lunes 27.09.2021
Cordoba Hoy

CAMPIÑA SUR

El juez abre diligencias tras el derribo de la cruz de Aguilar de la Frontera

Córdoba Laica apoya al Ayuntamiento y descalifica las amenazas y ataques contra la alcaldesa, Carmen Flores, y declaraciones del obispo de Córdoba 
Cruz Aguilar
Retirada de la cruz en Aguilar de la Frontera
El juez abre diligencias tras el derribo de la cruz de Aguilar de la Frontera

El Juzgado de Primera Instancia e Instrucción de Aguilar de la Frontera ha ordenado la apertura de diligencias previas tras la querella interpuesta por la Asociación Española de Abogados Cristianos contra la alcaldesa de la localidad, Carmen Flores (IU), por la supuesta comisión de un delito de prevaricación administrativa por el derribo de la cruz del Llanito de las Descalzas, que estaba aledaña al conjunto histórico artístico del Monasterio de San José y de San Roque, declarado Bien de Interés Cultural (BIC) en 1983.

Según recoge el auto del juez, "no se admite la querella en tanto no se subsane el defecto apreciado consistente en falta de procurador y de poder especial para interponer querella en un plazo de cinco días", si bien ordena incoar diligencias previas, "dando cuenta de su incoación al Ministerio Fiscal".

En este caso, el juez expone que en la querella "se relatan hechos que pudieran ser constitutivos de delito para cuya persecución no es necesaria la presentación de querella, como lo es el de prevaricación administrativa, razón por la cual debe atribuírsele ya el valor de denuncia, con los efectos procesales que a ésta son inherentes, debiendo incoarse diligencias previas para la averiguación de los hechos denunciados y circunstancias que concurren en su comisión".

Ante ello, la organización de juristas asegura que "la decisión de destruir el monumento no se había aprobado en Pleno, por lo que se realizó de forma completamente ilegal, además de que supone atentar contra un derecho fundamental, como es la libertad religiosa".

En este sentido, la presidente de Abogados Cristianos, Polonia Castellanos, ha celebrado la decisión, porque "hay que poner fin a las actitudes totalitarias, propias de talibanes", y ha anunciado que "cada vez que se derribe una cruz, Abogados Cristianos llevará al responsable ante la justicia".

Al respecto, ha asegurado que no pararán "hasta reponer todas las cruces que se tiren", al tiempo que ha criticado que, "con esta acción, el Ayuntamiento de Aguilar de la Frontera lo único que ha buscado es acabar con un símbolo cristiano, tal y como se ha visto en otras localidades gobernadas por los mismos partidos".

Apoyo de Córdoba Laica al Ayuntamiento

Por su parte, Córdoba Laica, en su reunión del pasado 3 de febrero, aprobó emitir una nota pública a propósito de la polémica sobre la Cruz de los Caídos retirada por el ayuntamiento de Aguilar.

Así, Córdoba Laica trasmite su apoyo al Consistorio aguilarense representado en su alcaldesa, Carmen Flores (IU), que está recibiendo ataques de personas intolerantes y antidemócratas, hostigadas por asociaciones de ideología franquista.

El colectivo denuncia también el comportamiento del obispo de Córdoba, Demetrio Fernández, "quien una vez más muestra su ideología de ultraderecha, aprovechando una misa trasmitida por Canal Sur para amenazar a la alcaldesa y alentar a sus feligreses contra el cumplimiento de la Ley de Memoria Histórica".

Insta a todas las instituciones y administraciones públicas a cumplir con mayor diligencia con dicha Ley de Memoria Democrática, retirando definitivamente los aún numerosos símbolos franquistas de los espacios públicos y poniendo en práctica los medios para la reparación y justicia de las víctimas. 

Igualmente, demanda a las administraciones el cumplimiento constitucional de la aconfesionalidad del Estado, que implica entre otras cosas evitar la prevalencia de ninguna religión o ideología en los espacios públicos. 

Córdoba Laica advierte a toda la ciudadanía sobre el incremento de actos intolerantes y antidemocráticos, de carácter supremacista y con tintes franquista, organizados desde sectores ultracatólicos y ultraderechistas, denunciado incluso por teólogos y miembros de comunidades cristianas. 

Por otro lado, hace un llamamiento a las instituciones públicas, a los partidos democráticos y a la población en general, independientemente de sus creencias religiosas o ideológicas, a responder con firmeza ante estos actos intolerantes que nos retrotraen a épocas de totalitarismo e irracionalidad que fomentan el odio con claros objetivos involucionistas.

Córdoba Laica ve más necesario que nunca un Estado y una sociedad basados en los principios laicos, en el respeto a la libertad de conciencia individual y en la defensa de la neutralidad de los espacios públicos como garantía de igualdad de todos los ciudadanos.

Comentarios