martes 16.08.2022

COSMOS

Aire Limpio denuncia amenazas a miembros del colectivo y del Gobierno municipal

Muestra su preocupación por el clima de tensión creado, en su opinión, por la empresa

Cementera de Cosmos en Córdoba capital
La Plataforma Aire Limpio denuncia amenazas por parte de personas contrarias a la paralización de la valoración de residuos
Aire Limpio denuncia amenazas a miembros del colectivo y del Gobierno municipal

La plataforma Córdoba Aire Limpio ha constatado con preocupación el incremento de las amenazas que están recibiendo tanto miembros de la plataforma como del Gobierno municipal por parte de personas en desacuerdo con el acuerdo de la Gerencia Municipal de Urbanismo de prohibir durante un año la actividad industrial que utilice combustibles alternativos para la generación de energía.

La plataforma entiende que es “de sentido común” que la ciudad se dote de una ordenanza municipal que regule en qué emplazamientos podría autorizarse esta actividad y en qué emplazamientos, por su proximidad a zonas escolares o residenciales, no podría autorizarse.

Según la Plataforma, ante el anuncio de la regulación de esta actividad con carácter general, la multinacional brasileña Votorantim, propietaria de la fábrica de cementos Cosmos, en la que se pretende sustituir hasta un 30% del combustible convencional que utiliza en el proceso de fabricación por combustibles alternativos, “ha respondido con la amenaza de despidos o incluso del cierre de la fábrica”, una amenaza que la plataforma estima que es un chantaje a la ciudad pues pretende enfrentar el derecho a la salud de la ciudadanía con el empleo, argumento reiteradamente utilizado por los sucesivos propietarios de la fábrica desde que esta empezó a funcionar en los años 30 del siglo pasado siempre que los vecinos y vecinas se han movilizado exigiendo medidas contra la contaminación ambiental provocada por la cementera.

En este sentido, la Plataforma insiste en que “los propietarios de la fábrica nunca han adoptado iniciativas de mejora de su sistema de fabricación para evitar emisiones perjudiciales para la población salvo cuando la presión ciudadana así se lo ha exigido; y a estas reivindicaciones siempre han respondido con amenazas de reducción de los puestos de trabajo, lo que es absolutamente falso, pues nunca se han producido despidos motivados por reivindicaciones ciudadanas, sino por las políticas e intereses económicos empresariales”.

“Esta amenaza ha creado un clima de crispación en la ciudad que ha ido subiendo de tono –desde increpaciones en lugares públicos hasta llamadas telefónicas a domicilios particulares- hasta llegar a la situación actual en la cual se cruzan mensajes en las redes sociales con advertencias de agresión que deberían ser objeto de investigación policial”, dice la Plataforma.

La plataforma, que en la actualidad está desarrollando un campaña informativa por toda la ciudad presentando sus argumentos a aquellos colectivos ciudadanos interesados, quiere mostrar especialmente su solidaridad con el presidente de la Gerencia Municipal de Urbanismo, Pedro García, “que está siendo objeto de estas amenazas con especial reiteración”, afirma.

Comentarios