martes 09.08.2022
Cordoba Hoy

Con un coste de unos 4 millones de euros

Casetas Tradicionales elabora un proyecto para urbanizar El Arenal

Lo cederá al Ayuntamiento, que también colabora a nivel técnico en su redacción, y consistirá en urbanizar con pavimento el recinto ferial a 'cota cero' con el soterramiento del cableado eléctrico

pre feria 9
Montaje de la Feria de Nuestra Señora de la Salud
Casetas Tradicionales elabora un proyecto para urbanizar El Arenal

¿Quién iba a decirles que cuando se puso en marcha la Comisión de Feria, con una composición tan extremadamente heterogénea, se pudiera enfilar al barco hacia su meta? Lo dijo ayer el presidente de las Casetas Tradicionales, Rafael Bocero, y fue secundado por el de las Casetas Populares, Alfonso Rosero; ambos satisfechos por cómo se encamina el recinto ferial de El Arenal hacia su normalización para cobrar forma de feria andaluza.

Uno de los logros que, por cierto, se dejó en el tintero la alcaldesa, Isabel Ambrosio, a la hora de hacer balance de gestión municipal sobre este 2018 que toca a su fin, y en el que la responsable de Promoción de la Ciudad, Carmen González, es la responsable de esta buena marcha hacia ese proyecto que quieren los feriantes y caseteros cordobeses.

Eso mismo es lo que se desprende de la reunión celebrada durante la tarde-noche de ayer por parte de la Comisión, en la que las Casetas Tradicionales presentaron su proyecto para la urbanización del recinto a "cota cero". Una iniciativa que se han encargado ellos de redactarle a través de una empresa de arquitectura y que van a presentar a los te´chicos municipales en breve para seguir avanzando en la iniciativa de la mano de la Administración en materia técnica, de modo que se gane tiempo al aire confeccionándose al mismo tiempo que se adecua a la normativa local.

La misma distribución

El proyecto, básicamente, consiste en la pavimentación del espacio que ahora ocupa la Feria de Nuestra Señora de la Salud, respetando la distribución de las actuales manzanas, y eliminando el cableado aéreo, ya que las líneas y todo lo que tiene que ver con el agua y el saneamiento irán soterrados bajo tierra.

Para ello, la Gerencia Municipal de Urbanismo (GMU), presidida por Pedro García (IU), está haciendo bien sus deberes y "avanza hacia su definición definitiva como recinto ferial", para dejar de ser un parque a ser recinto con uso de parque. Un paso imprescindible para que esta iniciativa pueda ejecutarse.

Otro paso importante es que se encuentre la fórmula jurídica adecuada para lo que está pasando. Porque en esta ocasión una entidad de corte privado, las Casetas Tradicionales, es la que va a donar un proyecto al Ayuntamiento, "y eso tiene que cubrirse con ropajes de legalidad y se esta buscando cómo, aunque ya se han dado casos en otras municipios a los que se está mirando para aplicar su caso a Córdoba", ha explicado Rafael Bocero.

En cualquier caso, ambas organizaciones, que entre las dos suman prácticamente el 50% de las casetas que se instalan en la Feria, se han mostrado satisfechas con el la marcha del proyecto. Otra cuestión es la velocidad que coja una vez pasen las próximas municipales de mayo. El compromiso de hacer de El Arenal un recinto ferial fue unánime en Pleno, otra cuestión es quien gobierno en el futuro si estaría dispuesto a desembolsar el dinero que se ha calculado que costaría.

"Hablamos de unos 4 millones de euros", ha informado Rosero. Una cantidad o suficientemente grande como para pensar en una farseado del proyecto. La actuación por fases es algo que ya lo ha dado por hecho la concejal responsable. "La inversión es fuerte y no se va a hacer de golpe", ha dicho Carmen González. Una lógica que comparte el propio Bocero. Sin embargo, desde las Casetas Populares se piensa que dentro de un presupuesto mayor de gran ciudad, y teniendo en cuenta que en las arcas municipales hay más de 100 millones para ser invertidos, la actuación bien podría ejecutarse de golpe. Evidentemente no para la próxima edición de la Feria, pero sí quizá para 2020.

FERIA MARTES21

En un par de meses el proyecto de las Casetas Tradicionales estaría elaborado consensuado con los técnicos del Ayuntamiento. A partir de ahí dependerá de la voluntad política y, "aunque el proceso de licitación y adjudicación supera el año, las obras propiamente dichas se podrían hacer en menos de un año", a calculado Alfonso Rosero.

El espacio que quedaría sería similar al actual, pero con pavimento y quizá una serie de calles de servicios tras las casetas donde se ubicarían las tomas y conexiones eléctricas y de agua. Eso significa que cabrían perfectamente el centenar de casetas que se están instalando últimamente, "aunque lo suyo sería recuperar la cifra de 120 que llegó a haber en su día", ha puntualizado Rafael Bocero. Una idea que no sería descabellada con el atractivo que ganará el recinto una vez esté ejecutada la urbanización.

El siguiente paso, en opinión de ambas organizaciones es que se permitiera dejar una mínima infraestructura, a modo de fachada, como ocurre en la calle Guadalquivir, de modo que permitiera un montaje y desmontaje de casetas más barato, pero al mismo tiempo de mayor calidad. Pero eso, por el momento, entra dentro de los futurible.