HOMOFOBIA EN CÓRDOBA

Colectivos LGTBI afean que Vox obligara a retirar una bandera multicolor en el último Pleno de junio

En su opinión, Vox "ha irrumpido en el tablero político generando rabia sobre nuestro colectivo"
La bandera multicolor del colectivo LGTBI que PSOE y Hacemos han llevado al Pleno FOTO RAFA MELLADO SENIOR
photo_camera La bandera multicolor del colectivo LGTBI que PSOE y Hacemos han llevado al Pleno FOTO RAFA MELLADO SENIOR

Desde la Asociación LGTBI Libérate y la mesa LGTBI del Ayuntamiento de Córdoba se ha hecho publico, a través de un comunicado, "nuestro pleno desacuerdo" ante la actuación de la portavoz de Vox, Paula Badanelli, en el último Pleno ordinario, correspondiente a junio, en el que pidió que se retirara una manera multicolor en representación del colectivo gay y otras sensibilidades sexuales ya que "sólo llevan al odio y al enfrentamiento".

Según el comunicado, Bandanelli señaló que "abre una puerta peligrosa, ¿una puerta peligrosa hacia dónde?, ¿cuál o dónde está el peligro? ¿Qué tiene de malo mostrar en el Pleno la ideología de apoyo a los derechos humanos?", se preguntan en la nota, para añadir que "entendemos por ideología, según la RAE, el conjunto de ideas fundamentales que caracteriza el pensamiento de una persona, colectividad o época, de un movimiento cultural, religioso o político, etcétera". 

Si, por ende, la ideología es un conjunto de ideas fundamentales de una persona, "¿es malo creer en una normativa internacional que abogue y promueva el respeto entre seres humanos, la solidaridad y el respeto entre pueblos y ciudadanos? ¿A qué se debe ese odio y rechazo a expresar una ideología pro-derechos humanos en un pleno de un Ayuntamiento?".

Frente a eso, la nota cita los textos europeos e internacionales más relevantes en materia LGBTI. Son documentos que muestran el respeto a la diversidad a través de principios, informes y declaraciones de vigencia mundial y que constituyen la esencia de la protección a los derechos humanos del colectivo LGTBI: Principios de Yogyakarta (2007); Agencia Europea Derechos Fundamentales-Informe situación de las personas LGTB en Europa (2013); Directiva relativa a la igualdad de trato en el empleo (2000); Directiva de igualdad racial UE (2000); Informe Lunacek. Hoja de Ruta contra la Homofobia y la discriminación por motivos de orientación sexual e identidad de género del Parlamento Europeo (2013); Declaración Universal Derechos Humanos (10 diciembre de 1948). 

Dentro de la normativa estatal está la Ley 4/2023, de 28 de febrero, para la igualdad real y efectiva de las personas trans y para la garantía de los derechos de las personas LGTBI o la Ley 13/2005, de 1 de julio, por la que se modifica el Código Civil en materia de derecho a contraer matrimonio.

"¿Están, entonces, todos los países democráticos equivocados en relación a la defensa de los derechos humanos en general y en concreto del colectivo LGTBI? ¿son diferentes o debe protegerse menos los de nuestro colectivo? ¿y si apelamos al espíritu de concordia del 78 y dejamos el odio a un lado?", insisten. 

En su opinión, Vox "ha irrumpido en el tablero político generando rabia sobre nuestro colectivo", y nadie necesitaba echar leña al fuego, ni generar conflictos donde no los había. "Una forma de ganar votos en la que todo vale, sea como sea, aún pasando por encima de los derechos humanos". Ante esas actitudes, la nota señala que el "noble ejercicio de la política debe ser, como su propio nombre indica, noble, ejerciendo una política basada en procurar lo mejor para nuestros conciudadanos, no solo en promover el empleo y la economía, sino también en incentivar valores positivos de respeto y fraternidad". 

Y es que hay que tener en cuenta que algunos ciudadanos más exaltados y poco amigos de los derechos humanos "se ven alentados y legitimados" a ejercer cualquier tipo de violencia cuando su político de referencia les anima a ello a través de discursos de odio hacia determinados colectivos. Así, los políticos que ejercen políticas de censura a los derechos humanos y que en redes sociales se expresan con un trazo bastante grueso "promueven el odio y son responsables de que se señale con el dedo a nuestro colectivo". 

"¿Ésta es la función de la noble política?, ¿enfrentar a los ciudadanos?, ¿llenarnos de odio y de ira los unos contra otros?, ¿enfrentar a amigos y familiares por discutir si se deben respetar los derechos humanos?, ¿esta es la imagen y proyección internacional que queremos dar como país?, ¿nos elegirían como un país seguro para visitarnos o realizar inversiones y negocios?, ¿Queremos dar pasos hacia atrás?", se siguen preguntando.

Para rematar el comunicado incidan: "Señora Badanelli y señores de Vox: Sus políticas sí que abren una puerta peligrosa, y no una humilde e inofensiva bandera que sólo promueve el respeto y la paz entre los seres humanos".

En ese Pleno todos los grupos municipales, excepto Vox, estaban de acuerdo en hacer una declaración institucional apoyando al colectivo, sin embargo, ese partido "impone su veto sobre una mayoría social y plural que aboga por el respeto a la diversidad, y la inclusión; este partido que dispone de tres representantes no puede imponer su veto permanente en el pleno pues en el ejercicio de la política también está desarrollar una política responsable".

Igualmente, en la nota