lunes 30.01.2023

LOS CAMBIOS COMENZARÁN EN JULIO

Vecinos y comerciantes se quejan de la falta de información sobre el nuevo plan de tráfico en el entorno de Capitulares

Las reacciones tras conocer el nuevo plan de tráfico que afectará a las calles Alfaros, Carbonell y Moran, San Pablo, Claudio Marcelo, entre otras, no han tardado en llegar.  Vecinos y comerciantes coinciden en que unas obras de esta envergadura siempre supondrá un problema principalmente de movilidad, aunque la mayoría señala que el resultado final merecerá la pena

Capitulares
Vista aérea de la calle Capitulares de Córdoba
Vecinos y comerciantes se quejan de la falta de información sobre el nuevo plan de tráfico en el entorno de Capitulares

Descontento entre vecinos y comerciantes  al conocer el nuevo plan que regulará el tráfico mientras duren las obras de peatonalización del entorno de la calle Capitulares. Los afectados achacan este malestar principalmente a la falta de información por parte del ayuntamiento, y señalan que hasta la fecha la única noticia que se tenía era el cambio de la cámara de la calle San Fernando a Alfaros. Los principales inconvenientes son el acceso restringido a la zona centro, la falta de comunicación mediante transporte público durante el periodo de las obras, ruidos, y demás molestias que acarrea una obra de esta envergadura.

Carmen es una de las afectadas. Lleva media vida trabajando en el Circulo de la Amistad, y desde los últimos 26 años ha visto diferentes remodelaciones en esta calle. Pero sin duda, ha dicho, este es uno de los cambios que más que quebraderos de cabeza traerán ya que se trata de  " una obra innecesaria a la que nos costará acostumbrarnos".

El cambio en las líneas de Aucorsa afectará a Pepe, de 69 años. Este hombre acude diariamente al centro de Córdoba para llevar a sus nietos al colegio de Santa Victoria, y ahora con la llegada del verano también hará uso del autobús para llevarlos a la escuela de verano de inglés. Pepe es consciente de que el cambio en las líneas 1,3,7,12 y C2 de Aucorsa traerán muchos inconvenientes para los usuarios y señala que "si antes tardaba ahora con el cambio, ¿qué va a ser de mí?".

Eloísa, vive en Carbonell y Morand con sus padres. Según explica, el principal problema es que sus padres son mayores y no pueden moverse, de manera que "reciben las visitas de familiares en casa" y ahora "va a ser muy complicado que vengan a verlos ya que hasta ahora podía acceder hasta la puerta de casa en coche". Al mismo tiempo, Eloísa muestra su satisfacción por que una vez finalizadas las obras la zona estará exenta de ruidos.

En cuanto a comercios, los trabajadores de bares cercanos a la zona como El Espartero o El Rincón de Ana muestran su satisfacción con el resultado una vez finalicen las obras,aunque  mientras tanto, son conscientes de la necesidad de este cambio en el plan de tráfico en la zona. Como señala Javi, "una vez peatonalizada la calle puede haber más gente fuera en la terraza , lo que nos puede beneficiar". El problema lo tendrán para el acceso a proveedores, ya que algunas calles que se incluyen en el nuevo plan no permiten el paso de vehículo de más de 1,80 metros.

Pero nunca llueve al gusto de todos. El presidente de la Asociación de Vecinos Alfaros y Puerta del Rincón, Jerónimo Carrillo, entiende que este plan se trata de un proceso "a largo plazo" y celebra que no vayan a circular autobuses por la calle Alfaros. Nos obstante , ha dicho, esta es una vieja reivindicación de la asociación, que desde hace años viene pidiendo la peatonalización total de la calle Alfaros con el fin de eliminar la contaminación y saturación acústica en la calle.

Comentarios