viernes 30.09.2022
Cordoba Hoy

EL TIEMPO EN LA PROVINCIA

Doble alerta amarilla para jueves y viernes por altas temperaturas en Córdoba

Para el fin de semana los termómetros bajarán de golpe hasta los 34 o 35 grados
Calor 11
Ante el calor lo que hay que hacer es hidratarse a menudo, sobre todo con agua
Doble alerta amarilla para jueves y viernes por altas temperaturas en Córdoba

La Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), que depende directamente del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, ha decretado una doble alerta amarilla para hoy, jueves, y mañana, viernes, por altas temperaturas en la provincia de Córdoba, con posibilidades de llegar a los 39 grados, si bien no son los 40 que se anunciaron a principio de semana.

En la jornada de hoy, la alerta para la Campiña Cordobesa, donde está la capital, comenzará a las 14.00 horas y finalizará aproximadamente a las 20.59, con una probabilidad de entre el 40 y el 70% de que se alcancen esos anunciados 39 grados. Es una alewrta que afecta a toda la franja del Guadalquivir, desde Jaén, donde se podrían alcanzar los 38, hasta toda la Campiña Sevillana, tambiñen con 39 grados y llegando a Andévalo y el Condado de Huelva, con 38 grados previstos.

Por su parte, la alerta de mañana afecta, igualmente, a la Campiña Cordobesa, con la probabilidad de alcanzar 38 grados entre las 14.00 y las 21.00 horas, lo mismo que en la Campiña Sevillana y el Valle del Guadalquivir de Jaén (Huelva se libra en esta ocasión).

En ambos casos, las mínimas nocturnas en Córdoba rondarán los 21 grados.

Para el sábado, día 7, no hay prevista alerta alguna a que se producirá un descenso importante del termómetro con 35 grados de máxima y 19 de mínima y 34 para el domingo.

Las altas temperaturas van a venir acompañadas de algunas rachas de vientos fuertes y cálidos, de hasta 25 kilómetros por hora, que incrementarán la sensación de calor, al tiempo que el índice ultravioleta máximo (la fuerza de los rayos solares al mediodía) es de 9 sobre 11.

Consejos ante una alerta

El nivel amarillo de una alerta por calor se empieza a alcanzar con temperaturas de alrededor de 35 grados centígrados dependiendo de la zona del país, que indica que el calor puede ser peligroso para bebés y los chiquitines de la casa, para mayores de 65 años y para pacientes de algunas enfermedades crónicas.

Frente a eso unos consejos: Los hábitos alimentarios se han vuelto, desde hace unos años, bastante poco saludables y son, por lo tanto, más nocivos que nunca durante los días de altas temperaturas. Hay que evitar el consumo de bebidas gaseosas, azucaradas, alcohólicas e infusiones calientes. La mejor bebida para el calor es el agua fresca, ingerida gradualmente y en grandes cantidades. La mejor hidratación es la que se realiza de forma constante. Cuando sentimos sed ya tenemos algún grado de deshidratación en nuestro cuerpo. Lo mejor es tener siempre a mano una botella con agua de la que poder beber a intervalos regulares.

Algo semejante sucede con la alimentación: Las grasas, frituras, carnes y snacks son de digestión lenta y alto contenido de sal. En los días de calor, hacen transpirar y sentir sed más de lo debido. Por el contrario, hay que consumir alimentos livianos y frescos, como verduras, ensaladas, hortalizas, yogur -solo o con cereales- y frutas.

Con respecto a la ropa, debe ser suelta, liviana y de colores claros. Cubrirse la cabeza con gorras o sombreros y usar protector solar.

Comentarios