martes 29.11.2022

MUNDO LABORAL

Una "brecha" de 3.430 euros de media

Un informe de CCOO sobre las diferencias laborales entre hombres y mujeres deja en entredicho la "igualdad" de sexos al menos a la hora de cobrar un sueldo

Rafael Rodríguez y Evangelina Cabanillas
Rafael Rodríguez y Evangelina Cabanillas durante la presentación de una campaña
Una "brecha" de 3.430 euros de media

La brecha salarial entre mujeres y hombres se situó en la provincia de Córdoba en el 22,9% en 2015, último año del que se tienen cifras oficiales, según se recoge en el informe elaborado por la Secretaría de la Mujer de CCOO de Andalucía con motivo del Día de la Mujer, que indica que las cordobesas ganaron 3.430 euros menos anuales de media que los cordobeses.

La secretaria de la Mujer de CCOO de Córdoba, Evangelina Cabanillas, ha recordado, a través de un comunicado del sindicato, que la brecha salarial se ha visto agravada en los últimos años como consecuencia de la crisis, las políticas de recortes y por los cambios legislativos introducidos por la reforma laboral de 2012, que, además, ha generado una devaluación salarial más profunda que la que se estaba produciendo en el mercado laboral.

El menor salario de las mujeres puede explicarse mediante los factores que condicionan su acceso laboral en igualdad con los hombres y el logro de un salario similar, como el tipo de jornada y de contrato, el nivel educativo o la ocupación. Por poner un ejemplo, mientras el 8% de los hombres trabaja a jornada parcial en Córdoba, esta cifra se incrementa hasta el 26,3% en el caso de las mujeres que sólo disfrutaron del 2,97% de los 5.554 contratos indefinidos que se formalizaron el pasado año en la provincia.

Trabajos con sueldos bajos

Además, las mujeres se concentran en sectores y ocupaciones en las que las remuneraciones son más bajas y las oportunidades de formación y de "carrera profesional" son limitadas. El trabajo a tiempo parcial implica menor salario no solo por el número de horas trabajadas, sino también porque se cobra menos por hora. En el caso de las mujeres, las que trabajan a jornada parcial cobran un 26% menos por hora que las que lo hacen a tiempo completo. 

A esto se une que las personas contratadas temporalmente también ganan menos que las que tienen de un contrato indefinido y aunque la elevada brecha salarial entre sexos se produce en todas las ocupaciones, indistintamente de su mayor o menor grado de cualificación, en términos de ganancia por hora, la brecha salarial entre ambos sexos es menor en el grupo de ocupaciones "alta" (directivos, técnicos y profesionales y técnicos de apoyo) que en el grupo "media" (administrativos, servicios, trabajadores cualificados agricultura, construcción e industria) y "baja" (trabajadores no cualificados).

Sadeco 2

Igualmente se constata que a más educación más salario, si bien el mayor nivel de formación de las trabajadoras no se traduce en un mayor salario medio. "Todo ello, unido a que las mujeres asumen, casi en exclusiva, las tareas de cuidados, condiciona su desarrollo profesional", ha remarcado Cabanillas, quien ha añadido que "la lucha contra todas las discriminaciones de género laborales y sociales, que se visibilizan en la brecha salarial, debe ser una prioridad".

En este sentido, la responsable sindical hizo hincapié en que es necesario un cambio del modelo productivo y actuar decididamente para eliminar la segregación laboral por razón de género a través de medidas que fomenten el valor de las actividades feminizadas mediante la adopción de condiciones que mejoren la profesionalización y las condiciones labores, pero también mediante la creación de empleo de calidad.

Contratación indefinida

Así, se debe impulsar la contratación indefinida a jornada completa, negociar planes de igualdad de calidad basados en la realización de diagnósticos objetivos, incidiendo en el análisis de las retribuciones, desglosadas por salario base y los diferentes complementos y, por supuesto, la derogación de las reformas laborales que han impuesto medidas regresivas y elementos discriminatorios en el acceso de las mujeres al mercado laboral que merman el principio de igualdad de oportunidades entre mujeres y hombres. 

Dicho informe también revela que Córdoba es una de las tres únicas provincias españolas en las que el salario medio femenino se situó por debajo de los 12.000 euros. En concreto, el salario medio de las mujeres cordobesas fue en 2015 de 11.536 euros, lo que representa el 71,5% del salario medio femenino en el conjunto del país, mientras el salario medio masculino se situó en los 16.153 euros en 2015.

opositora biblioteca estudiante

Si bien la brecha salarial en Córdoba se situó en el 22,9%, cabe resaltar que en el sector de servicios sociales, un sector muy feminizado, ésta se incrementa hasta el 53,5% o en la agricultura llega al 51,1%, siendo el sector de construcción y servicios inmobiliarios el que presenta menor diferencia salarial, con un 17,7%.

Menos de 648,60 euros

Otro de los datos preocupantes para CCOO es que del total de mujeres asalariadas en la provincia de Córdoba en 2015 (141.541), más de la mitad, en concreto, el 56,5% ganaron menos del salario mínimo interprofesional (SMI), que ese año fue de 648,60 euros mensuales. De éstas, casi el 42% ganaron menos de la mitad del SMI.

La menor tasa de actividad, la mayor tasa de paro y de temporalidad, así como de parcialidad afectan también a las prestaciones y pensiones que reciben las mujeres cordobesas. La pensión media de las mujeres en la provincia fue de 9.819 euros en 2015, un 26,3% inferior a la de los hombres que percibieron de media 13.317 euros.

Igualmente ocurre con las prestaciones por desempleo. Las mujeres cordobesas recibieron una media de 2.969 euros en 2015, lo que supone un 5.9% menos que los hombres.

Comentarios