martes 17.05.2022
Cordoba Hoy

VEGA DEL GUADALQUIVIR

Salen a la luz los primeros restos de represaliados por el franquismo en el cementerio de Palma

Es la fosa donde se sepultaron en 1936 los cadáveres de los asesinados y asesinadas el 27 de agosto por el ejército golpista en el 'Corralón de don Félix', donde se ametralló a unas 200 personas
Primeros restos aparecidos en el cementerio de Palma del Río en una fosa franquista
Primeros restos aparecidos en el cementerio de Palma del Río en una fosa franquista
Salen a la luz los primeros restos de represaliados por el franquismo en el cementerio de Palma

El pasado 12 de mayo fue en Palma del Río, en la comarca De la Vega del Guadalquivir, una fecha histórica, ya que comenzaron los trabajos de delimitación de una de las fosas comunes del cementerio local. Según ha informado en un comunicado el Foro para la Recuperación de la Memoria Histórica de Palma del Río, se trata de la fosa donde se sepultaron en 1936 los cadáveres de los asesinados y asesinadas el 27 de agosto por el ejército golpista en el tristemente famoso 'Corralón de don Félix', donde fueron ametralladas entre 150 y 200 personas.

El proyecto tiene por objeto la indagación, localización y delimitación de la fosa, y el tiempo estimado de trabajo de campo es de un mes, continuándose posteriormente con la redacción del informe de los resultados obtenidos. A finales de junio es cuando está prevista su finalización. Se están llevando a cabo mediante una subvención concedida por la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) al Ayuntamiento de Palma del Río, con fondos provenientes de la Secretaría de Estado de Memoria Democrática, del Ministerio de la Presidencia.

Acotamiento de la fosa

Según la arqueóloga encargada de los trabajos, Elena Vera, la primera fase que ahora comienza consiste en determinar las dimensiones, acotar el lugar y comprobar su naturaleza histórica, es decir, el tipo de enterramiento, la disposición de los cuerpos, constatar si se trata de un enterramiento extrajudicial, si hay cuerpos superpuestos, si existen daños peri mortem o cuál fue la causa de la muerte. Esto permitirá constatar científicamente aquello que la memoria colectiva ha conservado del olvido desde entonces: que se trata de la fosa de 1936.

Primeros restos aparecidos en el cementerio de Palma del Río en una fosa franquista
Primeros restos aparecidos en el cementerio de Palma del Río en una fosa franquista

Los primeros datos obtenidos así parecen apuntarlo. Sobre las 12.00 horas aparecieron los primeros restos humanos, a unos 20 centímetros de profundidad y enterrados sin ataúd bajo una capa de cal. Una franja blanca en el corte del terreno y el color más blanquecino del suelo lo señalaban claramente.

Asimismo, otro de los objetivos es delimitar la fosa en su totalidad, realizándose sondeos para determinar la anchura y los límites hacia el este y oeste, puesto que no se sabe con certeza cuáles son sus dimensiones exactas.

Restos óseos

En cuanto a los restos óseos hallados, en una fase posterior tendría lugar el proceso de exhumación, con la excavación de los restos, su individualización, el estudio antropológico en campo y la elaboración de una ficha para cada uno, en la que se les asignará un número aleatorio. Una vez los cuerpos sean extraídos, comenzará la labor del laboratorio, con el análisis de los huesos, de las patologías, la determinación de los perfiles biológicos (edad, sexo y estatura) y la extracción de ADN.

Primeros restos aparecidos en el cementerio de Palma del Río en una fosa franquista
Primeros restos aparecidos en el cementerio de Palma del Río en una fosa franquista

Tras el análisis de laboratorio, los restos pasarán a una caja inventariada junto a los objetos que los acompañen, y todo lo asociado a la persona se registrará minuciosamente puesto que puede servir para identificarla. Finalmente, se depositarán en el lugar que el Ayuntamiento determine hasta que las pruebas de ADN certifiquen alguna coincidencia con algún familiar. Cuando esto ocurra, se le hará entrega de los restos a la familia y, si no hay ninguna coincidencia, el Consistorio les proporcionará una sepultura digna.

Todo este proceso que ha expuesto la asociación palmeña, comenzó con la investigación, impulsada por el Foro, para la localización y estudio de las fosas existentes en el cementerio de la ciudad, como trabajo previo a la excavación y exhumación de los restos de las personas asesinadas, cuyos familiares ya han comenzado el depósito de sus pruebas de ADN en la Universidad de Granada.