, 25. En el límite de ese umbral tan relativo hubo hasta 11 noches más.

Por su parte, en junio pasado hubo siete días con 40 grados o más. Lo peor de eso es que fueron todos seguidos, con un pico de 42 grados los días 12 y 13. Hay dos días más con 39, pero ninguno de 38, con lo que las alertas por calor se limitaron a nueve jornadas. En ese mes hubo 12 días con una máxima por debajo de la media propia de un junio (de unos 30 grados). Y en mínimas hubo tres jornadas por encima del umbral del sueño y otra más justo en ese umbral y 14 noches con mínimas por debajo de la media normal de ese mes (unos 13 grados).

Comentarios