viernes 20.05.2022
Cordoba Hoy

COMERCIO MINORISTA

El Ayuntamiento pone sobre la mesa 800.000 euros para aplicar este mismo año el Bono 10

Los usuarios podrán descargarse un máximo de 10 bonos y se aplica ese descuento a cada compra con un valor de 30 euros
comercio 3333
Comercios y clientes tendrán este mismo año por fin el Bono 10
El Ayuntamiento pone sobre la mesa 800.000 euros para aplicar este mismo año el Bono 10

La Junta de Gobierno Local (JGL) ha aprobado por fin esta mañana las bases para aplicar el Bono Comercio o Bono 10, cuya finalidad es estimular el consumo en el pequeño comercio de Córdoba, según ha informado el concejal de Comercio, Antonio Álvarez (Cs).

Los objetivos son tratar de ayudar a autónomos y empresas del sector y a todo el comercio al menor y conseguir un aumento de las ventas por parte del comercio minorista, además de estimular la demanda.

En un principio, Álvarez ha hablado de una cuantía estimada de 400.000 euros, a los que “hay que sumar más 264.000 que ya están presupuestados”. No obstante, el concejal ha indicado finalmente te que la idea es que el Ayuntamiento acabe poniendo sobre la mesa 800.000 euros, “que acabarán movilizando en el periodo que dure esta campaña 2,5 millones de euros en el comercio”.

De hecho, la campaña está pensada para el presente 2022 y los pasos siguientes son publicar la convocatoria y las bases, ya que el pliego de contratación requiere de una empresa empresa gestora o colaboradora que pondrá en marcha la plataforma necesaria para desarrollar las actividades del bono, y, a su vez, “tendrá un acuerdo con una entidad financiera encargada de realizar los pagos”.

El máximo a percibir en esta ayuda por cualquier empresa será de 300 bonos de 10 euros cada uno, es decir 3.000 euros. Por su parte, los beneficiarios indirectos son los ciudadanos y ciudadanas, que se podrán descargar un máximo de de 10 bonos, lo que supone tener en su poder 100 euros para gastar.

A efectos prácticos, cada 10 euros de ayuda se aplican a 30 euros de compra; de ellos, 20 euros los paga el ciudadano y 10, el Ayuntamiento. Por tanto, en proporción, por cada 60 euros el Ayuntamiento abona 20 euros y así hasta llegar al máximo que serían de 100 euros bonificados para compras de 300.

Son, además, según ha recordado Álvarez bonos nominativos e identificados. De modo que si se produce una compra y luego se devuelve, esa evolución se efectuará por parte del establecimiento su parte en metálico y en principio se anulará el bono, pero se le volvería a reactivar al comprador siempre que dentro del plazo de la campaña quiera volver a utilizarlo.

Comentarios