miércoles 06.07.2022
Cordoba Hoy

'Expediente Marlasca' de La Sexta

El Juzgado de Instrucción número 7 reabre el caso de Paco Molina para investigar en el mundo de la política donde se movía

Según el subinspector de la Policía Nacional Carlos Segarra, quienes le rodeaban podrían tener datos "que no han dado antes por miedo o por implicación en algún caso no lícito"

Isidro Molina, Manuel Marlasca y Carlos Segarra en el programa
Isidro Molina, Manuel Marlasca y Carlos Segarra en el programa
El Juzgado de Instrucción número 7 reabre el caso de Paco Molina para investigar en el mundo de la política donde se movía

A petición de la Policía Nacional, el Juzgado de Instrucción número 7 de Córdoba ha reabierto el caso de la desaparición de Paco Molina que reabra el caso, en "base a una línea sólida de investigación" que está realizando La UVED Central en torno al mundo de la política en el que se desenvolvía el joven cordobés cuando dejó de dar señales de vida aquel 2 de julio de 2015.

Según ha expuesto Carlos Segarra, subinspector de la UDEV Central, en el programa de La Sexta 'Expediente Marlasca', aunque el caso llevaba sobresalido en torno a un año y medio o dos años, "nosotros no hemos dejado de investigar".

Y en este caso los hilos de donde tirar para desenredar la madeja de este misterio parecen sólidos y giran en torno a las personas, "mucho mayores que él; no hay que olvidar que entonces tenía 16 años", que se movían en política, porque al joven cordobés "le gustaba mucho, como a otros les puede fascinar el fútbol, y ahora focalizamos nuestra atención en quienes le rodeaban dentro de ese mundo", ha añadido el responsable policial.

En este sentido, la Policía considera que esas personas, sobre las que no se han dado más detalles en el citado programa, "pudieran tener datos que no han querido aportar antes por miedo o bien por implicación en algún hecho no del todo lícito", en palabras del subinspector Segarra.

Según se ha podido saber también por el programa de La Sexta, la investigación ha corrido por una decena de países diferentes, entre ellos Rumanía, Bélgica, Reino Unido, Italia, Colombia, donde se produjo un intento de extorsión hacia la familia Molina, o incluso Irak, "con gente integrada en la Peshmerga" (la guerra contra el Estado Islámico), según el policía, quien ha acaparado que todas las vías de investigación hasta la fecha se han llevado a fondo y se han conseguido cerrar.

Por su parte, Isidro Molina, padre del desaparecido, ha señalado que desde que hace tres años que desapareció su hijo "continúa llamando a su móvil y enviándole mensajes de WhatsApp, por si acaso contesta", aunque por el momento "sin respuesta".

Comentarios