sábado 27.11.2021

SADECO Y LA UCO ESTUDIARÁN ESTE FENÓMENO PARA BUSCAR UNA SOLUCIÓN

Córdoba cuenta con más de 1.000 gatos callejeros repartidos en 60 colonias

Las colonias con mayor número de felinos son las de los Jardines de Juan Carlos I, junto al Rectorado de la UCO, y la del Vial Norte y la idea del Ayuntamiento, en colaboración con la Universidad, es llevar un control estricto

gato
Un gato deambula por las calles de la capital cordobesa
Córdoba cuenta con más de 1.000 gatos callejeros repartidos en 60 colonias

Actualmente en Córdoba viven entre 1.000 y 1.500 gatos que de forma "totalmente descontrolada" campan a sus anchas por las calles de la capital. Estos felinos, que se reparten en unas 60 colonias, pueden transmitir distintas enfermedades, como la toxoplasmosis y la tuberculosis, además de generar una importante contaminación medioambiental. Así lo ha explicado esta mañana el responsable del Departamento de Sanidad Animal de la Universidad de Córdoba (UCO), Antonio Arenas, quién ha señalado que la tarea que se ha propuesto el Ayuntamiento, a través de Sadeco, es la de "coger al toro por los cuernos" y ello consiste en llevar un control de la población de estos animales. Las colonias con mayor número de felinos son las de los Jardines de Juan Carlos I, junto al Rectorado, y la del Vial Norte.

El estudio analizaría desde el número de gatos que hay en Córdoba, dónde viven, qué comen, y cuál es su estado de salud. Para ello, Sadeco, en colaboración con la UCO, gracias a un convenio que se ha materializado este mismo viernes, tomarían muestras de estos animales para conocer cómo se encuentran y, posteriormente, se procedería a su vacunación y castración, ya que la intención es la de crear una "colonia cerrada".

Gatos castrados

Este término significa que una vez castrados los gatos no podrían reproducirse entre ellos, de manera que poco a poco los gatos, y con ellos las colonias, irían desapareciendo. Hay que resaltar que en ningún momento lo que se plantea es el sacrificio de animales, ya que incluso si algunos de los gatos recogidos estuvieran enfermos, se les trataría y curaría, siempre y cuando la enfermedad tuviera cura, para después devolverlos a sus colonias.

El jefe de departamento de Sanidad Animal de Sadeco, Enrique Flores, señala que lo que se plantea es "seguir la línea comenzada en otras ciudades", donde los gatos son vacunados, castrados y alimentados por voluntarios. Flores ha explicado que en todo momento se trabajará tanto con vecinos como con asociaciones protectoras de animales.

Comentarios