lunes 27.06.2022
Cordoba Hoy

ZONA NORTE DE LA PROVINCIA

La CHG dice que conectar La Colada y Sierra Boyera asegura el abastecimiento y corresponde a la Junta

El presidente, Joaquín Páez, señala que está acabada al 90% y que la Administración autonómica "ha tenido tiempo suficiente" para rematarla y garantizar el agua "para siempre2 a 70.000 habitantes
Vista aérea del pantano de La Colada
Vista aérea del pantano de La Colada
La CHG dice que conectar La Colada y Sierra Boyera asegura el abastecimiento y corresponde a la Junta

El presidente de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG), Joaquín Páez, ha afirmado que la conexión de los embalses de La Colada y Sierra Boyera, en la provincia de Córdoba, es una obra que "está acabada al 90 por ciento", que es "competencia" de la Junta de Andalucía y que garantizaría el abastecimiento "para siempre" a los 70.000 habitantes del entorno de Sierra Boyera, cuya situación "es muy complicada", hasta el punto de que "ahora mismo no se puede regar".

Así lo ha destacado Páez, en declaraciones a Europa Press, señalando que, además, "ha habido tiempo más que suficiente para terminar esa obra, pues, con el 90 por ciento terminada, a poco que se ponga interés, yo creo que se puede acabar en un tiempo razonable, para asegurar incluso el abastecimiento durante este verano".

"Esa obra pertenece a la Junta de Andalucía -ha insistido-, y la tiene que realizar la Junta porque la ha declarado de interés autonómico, y lo hizo" el 17 de junio de 2020, "es decir, hace ya casi dos años, mucho antes de que se declarase la situación extraordinaria de sequía", lo cual ocurrió el 2 de noviembre de 2021, reconociendo así la Junta "la necesidad de esa obra".

Páez, quien ha recordado que "el ordenamiento vigente dice que cuando una comunidad autónoma declara una obra de interés general de la comunidad es competencia suya", ha señalado que la Junta, además, en julio del mismo año 2020 "licitó el proyecto de terminación de las obras de conducción de La Colada hasta la ETAP de Sierra Boyera", pero "no resolvió esa licitación hasta más de un año después, el 4 de agosto de 2021, que es cuando adjudicó, y en septiembre de 2021 formalizó el contrato".

A pesar de ello, estas obras, que "están prácticamente acabadas, quedaron suspendidas, y yo no voy a entrar en el por qué, pero lo que sí sé es que quedaron suspendidas", y ello cuando "tienen tuberías de más de 40 kilómetros ya concluidas", subrayando el presidente de la CHG que "la terminación de esas obras garantiza el agua de abastecimiento prácticamente al 100 por 100", de modo que "no es necesaria ninguna obra más en el entorno de Sierra Boyera para garantizar el abastecimiento para siempre".

Sin embargo, según ha lamentado, "de todo esto nosotros nos hemos enterado mucho después, pues durante ninguna de las reuniones de la Comisión Permanente de Sequía", celebradas tras la declaración de la situación extraordinaria de sequía el 2 de noviembre de 2020, "la Junta no ha dicho absolutamente nada de esta obra, y eso que ya la había declarado de interés autonómico y ya la había licitado".

En consecuencia, "la Junta de Andalucía no abrió la boca para decirnos que había declarado la obra de conexión de La Colada con Sierra Boyera de interés autonómico, y no abrió la boca para decirnos que el 27 de julio de 2020 había licitado la redacción del proyecto y que lo había adjudicado el 4 de agosto de 2021", y a los ciudadanos "hay que darles todos los datos".

A este respecto, Páez ha recordado que "en la Comisión Permanente de Sequía no solo está la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir, que la preside, sino que, además, están todas las comunidades autónomas que forman parte la demarcación, es decir, la propia Junta de Andalucía, que está representada por sendos directores generales, habiendo acudido el de Planificación a una de las reuniones y luego el de Infraestructuras; junto a las comunidades autónomas de Castilla-La Mancha, Extremadura y Murcia, además de los representantes del regadío, del abastecimiento, del sector industrial, de los empresarios, los sindicatos y los grupos ambientalistas".

Conexión con Puente Nuevo

A todos estos representantes, que se han venido reuniendo en dicha comisión "para ver cuál es la situación, estudiarla en profundidad y analizar los problemas y las posibles soluciones", no se les informó por parte de la Junta de las obras que ya había contratado, y tanto es así que en la CHG, que no tiene competencias en materia de abastecimiento y saneamiento, pues son "de los municipios y en auxilio de la comunidad autónoma", se plantearon "en el mes de febrero" de este año 2022 "el poder realizar una obra de emergencia e incluirla en el Real Decreto Ley de Sequía, y lo dijimos públicamente", mientras que, "por parte de la Junta, en ningún caso se nos ha comunicado nada" de su proyecto.

Entre tanto, en la CHG estudiaron "técnicamente cuál podría ser una solución desde nuestra demarcación", concluyendo que "se podía hacer una obra, la de unión de Sierra Boyera con el embalse de Puente Nuevo, pero estuvimos hablando con el Ministerio, con la Dirección General del Agua, y se nos hizo ver que no era una obra de emergencia".

Así, "para que en un Real Decreto Ley quepa una obra de emergencia ésta tiene que cumplir con los dictámenes de la Abogacía del Estado, de la Intervención General del Estado y también de los técnicos de la Dirección General del Agua, y hacer en este caso una tubería de más de 30 kilómetros para unir un embalse con otro no es una obra de emergencia".

Páez ha aclarado que "una obra de emergencia es cuando, por una causa determinada, en este caso la sequía, de manera puntual se interviene para solucionar un problema puntual. Pero esto no es un problema puntual", no cuando "hay una obra que ya se ha ejecutado en un 90 por ciento y que hay que terminar", pero, "durante más de dos años, la Junta Andalucía ha tenido la oportunidad y no ha hecho nada más que licitar y adjudicar el contrato, pero de la redacción del proyecto, ninguna obra".

De hecho, en la provincia de Córdoba y en el Real Decreto Ley de Sequía "aparecen tres obras de emergencia, que son el reparto de la toma de agua de la presa de Iznájar, valorado en 1,3 millones, que se va a hacer cargo la Dirección General del Agua; la reparación de equipos e infraestructuras del sondeo de Fuente la Lama y ejecución de un nuevo sondeo, con un valor de 300.000 euros, que también se hará cargo la Dirección General del Agua, y el bombeo del río Guadalquivir para la garantía del abastecimiento en el sistema de Martín Gonzalo, por 1,5 millones".

Esas tres obras, según ha aclarado Páez, "entran dentro de lo que de lo que se estima como situación de emergencia, son obras puntuales para resolver problemas sobrevenidos por una causa determinada. Otra cosa es la planificación, y la CHG no puede hacer ninguna obra de abastecimiento, ni de saneamiento, salvo que se llegue a firmar un convenio entre la Dirección General del Agua y el organismo que sea responsable del abastecimiento. En consecuencia la CHG solo puede actuar por encargo y mediante la firma de un convenio", pues no es su competencia.

Ello implica, respecto a la conexión de La Colada con Sierra Boyera y según ha concluido el presidente de la CHG, que "quien lo tiene que hacer es quien tiene que acabar esa obra, que está ejecutada al 90 por ciento, que ha reconocido que es de interés autonómico, que ha licitado la redacción del proyecto y que ha adjudicado ese proyecto", es decir, la Junta de Andalucía, y "esa es la realidad".

Comentarios